lunes, 9 de marzo de 2015

Opel K 180, el desempeño total

Así rezaba el slogan con el cual presentó en sociedad la empresa General Motors Argentina a su flamante automóvil mediano: el Opel K 180. Eso fue a mediados del mes de diciembre del año 1974, unos seis meses más tarde de lo previsto por la empresa estadounidense radicada en Argentina desde el año 1925.

El Opel K 180 de 1975 fabricado por General Motors Argentina. 
La fotografía es un extracto de una publicidad aparecida 
en Clarín Revista del 7 de diciembre de 1975.


Ese nuevo modelo, de origen alemán, se había desarrollado por 5 años bajo la denominación de Proyecto 463. Recuerdos de mi época de estudiante de secundario me llevan a ese año 1974. Mi compañero de banco durante los 5 años de la secundaria tenía como tío a un diseñador de la General Motors Argentina, que le contó cómo había trabajado en el proyecto luego que este se hiciera público.

El había trabajado en la carrocería, si bien el diseño era de origen alemán, hubo que adaptarlo a Argentina. Una de esas adaptaciones se basó en reforzar el vano motor para poder soportar el motor de 1,8 litros que usó en el país. El Opel Kadett, del cual derivaba, no llevaba un motor de tanta cilindrada en Alemania. Apenas llegaba a 1,4 litros. Además el motor argentino de alemán no tenía nada.

Opel K 180 modelo 1976 visto desde atrás. La fotografía 
es un extracto de una publicidad aparecida en la 
revista Siete Días del 13 de agosto de 1976.

Por razones de costos el motor no era de origen alemán. Solo las matrices de la carrocería le habían costado mucho dinero a la General Motors Argentina. Por eso se optó por tomar un motor Chevrolet de 194 pulgadas cúbicas o 3.185 centímetros cúbicos y cortarles dos cilindros. El nuevo motor se denominó Chevrolet 110, por las pulgadas cúbicas, con una cilindrada de 1.797 centímetros cúbicos.

De esta forma un automóvil de origen alemán, en Argentina, llevó un motor originario de Estados Unidos, pero modificado en el país. El Opel K 180 pasó a ser un modelo único en su fabricación porque esa motorización  no la tuvo en ninguna parte. Incluso luego de cerrada la planta de General Motors Argentina, en el año 1978, los motores Chevrolet 110 fueron a parar a embarcaciones náuticas en Estados Unidos.

Pero vayamos a las características técnicas de este auto mediano que se suponía era la competencia del Ford Taunus, pero en realidad con una motorización algo menor. El motor como dije era un cuatro cilindros en línea con la cilindrada de 1.797 centímetros cúbicos con una potencia de 86 HP a 5.200 revoluciones por minuto. Es notable como tanto en las publicidades de la época como en los recortes periodísticos de los diarios, a la hora del lanzamiento, no se hace la menor mención al origen del motor.

Transparencia con los órganos mecánicos del Opel K 180 de 1974. 
El dibujoestá tomado de una publicidad publicada en el 
diario La Nación el 12 de diciembre de 1974.

Si se hablaba del diseño alemán, pero de la carrocería, del motor ni palabra. Incluso los datos que se brindaban era escuetos. Lo cierto que ese motor no era malo, pero si algo engañoso para los que no eran fieles a la marca Chevrolet. Igual creo que es un auto argentino que tendría que haber tenido mejor suerte y tal vez montar un motor más chico como en Alemania. Porque el diseño de su carrocería era mucho más europea que la del Ford Taunus de aquella época. Incluso más armónica a mí entender.

Hoy el Opel K 180 se ha convertido en una figurita difícil en el mundo de los autos clásicos argentinos. Se lo fabricó en Argentina desde 1974 hasta septiembre de 1978, cuando la General Motors Argentina, cesa su producción de vehículos en el país. Durante es período se fabricaron 23.009 unidades, dato de  ADEFA (Asociación de Fábricas de Automotores), de Opel K 180 en sus diversos modelos.

Lo cierto que era un automóvil mediano nuevo para el mercado interno. Desde principios de la década del setenta en Argentina comenzaron a llegar nuevos autos mediados y los autos grandes comenzaron de a poco a retirarse del mercado. Varios factores fueron los que produjeron eso, por esos motivos es que las dos terminales más grandes (Ford y Chevrolet, para el público) lanzaron sus autos medianos. Antes les ganó de mano la Chrysler con el Dodge 1500.

Tablero del Opel K 180 de 1974. La fotografía está 
tomada de una publicidad publicada en el diario 
La Nación el 12 de diciembre de 1974.

La caja de velocidades era de cuatro marchas adelante con marcha atrás con la palanca de cambios en el piso. La tracción era trasera con un cardan de dos tramos. La suspensión delantera era independiente con brazos longitudinales articulados con la carrocería y la suspensión trasera era mediante eje rígido. En los dos ejes tenía resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos con una barra Panhard en el tren trasero.

Los frenos delanteros eran a disco y los traseros a tambor con doble circuito hidráulico. La dirección presentaba un radio de giro de 4,92 metros. La velocidad máxima estaba estimada, por fábrica, en más de 145 kilómetros por hora con una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora de 14 segundos con 5 décimas. El tanque de nafta de 45 litros estaba ubicado en forma vertical detrás del asiento trasero. Esto era para evitar incendio en caso de colisión trasera y además se lograba un baúl de mayores dimensiones.

El neumático de auxilio estaba ubicado en posición vertical dentro del baúl. Dicho baúl tenía una capacidad de 500 decímetros cúbicos, grande para un auto mediano. Se hacía hincapié en la economía y robustez del motor del tipo supercuadrado. Según la empresa se lograba una autonomía de 500 kilómetros con el tanque de combustible lleno. El peso del Opel K 180 era de 925 kilogramos.

El motor Chevrolet 110 del Opel K 180 de 1974. La fotografía 
está tomada de una publicidad publicada en el diario 
La Nación el 12 de diciembre de 1974.

Una particularidad de la carrocería del Opel K 180 era su alerón debajo del paragolpes delantero, algo para nada habitual en los autos argentinos. El tablero era sencillo y presentaba dos relojes grandes. El de la izquierda el velocímetro con sus odómetros total y parcial. El reloj de la derecha tenía dos indicadores, uno para la temperatura del motor y el otro para nivel de combustible. Además tenía seis luces testigo para indicar si estaba colocado el freno de mano, la luz de giro, balizas, luces altas, carga de batería y presión de aceite. Había un reloj pequeño entremedio de los dos otros más grandes que no presenta ningún instrumental en esta primera versión, del año 1974, del Opel K 180.

Hemos visto un acercamiento a la primera versión del Opel K 180 que fuera lanzado en Argentina en diciembre de 1974, quedan para notas futuras las demás versiones que se ofrecieron a partir de 1976 con el modelo LX, que era el de lujo y el Rally, la versión deportiva de este modelo de Opel.

Las imágenes que acompañan esta nota fueron tomadas de diferentes publicidades aparecidas en distintos medios gráficos de Argentina como ser del diario La Nación del 12 de diciembre de 1974, Clarín Revista del 7 de diciembre de 1975 y la revista Siete Días del 13 de agosto de 1976.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.