Lenguaje claro

jueves, 22 de octubre de 2015

El BMW 321, sucesor del 319

La empresa BMW (Bayerische Motoren Werke) comienza su actividad automovilística cuando adquiere la empresa Dixi, que fabricaba el Austin Seven bajo licencia. Así fueron los inicios de la marca alemana en la fabricación de automóviles en el año 1928. Si bien la empresa tenía su nacimiento en el año 1916 y se dedicaba a fabricar motores de aviones.

Arriba: BMW 321 cabriolet del año 1938. 
Debajo: BMW 326 berlina del mismo año.


También construyó motores para camiones y embarcaciones cuando, al finalizar la Primera Guerra Mundial, se le prohíbe a Alemania construir aviones. En el año 1923 comenzaron a fabricar motores para motocicletas de 2 cilindros opuestos horizontalmente de 500 centímetros cúbicos con transmisión cardánica.

En el año 1933, Fritz Fiedler, desarrolla el primer motor de 6 cilindros en línea para la marca BMW que se montó en el modelo 303. Luego vino el BMW 315 y los éxitos deportivos para la marca alemana. El BMW 315/1 fue el que consiguió los galardones en las competencias deportivas. Tal fue el éxito que el modelo 315 se mantuvo en producción hasta después de finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Fritz Fiedler, en el año 1935, desarrolla el motor de 6 cilindros en línea de una cilindrada de 1.911 centímetros cúbicos que sería su obra maestra. Tan bueno fue este motor que se lo usó en toda la producción antes de la Segunda Guerra Mundial. En el año 1936 se lo monta en el modelo 319 y alcanzaba una velocidad máxima de 110 kilómetros por hora.

Hasta que se creó el modelo 319/1 que era la versión deportiva que siguió sumando éxitos para la marca BMW. Luego el 319 fue mejorado en el tipo 329 casi idéntico pero más moderno en sus líneas. Más tarde se lo reemplazó por el tipo 320 y a este le siguió el tipo 321 que hoy veremos cómo era.

En las dos fotografías vemos, arriba, la versión cabriolet del BMW 321 del año 1938 con motor de 6 cilindros en línea con una cilindrada de 1.971 centímetros cúbicos con una potencia de 45 CV a 3.750 revoluciones por minuto que le permitía alcanzar los 115 kilómetros por hora.

Debajo la berlina de cuatro puertas BMW 326 del año 1938 con el mismo motor pero con 50 CV de potencia alimentado con dos carburadores Solex. Además tenía frenos hidráulicos en las cuatro ruedas y tuvo éxito de ventas. Se lo fabricó entre los años 1936 y 1939.

El primitivo motor de 6 cilindros en línea de 1.911 centímetros cúbicos sería, con las sucesivas mejoras, el que movería los BMW de pre-guerra, incluso después de finalizado el conflicto bélico en Europa.

Las fotografías de los BMW 321 y BMW 326 fueron tomadas de la Enciclopedia Salvat del Automóvil editada en Argentina en el año 1976 y que no hizo conocer a estos viejos modelos de la marca alemana.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos