Lenguaje claro

sábado, 23 de enero de 2016

Mercedes, ambulancia alemana

Hace pocos días atrás, y gracias a un video que compartiera Marcelo de Sande en Archivo de autos, vi una rural Mercedes-Benz tirando una casa rodante en uno de los “embotellamientos” que se hacen sobre la Ruta Histórica 7 en Francia cerca de la localidad de Lapalisse. Cuando lo consulté a Alejandro Ochnio, gran conocedor de la marca alemana, me contó que las rurales en los años sesenta fueron hechas para ser usadas como ambulancias o repartos a domicilio, me gusta más que la palabra “delivery”, tan en boga en estos tiempos que corren.



Así que para arrancar con esta nueva sección elegí de los autitos de colección de mi infancia la Mercedes Benz Binz Ambulancia que la empresa Lesney fabricara para la marca Matchbox de la serie King Size número 6. Estos eran los autos a escala grandes de Matchbox. Por lo que visto entre mis autitos de antaño no responden a una escala sola, sino que son diferentes escalas.

Porque no todos los vehículos, en especial los camiones, responden a la escala. La ambulancia Mercedes Benz Binz, por el carrocero alemán que las hizo, parece ser de la escala 1/43. Pero como no soy un coleccionista especializado no lo sé a ciencia cierta. Por eso en esta sección no hablaré de datos técnicos, ni del auto a escala, ni del real, sino de sentimientos y recuerdos.


El recuerdo que me asalta la memoria es que me gustaba mucho esta rural alemana fabricada por una empresa británica de autos a escala. Lo que no imaginaba era, primero que tendría un sitio en Internet para hablar de estos autitos que me acompañaron en mi infancia, y segundo, que la marca Mercedes Benz estaría muy ligada a mí.


Faltaban más de treinta años para que mi padre, José Lorenzo Uldane, se decidiera a comprar una rural Mercedes Benz 170 SD del año 1955. Pero antes de eso, y gracias a que mi padre me compró, tuve una rural de la misma marca. En un modelo más moderno y encima ambulancia. Con la cual jugué mucho, pero con la recomendación, siempre presente de mi padre, que los cuidara.

Eso se puede apreciar en las fotos que ilustran esta primera nota de la sección “Garage Miniatura”, conservé hasta la caja original de la Mercedes Benz Binz ambulancia. Gracias a Internet me enteré, luego de unos 45 años, que Binz es un carrocero alemán dedicado a realizar ambulancias, coches fúnebres y otras carrocerías especiales sobre automóviles alemanes.


Una de las cosas que siempre me gustó de la ambulancia de Matchbox era que tenía hasta la camilla en su parte trasera. Pero lo mejor de todo era que sus ruedas delanteras giran si cambiabas la dirección del autito cuando jugabas con él. Además de abrir sus puertas delanteras y el portón trasero.


Porque esta sección tendrá presente todo el tiempo el juego. Que también es un ingrediente permanente de Archivo de autos. Sino no existiría una sección llamada “La Preguntita del Domingo” que sale por Facebook, Blogger, Google+, Autonautas y Paperblog. El juego es algo que nos acompaña toda la vida y cuando dejamos de hacerlo comenzamos a morir de a poco. Es como no querer aprender nada más. Siempre hay tiempo para jugar y aprender. De eso se trata la vida y todo teñido de humor. Sin esto último la vida es muy miserable.

Pero dejemos de filosofar y volvamos a la ambulancia Mercedes Benz que me acompañó en muchos juegos y junto a otros Matchbox King Size que me hicieron disfrutar en mi niñez. Autitos de colección, como se les decía por entonces, que mi padre compraba en la Librería San Agustín que estaba en la Avenida Las Heras en el barrio porteño de Recoleta. Eso quedaba al lado de mi casa. Aunque mi casa era un tanto rara por estar al lado de una calle que terminaba en escalera.


Si algo faltaba para ser el antecedente de todo esto que se llama Archivo de autos, es que me crié “arriba” de una estación de servicio de la empresa Esso. Que quedaba al lado de la librería mencionada. Todavía está la estación Esso en la esquina de Avenida Las Heras y Galileo. La librería pasó a mejor vida como le sucede a muchos comercios en Argentina.


Pero se mantiene viva en los autitos Matchbox y en Juan Mohr, amigo de mi padre, que trabajó en la Librería San Agustín. Gracias a él tuve un contacto muy directo con los autitos Matchbox en los dos tamaños que se importaron a Argentina. Ya veremos los más chicos en otros sábados de este año que comenzó hace poco.

Recuerdo que armaba “escenarios” para jugar. Uno de ellos era usando una tela gruesa que se usaba para planchar. Así la mesa del comedor se convertía, por una tarde, en desniveles y caminos que estaban en mi mente. Como esos relatos que suelen aparecer los días domingos en Archivo de autos.


Jugué con esos autitos Matchbox hasta mi ingreso en el secundario. Cuando otros chicos de mi edad se dedicaban a otras cosas, yo seguía jugando. Creo que lo sigo haciendo y eso, en parte, te mantiene joven. Aunque tu pelo ya no esté en la cabeza y el que queda este de color blanquecino.


Archivo de autos tiene varios seguidores que se dedican con pasión, como debe ser, al automodelismo. En especial seguidores del blog de Blogger, algunos de los cuales son de España, aunque también hay varios de Argentina, como Sebastián Torres que tiene su blog en WordPress: “1:43 Ortúzar”, del cual soy seguidor. Pero lo interesante que a Sebastián lo conocí personalmente en el encuentro de autos que se hizo en Los Cardales por parte de Autos Clásicos Los Cardales.

Imagino que esta sección, espero, sea del agrado de todos ellos que tienen colecciones increíbles y que se esmeran en presentarlas en sociedad, por citar a uno de ellos: El Garaje Algabeño. Pero podría estar citando a otros por la pasión que ponen en sus posts y los conocimientos que expresan al mostrar sus autos a escala. Incluso quiero que todos ellos sean críticos y aporten datos sobre los autitos de colección, como los llamaba de chico, que se mostrarán cada sábado del 2016.


Para terminar con esta primera entrega le dedico esta nota de la ambulancia Mercedes Benz Binz a Alejandro Ochnio, a esta altura del partido, un amigo fierrero conseguido a través de Internet y unido por la pasión enfermiza de los viejos autos que supimos conseguir. Como le digo siempre el “virus Archivo de autos” nos contagió a todos. Y lo peor es que no tiene cura…

Les dejo los enlaces de los blog de automodelismo mencionado en la nota:
El Garaje Albabeño: http://asivianes.blogspot.com.ar/

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.