jueves, 1 de octubre de 2015

Charles Metz y su automóvil

Según una vieja publicidad de la revista Caras y Caretas los automóviles de la marca Metz se comercializaron en Argentina. Eso fue alrededor del año 1917 y posiblemente la publicidad ofrecía al mercado argentino el modelo 25. La empresa de Charles Metz había sido fundada en el año 1891 para fabricar bicicletas en Waltham, Massachusetts, Estados Unidos.

Publicidad de la revista Caras y Caretas circa 1917.


La empresa se llamó Waltham Manufacturing Company y se dedicó a fabricar bicicletas con la marca Orient. Incluso se llegaron a colocar, en esas bicicletas, motores de combustión interna por lo cual Metz es considerado el autor de la primera motocicleta en Estados Unidos.

También la empresa fabricó automóviles a vapor para otras empresas de la misma localidad. Esto durante el siglo XIX. Hasta se proyectó y realizó un automóvil eléctrico que no se fabricó. Charles Metz creía que el futuro estaba en los motores de combustión interna. En el año 1900 la empresa Waltham Manufacturing Company comienza la producción de automóviles a nafta con motores Aster de Francia y los llama Orient, como las bicicletas.

Pero en el año 1902, Charles Metz, vende la empresa a terceros y se concentra en la fabricación de bicicletas. Aunque en el año 1908 vuelve a la Waltham Manufacturing Company por los problemas financieros que presentaba. Ahí es cuando nace la Metz Car Company y el Plan Car un sistema de venta en kits de los automóviles que salvaron de la quiebra a la empresa originaria.

Metz concibió un sistema de kits en 14 partes que eran entregados a los clientes entre 25 y 27 dólares cada uno, con lo cual el automóvil era armado por los clientes, y costaba menos de 400 dólares. Algo novedoso porque no se compraba el automóvil completo sino que en partes como si de cuotas se trataran. Aquellos primeros kits, del año 1908, de Metz usaban un motor de 2 cilindros refrigerado por aire con casi 900 centímetros cúbicos.

Imaginen, con el desarrollo tecnológico actual, una situación similar: que nos vendan un pequeño deportivo fuera de serie en cómodas cuotas-partes. Imposible de armar con toda la electrónica que tienen los autos del siglo XXI. Pero la idea no es para nada mala, todo lo contrario en especial para aquellos que tienen habilidades mecánicas.

Y eso era lo que percibió Charles Metz del mercado de Estados Unidos. Lo otro era que sus automóviles tenían un sistema de transmisión por fricción con cadenas. Pese que para la década del diez la mayoría de los fabricantes de automóviles iban dejando de lado las cadenas para usar los cardanes para transmitir la potencia del motor al diferencial.

Esa transmisión es la que tiene el Metz de la vieja publicidad de la revista argentina Caras y Careta. Este modelo derivaba del llamado 22 con la potencia aumentada con un motor de cuatro cilindros de unos 30 a 35 HP. Ese modelo 22 aparece en el mercado de Estados Unidos en el año 1911 con un motor de 22 HP similar al usado por la empresa Ford Motor Company en el modelo S.

La duda es si el modelo de la vieja publicidad es el 25 u otro, por la potencia declarada en el texto. La carrocería es parecida a los modelos 22 y 25 de Estados Unidos. Lo cierto es que parece que al menos se ofrecieron al mercado argentino los automóviles Metz y tal vez algunos seguidores de Archivo de autos no conocían la marca estadounidense.

La publicidad es una vieja fotocopia tomada en la revista Caras y Caretas, estimo que del año 1917, eso fue gracias a un antiguo trabajo que tuve en la Secretaría de Cultura de la Nación, hace más de 30 años atrás.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.