lunes, 5 de enero de 2015

Peugeot 504, otro león en la calle

SAFRAR (Sociedad Anónima Franco Argentina de Automotores) presentó a mediados del año 1969 su nuevo modelo: el Peugeot 504 que fuera diseñado por Pininfarina. Así se sumaba al conocido 404 que hacia nueve años que se lo fabricaba en el país. Este auto era moderno para el mercado local, solo había pasado un año de su presentación en Europa.

Peugeot 504 presentado por SAFRAR a mediados del año 1969. Fotografía gentileza de Viejas Automundo: http://viejasautomundo.blogspot.com.ar.

El Peugeot 504 tal vez fue uno de los autos argentinos con mejor andar y comodidad interior que se fabricó localmente. Muchos usuarios recuerdan su 504, o todavía lo tienen y no lo cambian por nada. Fue uno de los autos argentinos más vendidos, para ser exacto el segundo más vendido, detrás del Ford Falcon con 491.961 unidades, según ADEFA (Asociación de Fábricas de Automotores), entre los años 1969 y 1999.

Muchas versiones tuvo el Peugeot 504, pero hoy veremos la primera que se lanzara al mercado argentino con los dos faros delanteros redondos con lámparas de iodo. Ese primer modelo se ganaría rápidamente la atención de los argentinos y se lo consideraría como un excelente automóvil.

Vista del ¾ de perfil trasero izquierdo del Peugeot 504 presentado por SAFRAR a mediados
del año 1969. Fotografía gentileza de Viejas Automundo: http://viejasautomundo.blogspot.com.ar.

El motor era de cuatro cilindros en línea, inclinado 45º hacia la derecha, con una cilindrada de 1.657 centímetros cúbicos con una potencia de 87 HP a 5.600 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 85 milímetros y la carrera de los pistones de 73 milímetros. El cigüeñal tenía 5 bancadas y la relación de compresión era de 7,85:1. En líneas generales el motor era similar, en este caso, al del Peugeot 404.

La caja de velocidades era de cuatro marchas hacia adelante y marcha atrás con la palanca ubicada en la columna de dirección. Habría que esperar la palanca al piso en las versiones más deportivas. El embrague era del tipo monodisco seco y el diferencial era del tipo sin fin y corona, similar al del 404.

Baúl del Peugeot 504 presentado por SAFRAR a mediados del año 1969.
Fotografía gentileza de Viejas Automundo: http://viejasautomundo.blogspot.com.ar.

Los frenos eran hidráulicos de doble circuito con disco en las ruedas delanteras y de tambor en las traseras. La dirección era del tipo de cremallera. Las suspensiones eran similares al Peugeot 404 que era independiente en las ruedas delanteras tipo Mc Pherson y con eje rígido en las ruedas traseras con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.

Las medidas del Peugeot 504 eran las siguientes: largo, 4.490 milímetros; ancho, 1.690 milímetros; alto, 1.460 milímetros; distancia entre ejes, 2.740 milímetros; trocha delantera, 1.420 milímetros y trocha trasera, 1.330 milímetros. El peso en el orden de marcha era de 1.134 kilogramos.

SAFRAR probó por más de 60.000 kilómetros unidades del Peugeot 504 antes de lanzarla al mercado argentino con el fin de adaptarlo a los caminos y las condiciones climáticas del país. Muchas veces estos autos europeos eran mejorados con respecto a su país de origen. Lo que pasa que las condiciones de los caminos eran malas y muchos autos fabricados bajo licencia eran más reforzados que sus lugares de origen, como que solían llevar motorizaciones más potentes por una cuestión del mercado interno. Alguna vez tendré que escribir una nota al respecto y contar cómo la industria automotriz argentina de antaño era de mayor calidad de lo que pensamos.

Motor del Peugeot 504 presentado por SAFRAR a mediados del año 1969.
Fotografía gentileza de Viejas Automundo: http://viejasautomundo.blogspot.com.ar.

El nuevo Peugeot 504 fue lanzado en el año 1969 en dos versiones: de lujo y de súper lujo. La primera a un valor de 1.682.000 pesos moneda nacional y la segunda versión a 1.822.000 pesos moneda nacional. El de lujo se ofrecía en los colores blanco Bariloche, azul Caribe y rojo amarante. Los 504 pintados de este último color venía tapizado en cuero pain doré, mientras que los otros dos colores se ofrecían en cuero rojo o pain doré. Por su parte la versión de súper lujo venían pintados de color blanco Bariloche, beige Tobago y celeste sideral. Los pintados en el último color solo traían tapizado de cuero negro, en cambio los otros dos colores su tapizado podía ser de cuero negro o blanco.

El baúl era bastante grande para un auto del segmento mediano y esto se notaba por tener la rueda de auxilio por debajo del piso, del lado externo. A diferencia del Peugeot 404 que la tenía en forma vertical del lado derecho. También las butacas delanteras anatómicas eran un avance con respecto a los modelos de la competencia. Durante muchos años el 504 no fue un automóvil barato y se encontraba en una gama media con respecto a su precio de venta. Incluso eso se notará en el futuro con la demás versiones, y motorizaciones, que se ofrecerán en el mercado argentino. No fueron 30 años de fabricación en vano. Caló muy hondo en el sentir de muchos argentinos, pero como siempre, habrá personas que no les guste su línea de la carrocería, como si el valor final de un automóvil solo sea la parte estética. Hemos conocimos, en todo el mundo autos feos, pero de una noble que muchos lindos envidiarían por décadas de fabricación.

Hoy vimos la primera versión del Peugeot 504, pero no será la última con transcurrir de los meses, y las notas publicadas, en esta sección: “Auto argentino”, conoceremos, o recordaremos, otras versiones del 504 que trajeron tantas satisfacciones a sus propietarios. Las fotografías que ilustran esta nota del Peugeot 504 son una gentileza del sitio Viejas Automundo que pueden leer en el siguiente sitio: viejasautomundo.blogspot.com.ar.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.