sábado, 21 de octubre de 2017

Autobomba Matchbox

La autobomba que veremos en esta nota sabatina, de la sección “Garaje Miniatura” es otro de los “autitos de colección” de mi infancia. Uno más de los Matchbox que perdió su caja de cartón original por el paso del tiempo.


El año pasado vimos, en esta misma sección, otra autobomba, pero de la serie King Size, los Matchbox de la escala 1:43. Pero otra versión y de origen inglés. En este caso es una autobomba de Estados Unidos, al menos eso parece representar.


La pieza está en buen estado, aunque presenta algunas cachaduras. Seguramente de los juegos de mi infancia, o por no tener una caja que lo resguarde. Lo cierto que llegó hasta la actualidad desde la década del sesenta.


Además tiene lo que los coleccionistas denominan “Regular Wheel” por tener las ruedas de plástico de color negro. Esto es anterior a la serie Superfast que comenzó a traernos Matchbox con llantas deportivas a partir del año 1968.


Imagino que esta autobomba habrá despertado el interés por más de un juego. Seguramente fue así y sobre la mesa libro de formica blanca con manchas negras del comedor de mi casa. El escenario, como siempre, la colcha de planchar robada a mi tía abuela por un rato.


Las autobombas siempre llaman la atención de los chicos. Desde el color, aunque ahora hay una tendencia a usar el amarillo limón. Esto es por una cuestión de mayor visibilidad. Ya las autobombas de los aeropuertos estaban pintadas de este color.


Pero para un chico de los años sesenta las autobombas eran rojas, como esta que vemos hoy en esta nota. Aunque este modelo tiene la luz del techo de color azul. A diferencia del color rojo que podíamos ver en las calles argentinas.


No recuerdo exactamente cuándo llegó a mis manos, pero estimo que hacia finales de la década del sesenta. Desde entonces me acompaña junto a los otros amados Matchbox de la infancia. Siempre esperando que alguien los haga rodar en algún juego.


Juegos que fueron parte del aprendizaje para llegar a ser adultos. Aunque no nos diéramos cuenta. Aunque solo fuera un divertimento. Pero juegos que no deberíamos abandonar al llegar a la adultez. Estas notas sabatinas son parte de un juego, pero de un adulto que jugó con sus Matchbox en su infancia.


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha:


Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario