sábado, 23 de abril de 2016

Camión volcador Scammell

Hemos visto en esta misma sección “Garaje Miniatura” otro camión Scammell, pero que era una grúa de la empresa Esso. Hoy conoceremos otra pieza de los “autitos de colección” de mi infancia: un camión Scammell volcador.



Si bien en Argentina había camiones volcadores los más comunes eran los que tenía una tapa en la parte trasera de la caja volcadora. Este tipo que vemos hoy era más probable encontrarlo en movimientos grandes de tierra o afectados a trabajos en minería.


Como siempre este Matchbox King Size número 19 tiene su caja original con la cual llegó desde la Librería San Agustín, que estaba a la vuelta de mi casa, donde mi padre José Lorenzo Uldane los compraba. Hasta tiene el precio en lápiz de lo que le costó a finales de los setenta o principio de los setenta.


“Tenés que cuidarlos porque son de colección”, fue el mandato de mi padre. Y lo cumplí bastante bien para poder mostrarlos a todos ustedes luego de más de 45 años de haber jugado con ellos. Porque jugué, pero a estos los cuidé mucho. Aunque algún rayón tienen, o se les saltó algún pedacito de pintura de sus carrocerías.


Lo importante era divertirse con estos Matchbox pero no destruirlos. Tuve otros que pasaron por ese proceso, pero cuando era más chico. También tuve, y tengo, los Matchbox de la escala 1:64, ya los verán cuando terminemos con estos de la escala 1:43.


Este camión Scammell era similar a la grúa, que ya vimos en esta misma sección, incluso también con doble eje trasero. El estado general de la pieza es bueno con algunas cachaduras en la pintura propias de los juegos de la infancia. Pero nada grave.


Tal vez este camión inglés era parecido, no por la marca, sino por las funciones a muchos vehículos similares en Argentina. Que ayudaron a realizar construcciones a lo largo y ancho del país.


La particularidad era que no tenía guardabarros traseros por eso imagino un uso más fuera de caminos, como movimientos de tierra con grandes construcciones, como puentes o rutas.


Me imagino que en mis juegos trajo y llevó grandes cantidades de tierra, u otros elementos, de un lado a otro de mis escenarios imaginarios sobre la mesa donde se comía y planchaba en mi casa.


Mesa libro con laminado de Formica que al desplegarse permitía a seis personas comer cómodamente. Esa era la base de mis escenarios, con colcha de planchar como superficie, donde este Scammell y otros Matchbox, grandes o chicos, corrieron de un lado para otro.


Jugué hasta el inicio de mi adolescencia con los Matchbox y creo que esos juegos fueron la formación necesaria para poder seguir por la vida y desembocar en editor de una página que se dedica a los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.