domingo, 21 de septiembre de 2014

Los Alfa Romeo 1750

Toda la historia de los motores de 6 cilindros con doble árbol de levas a la cabeza comenzó con el modelo Alfa Romeo 6C 1500 del año 1927, cuando se lo comenzó a comercializar. Para el año siguiente se montaría en las versiones Sport los motores biálberos. Así nacieron los posteriores 1750 con un aumento de la cilindrada.

Alfa Romeo 6C 1750 SS del año 1929. Fotografía de la
revista Automundo número 67 del 17 de agosto de 1966.


Vittorio Jano es el artífice del Alfa Romeo 6C 1750 que sentará las bases de los próximos 30 años de los motores de dos árboles de levas a la cabeza de la empresa italiana. Los nuevos motores de 1.752 centímetros cúbicos aparecieron en el mercado en el año 1929.

Desde el mismo momento que se presentó el 6C 1500, la empresa Alfa Romeo, tenía pensado en reemplazarlo, a futuro, con el 6C 1750, aunque en un comienzo no fue informando a la prensa especializada en su época. El biálbero se comenzó a fabricar en la versión de 1.487 centímetros cúbicos, que usaran las versiones 6C 1500 Sport a partir del año 1928.

Sobre esa base se desarrollaría el motor del 6C 1750 que contaba con mayor aumento del diámetro de los cilindros y la carrera de los pistones. Los dos árboles de levas a la cabeza estaban accionados por engranajes y un árbol vertical movido por el cigüeñal.

Alfa Romeo 6C 1750 spider. Fotografía de la
Enciclopedia Autorama del 29 noviembre de 1968.

Además el motor tenía la regulación de los empujadores mediante platillos dentados. Hay una foto que nos muestra el motor del 6C 1750 Gran Sport con la culata desmontada donde se pueden apreciar los dos árboles de levas y el árbol vertical que efectuaba el accionamiento. También, en la foto del motor, vemos el compresor ubicado en la parte delantera.

Todo comenzó en el año 1924 cuando se Vittorio Jano diseña el automóvil, primero conocido como NR y luego como 6C 1500. Este auto fue presentado en el mes de abril del año 1925 en el Salón del Automóvil de Milán. Posteriormente el nuevo automóvil sería exhibido en los salones de París y Londres. Desde un comienzo, tanto el 1500 con el 1750, estuvieron ligados a la famosa carrera italiana Mille Miglia (Mil Millas), que ganaron en los años 1928, 1929 y 1930. Del prototipo del año 1925 se pasa a unidades experimentales en el año 1926 y se comienza con la venta del 6C 1500 en el año 1927.

En la segunda mitad del año 1928, la empresa Alfa Romeo, comienza a fabricar el primer motor de dos árboles de levas a la cabeza, que se montan en 157 unidades Sport del 6C 1500. Esto será la base para que al año siguiente se aumente la cilindrada, con un mayor diámetro y carrera, y se llegue a los 1.752 centímetros cúbicos. Ya en el año 1928 la Alfa estableció la base de lo que serían sus motores biálberos por los próximos 30 años en la producción automóviles.

Dibujo del perfil spider del Alfa Romeo Touring 6C 1750 Gran Sport de 1930.
Dibujo de la revista Automundo número 67 del 17 de agosto de 1966.

Los 1750 se fabricaron entre los años 1929 y 1933 con las siguientes versiones Turismo, Gran Turismo, Sport, Super Sport y Gran Sport. En los cuatro años de producción se fabricaron unas 2.579 unidades. Todas las versiones usaron el motor de 6 cilindros en línea con la cilindrada de 1.752 centímetros cúbicos, ya mencionada, con un diámetro de cilindros de 65 milímetros y una carrera del pistón de 88 milímetros. La diferencia entre las distintas versiones era la potencia final y si tenían, o no, compresor. Además hubo versiones de 2 y 4 plazas.

Las versiones Sport y Gran Turismo, que podía tener carrocerías spider, torpedo o berlina de 4 plazas, ofrecían una potencia de 55 HP a 4.400 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 5,75:1. Estos modelos alcanzaban una velocidad máxima de 125 kilómetros por hora. El peso de la versión torpedo era de 1.000 kilogramos y la berlina de 4 plazas alcanzaba los 1.150 kilogramos, incluyendo las dos ruedas de auxilio.

Los modelos Super Sport y Gran Sport podían ofrecerse a los clientes con compresor o sin él. El motor sin compresor tenía una potencia de 64 HP a 4.500 revoluciones por minuto y alcanzaba los 130 kilómetros por hora. La versión con compresor la potencia subía a 85 HP al mismo régimen de vueltas y la velocidad máxima era de 145 kilómetros por hora. El Super Sport pesaba 900 kilogramos y el Gran Sport 920 kilogramos, en ambos caso el peso estaba calculado incluyendo las dos ruedas de auxilio.

El ingeniero Vittorio Jano que fue el 
diseñador de los modelo 6C 1500
 y 6C 1750. Fotografía de la revista
Automundo número 67 del 

17 de agosto de 1966.

También hubo versiones de modelos con motores con tapa de cilindros fija con potencia de 95 HP a 4.800 revoluciones por minuto y 102 HP a 5.000 vueltas con velocidades máximas que eran de 165 y 170 kilómetros por hora respectivamente.

Muchas victorias deportivas trajo, este modelo, a la empresa Alfa Romeo, y el logro es del diseñador Vittorio Jano, que también había desarrollado el P2 que tantos logros obtuvo y que ya vimos en Archivo de autos. La primera victoria, en las Mil Millas, de un 6C 1750 la obtuvo en el año 1929 al mando del binomio Campari-Ramponi con un promedio de 90 kilómetros por hora. En el trayecto entre Bolonia y Feltre, de regreso a Brescia,  sufrieron 7 pinchaduras de neumáticos, no en vano el 1750 tenía dos ruedas de auxilio.

Al año siguiente, 1930, un 1750 con compresor ganó las Mil Millas pero presentaba algunas mejoras respecto del modelo del año anterior. Un chasis más rígido con un mejor equilibrio de los pesos gracias que el motor había sido desplazado hacia atrás y neumáticos de mayor sección. El binomio Nuvolari-Guidotti recorrieron los 1.635 kilómetros de la carrera a un promedio de 100,452 kilómetros por hora. Los 1750 sentaron las bases del prestigio de los autos de carrera en Italia.

Motor biálbero del 6C 1750 Gran Sport con compresor, que se ubicaba en la 
parte delantera, debajo despiece de la ubicación de los dos árboles de levas. 
Fotografía de la Enciclopedia Salvat del Automóvil del año 1974.

En la fotografía del motor del 6C 1750 Gran Sport, que estaba equipado con compresor, se aprecia la caja de cambios y la palanca del freno de mano. Todavía estos Alfa Romeo tenían el volante a la derecha y la curiosidad, para los conductores del siglo XXI, de tener el acelerador entremedio de los pedales del freno y el embrague. Esta disposición la tuvieron muchos automóviles de los años veinte y hasta de los treinta. Sino recordemos que el Ford A, un automóvil estadounidense, también tenía el acelerador en esa posición.

Conocimos parte de la historia de este automóvil que conquistó muchas victorias en las carreras disputadas en Europa y en especial en la mítica Mil Millas, una de las más duras pruebas de aquellos años del automovilismo deportivo. Para terminar el diseño de la carrocería, en la versión spider, fue una en la que se inspiraron varios autos fuera de serie muchas décadas más adelante en el tiempo.

Las fotografías y dibujo que ilustran esta nota histórica fueron tomados de la revista Automundo número 67 del 17 de agosto de 1966, la Enciclopedia Autorama del 29 noviembre de 1968 y de la Enciclopedia Salvat del Automóvil del año 1974.

Nota de los Alfa Romeo P2:

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.