martes, 6 de marzo de 2018

El Bulldog de Aston Martin

La empresa Aston Martin presentó su prototipo llamado Bulldog, en el año 1980. La idea de la automotriz británica era demostrar que podía construir un súper vehículo para poder circular en la calle.


Si bien el motor de 8 cilindros de 5,34 litros de cilindrada podía llevarlo a 300 kilómetros por hora no fue pensado como auto de competición. El motor era turbo sobrealimentado, pero Aston Martin no reveló la potencia.

Eso sí, la aceleración de 0 a 96 kilómetros por hora era de solo 5,1 segundos, y en 10,1 segundos podía estar viajando a 160 kilómetros por hora. La caja de velocidades era de cinco marchas hacia adelante.

El chasis era multitubular y contaba con barra antivuelco integral. El interior del Aston Martin Bulldog era solo para dos personas. Las que ingresaban al habitáculo por medio de puertas del tipo ala de gaviota, que tenían accionamiento eléctrico. La carrocería de aluminio tan solo tenía una altura de 1.092 milímetros.

Entre su equipamiento estaba el aire acondicionado, radio estéreo, interior alfombrado, asientos de cuero y paneles de madera de nogal. Aunque era un súper deportivo con todas las letras la empresa Aston Martin no planeaba fabricarlo. Si manifestaba, en ese momento, que seguiría trabajando en los prototipos. La fotografía la tomé de la revista Su Auto número 11 del mes de octubre de 1980.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.