Lenguaje claro

viernes, 9 de octubre de 2015

Nuevo 500, el reemplazo del Topolino

En el año 1955 con la aparición del Fiat 600 se dejó de fabricar el mítico Fiat 500 C, más conocido como Topolino, que había comenzado a fabricarse en el año 1936 con la denominación 500 A. Hubo que esperar hasta el año 1957 para que Fiat SpA (Società per Azioni) lanzara el 500 Nuova. Ahora el Topolino tenía su reemplazo.

Publicidad de la revista Time del año 1957.


Muchos creen que el Fiat 600 salió después que el Fiat 500 Nouva, pero no fue así. Fiat lo lanzó luego de comprobar que había quedado un sector del público comprador que buscaba un automóvil más chico y más utilitario que el 600.

Así el nuevo 500 tenía un motor refrigerado por aire de dos cilindros opuestos horizontalmente con una cilindrada de menos de 500 centímetros cúbicos y con unos escasos 13 CV. Pero servía como primer auto o segundo en los hogares más holgados de dinero. Incluso hubo una versión que se exportó a Estados Unidos.

De eso se trata la vieja publicidad de este viernes del modelo del 500 del año 1957 que se ofrecía al mercado estadounidense. La película de computación animada Cars, y la secuela Cars 2, homenajean a este auto en el personaje del gomero del pueblo, Luigi.

Traía su techo de lona, que se aprecia enrollado, en la publicidad. La modelo al frente nos lleva a los finales de la década del cincuenta. Toda una estampa de la moda femenina de aquellos años.

La fotografía tiene crédito: Haertter. Buscando en Don Google descubrí que fue una fotógrafa de moda: Elsa Haertter. Era una alemana que parece desarrolló su actividad en Italia donde murió en el año 1995. Por eso la foto de esta publicidad es más de moda que de autos, aunque publicite al Fiat 500 de 1957.

La publicidad apareció en la revista Time el 28 de octubre de 1957 y es otra de las piezas gráficas salidas del archivo que ilustra las notas diarias de Archivo de autos, el sitio de los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.