lunes, 16 de febrero de 2015

Peugeot 404 en la versión argentina

IAFA (Industriales Argentinos Fabricantes de Automóviles) era el fabricante de los automóviles Peugeot, bajo licencia, en la Argentina. Instaló su planta en la localidad de Berazategui en la provincia de Buenos Aires. Durante el final del año 1961 hizo la presentación de un nuevo modelo: el Peugeot 404, que recién entraría en producción en el año 1962. Ya se venía fabricando el Peugeot 403, que primero se importó y luego se armó en el país. Ahora eran dos los modelos ofrecidos al mercado local. Más tarde, en 1963,  presentarían la versión rural del 404.

Peugeot 404 del año 1963 en lo que parece ser una fotografía tomada en la fábrica
de IAFA. Fotografía tomada de la revista Parabrisas número 27 del mes de febrero de 1963.


DAPASA (Distribuidora Automóviles Peugeot Comercial e Industrial SA) era la empresa encargada de comercializar los autos de origen francés fabricados por IAFA. Esta empresa nunca tuvo sus papeles en regla como para integrar la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA). Recién con la llegada de SAFRAR (Sociedad Anónima Franco Argentina de Automotores) en el año 1965 lograrían los Peugeot su reconocimiento en cuanto a la cantidad de producción de unidades en el país.

Lo cierto que el nuevo 404 era mucho más moderno en sus líneas de carrocería, aunque había salido del mismo tablero de dibujo, que el 403. La casa italiana Pininfarina era la responsable de su diseño. Si quieren conocer un poco más de la relación con la casa Peugeot, de este carrocero, les dejo el enlace de una nota reciente en la sección “Un poco de historia”: http://archivodeautos.blogspot.com/2015/01/la-relacion-pininfarina-peugeot.html

El motor del Peugeot 404 era un cuatro cilindros en línea inclinado a 45º hacia la derecha con una cilindrada de 1.618 centímetros cúbicos con una potencia de 72 HP SAE o 65 CV DIN a 5.400 revoluciones por minuto. La relación de compresión era de 7,4:1 con un diámetro de cilindros de 84 milímetros y una carrera de los pistones de 73 milímetros. El carburador que alimentaba al motor era un Solex 32 PBICA de tiro invertido de una sola boca con calefacción para el arranque en frío.

Peugeot 404 de 1962 tomado de una vieja publicidad de la empresa IAFA.
La fotografía es de la revista Parabrisas número 23 de octubre de 1962.

El sistema de refrigeración, en cuanto a su ventilador, era similar al Peugeot 403 del tipo desembragable electromagnético. Un alternativa muy útil en aquellos años donde todavía no existían los electro ventiladores. De esta forma se aprovechaba al máximo la potencia del motor. El sistema se acoplaba a los 84º Centígrados y se desacoplaba a los 75º Centígrados.

La caja de velocidades de cuatro marchas sincronizadas hacia adelante y retro marcha con la palanca de cambios al volante. Las relaciones de las diferentes velocidades eran: primera, 4,0:1; segunda, 2,24:1; tercera, 1,44:1; cuarta, 1,0:1 y marcha atrás, 4,32:1. La tracción era trasera con un diferencial de tipo sinfín, una de las características de los dos modelos de Peugeot fabricados en Argentina en esos años. La relación del diferencial era de 4,2:1. El embrague era del tipo monodisco seco con mando mecánico con diámetro externo de 215 milímetros y un diámetro interno de 145 milímetros.

Los frenos eran de tambor en las cuatro ruedas, para esta primera versión del 404, con sistema Lockhood. En las ruedas delanteras las sopapas eran dobles y en las ruedas traseras sopapa simple. El diámetro de las campanas era de 280 milímetros tanto par el eje delantero como trasero. La dirección era del tipo de piñón y cremallera con una relación de 18,6:1 y el radio de giro de 4.820 milímetros. Una de las particularidades del 404 era su volante inclinado hacia la izquierda del conductor. Todos los que manejamos uno de estos autos hemos notado la diferencia en la conducción.

El salto de un Peugeot 404 de 1963. Fotografía tomada de la revista
Parabrisas número 27 del mes de febrero de 1963.

La suspensión delantera era independiente tipo Mc Pherson con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos con un brazo inferior. Además tenía una barra antirrolido fijada a la carrocería, por una parte, mientras los extremos estaban unidos a los brazos de suspensión. La suspensión trasera era mediante eje rígido con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos con un brazo Panhard.

Las dimensiones del Peugeot 404 del año 1962 eran las siguientes: largo, 4.420 milímetros; ancho, 1.620 milímetros; alto descargado, 1.450 milímetros; distancia entre ejes, 2.650 milímetros; trocha delantera, 1.340 milímetros; trocha trasera, 1.280 milímetros y despeje, 150 milímetros. Los neumáticos eran de la medida 165 x 380.

El Peugeot 404 se fabricó en Argentina hasta el año 1980 con varias versiones, una de ellas diésel con motor Indenor, que se comercializaron, en un principio, para taxi. Eso fue en 1971 y esos primeros modelos no tenían techo corredizo y los frenos delanteros eran a tambor, ya para entonces el modelo naftero traía freno a disco.

El tablero del Peugeot 404 de 1963. Fotografía tomada de la
revista Parabrisas número 27 del mes de febrero de 1963.

Que más se puede decir de este automóvil argentino que se logró ganar el corazón de muchos argentinos y que todavía se lo puede ver rodar en algunas de las versiones, y modelos, que se fabricaron a lo largo de los 28 años que se mantuvo en producción. Un auto noble y familiar por excelencia. Muchos lo consideraron el mejor automóvil fabricado para transportar a la familia argentina tipo.

Tuve la suerte de manejar uno del año 1976, con la famosa caja de cambios BA7 con la palanca al volante. Era una maravilla de auto. Con un andar que solo superaba su hermano mayor el 504. He viajado de vacaciones tirando una caja rodante plegable y el consumo no variaba con respecto a la circulación sin arrastrar un peso extra. El 404 era de mi padre, pero como joven, tuve que ayudarlo en el viaje a la Costa Atlántica. En algunos de los relatos domingueros he volcado uno de esos viajes de vacaciones a bordo del querido Yeyo. Si les interesa pueden encontrar los relatos en este sitio:

Las fotografías que ilustran esta nota fueron tomadas de la revista Parabrisas número 23 de octubre de 1962, de un extracto de una publicidad de IAFA, y número 27 de febrero de 1963.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.