domingo, 17 de agosto de 2014

Los autos del 2017

Archivo de autos siempre habla de autos viejos pero hoy leerán una nota sobre autos que todavía no vimos. Como para cambiar un poco el eje de la temática veremos diseños de automóviles del futuro, pero diseñados hace más de 30 años, como no podía ser de otra forma.

Los diseños de Mark Stehrenberger sobre los autos del año 2017 que tendrían practicidad y versatilidad como partes intercambiables. Dibujos publicados en la revista Su Auto número 34 del mes de diciembre de 1982.


Nos adelantamos tres años, al momento de escribir estas líneas en 2014, a conocer cómo serán los automóviles que circularían en las calles de un futuro año 2017. No tan lejos a nuestro presente. Durante muchos años he visto diseños de autos del futuro que poco o nada han tenido que ver con la realidad que viví.

Recuerdo que en los años setenta se imaginaba un año 2000 con autos volando sobre la ciudad de Buenos Aires. Nada más alejado de la realidad actual y de las extensas complicaciones cotidianas del tránsito en las grandes ciudades de todo el mundo. Incluso los diseños de los autos que seguían con sus cuatro ruedas, o las que tuvieran el diseño, sobre la tierra eran muy alocados. Faltos de una visión de futuro. Eso comenzó a cambiar con la aparición de los “concept car” que si tenían una pizca de futuro pero no más allá de los 10 años.

En poco tiempo un “concept car” presentado en un determinado salón del automóvil, de cualquier parte del mundo, en al menos un máximo de cinco años ya estaba en producción. Ahí las cosas del diseño de los autos del futuro comenzaron a tener visos de realidad y no sueños alocados como fueron los “dream car” de las décadas del ’50 y ’60. Ya para los años ’70 el concepto cambió y se dejaron de lado las fantasías de autos voladores influenciados por la carrera espacial entre Estados Unidos y la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).

Tal vez la llegada del hombre a la Luna puso un fin a esos delirios de autos voladores y devolvió a la realidad a los diseñadores de autos del futuro. En esa línea con los pies en la tierra se enmarca una nota que apareciera, originalmente, en la revista estadounidense “Road & Track” que para celebrar sus primeros 35 años de vida convocó a varios diseñadores para que les bosquejaran los autos del año 2017, cuando la mencionada revista cumplirá 70 años de existencia en el mercado de publicaciones dedicadas al automovilismo.

Así como fue la revista nacida en el año 1947 en Estados Unidos convocó a cinco diseñadores de distintas nacionalidades para que mostraran, a través de sus dibujos, como sería el auto de 2017. Eso ocurrió en el año 1982, hace 32 años atrás y como no podía ser de otra forma Archivo de autos se topó con ese material que fue publicado en la revista argentina Su Auto.

Antes de comenzar a hablar lo que cada diseñador ideó les puedo decir que tres diseñadores mostraron autos que no nos sería nada difícil encontrar en cualquier ciudad del planeta que tenga un parque moderno de automóviles. Dos diseñadores fueron un poco más allá en el tiempo y las formas, pero no creo tampoco que sea una locura los diseños que publicaron en “Road & Track”.

El suizo Mark Stehrenberger que había cursado sus estudios en al Escuela Provincial de Arte de Basilea, Suiza, y en el Art Center Collage de Los Ángeles, Estados Unidos, para el año 1982 tenía su propio estudio donde diseñaba muebles, artefactos para el hogar y otros elementos. La pregunta que se hacía Stehrenberger era si los autos del futuro serían familiares o combinarían la versatilidad de las van de aquellos años del inicios de la década del ochenta. Creo que la respuesta la tenemos: el monovolumen, que en aquellos años solo existía como vehículo utilitario sin laterales vidriados. Sino recuerden las primeras Renault Trafic.

Stehrenberger sostenía que los autos del 2017 serían más refinados, más aerodinámicos y con partes intercambiables. Los tres conceptos se cumplen a la perfección en la actualidad en los años transcurridos de este siglo XXI. Cuántos automóviles que conocemos comparten partes con otros modelos de la misma marca e incluso de otras marcas del grupo empresarial automotriz o hasta de la misma competencia para abaratar costos y gracias a los acuerdos entre automotrices.

La globalización automotriz ha hecho posible mucho de eso. Hoy es posible comprar en distintas partes del mundo el mismo auto base con cambios mínimos, para adaptarlos a los diferentes mercados, pero conservando el grupo mecánico intacto, pese a la marca que lleve en la trompa o la cola del auto. Acá, en Argentina, se puede llamar Chevrolet, en Asia, Daewo, y en Europa, Opel. Esas son las condiciones actuales del mercado. Nada descabellado lo que planteaba Stehrenberger hace 32 años atrás.

Diseños de Alex Tremulis. El Lone Eagle podía recorrer unos 402,34 kilómetros por 3,79 litros (250 millas por galón), el Aeronaut de dos plazas y la Aero Van de 8 plazas. Dibujos publicados en la revista Su Auto número 34 del mes de diciembre de 1982.

Con Alex Tremulis hay un poco más de vuelo en sus diseños. Este hombre había diseñado el motor Gyronaut X-1 y el Tucker Torpedo. Sus diseños se notan influidos por algo de la cohetería, pero sin la locura de veinte años antes. Alguno de los conceptos vertidos para la revista estadounidense era que los autos del 2017 serían pequeños y potentes. Esa es otra realidad que vivimos día a día. Las formas aerodinámicas son preponderantes en sus diseños futurísticos y dos de sus diseños presentados se asemejan a autos cohete. Pero otro diseño de una van es muy factible de ser producido por la actual industria automotriz mundial.

El diseñador alemán Werner Bührer se había graduado como diseñador industrial en su país y su propuesta parecía de ciencia ficción, para el año 1982, pero no es tan así para el siglo XXI. Sus diseños se basaban en un auto con una plataforma que se podía compartir con diferentes usos del vehículo. El concepto del auto modular que con pocos cambios podemos tener un deportivo o una camioneta o hasta un camión liviano.

Los autos diseñados por Werner Bührer se basaban en un chasis con variaciones múltiples. A: un auto sport con motor potente; B: una camioneta pequeña; C: una van; D: una camioneta grande y E: un camión. Dibujos publicados en la revista Su Auto número 34 del mes de diciembre de 1982.

Los diseños de Bührer se aplican con ciertas limitaciones en el este siglo que nos toca vivir. Es común que una plataforma determinada, en la actualidad, nos ofrezca a un determinado mercado del planeta de un auto que a la vez esté emparentado con un monovolumen o una camioneta liviana. Cuántos autos de la actualidad comparten la misma plataforma que incluso los ubica en segmentos distintos del mercado automotriz.

Stewart Reed que se había graduado en el Art Center College of Design y en el año 1982 era el jefe de diseño del Catly Design Research de Toyota en California, Estados Unidos. Reed había ganados dos premios por sus proyectos y sus diseños para el año 2017 son autos de calle perfectamente realizables en la actualidad.

Stewart Reed diseño autos de tres y cuatro ruedas, según él, serían pequeños y sus materiales livianos. Dibujos publicados en la revista Su Auto número 34 del mes de diciembre de 1982.

Sus profecías son bastantes lógicas y acertadas. Que los autos serían pequeños y fabricados con materiales livianos. Incluso uno de sus diseños era de tres ruedas, un tipo de vehículo que no a logrado ganarse el público comprador. Pero varias empresas automotrices han intentado autos de tres ruedas, incluso en Suiza se han fabricado y vendido en estos años pasados autos con este tipo de configuración. Pero no se ha logrado penetrar el mercado automotriz con autos de tres ruedas a nivel general, si bien en Gran Bretaña han tenido amplia difusión como autos baratos y urbanos. Recordemos los autos alemanes de la posguerra que tenían tres ruedas. No lograron mantenerse en el tiempo por varios factores.

El diseñador japonés Teruo Uchino se había graduado en la Universidad de Arte de Tokio en el año 1963 y en el año 1982 era el jefe de diseño de la empresa Nissan Motor Co. Ltd. y había participado en el desarrollo del Datsun 510 y del 200 SX. Tal vez este diseñador sea el más parado sobre la tierra con vista al auto del 2017. Su diseño futurístico es un monovolumen actual. Sus líneas las vemos, con algunas diferencias, en cualquier calle de cualquier parte del mundo.

El japonés Teruo Uchino diseñó un monovolumen muy parecido a los actuales, que usarían computadoras de abordo, materiales livianos con grandes superficies vidriadas y no tendrían paragolpes. Dibujos publicados en la revista Su Auto número 34 del mes de diciembre de 1982.

Uchino vaticinó que los autos del 2017 no serían estéticamente muy atractivos pero su aspecto respondería a la funcionalidad. Esto es muy plausible en este tiempo presente. A veces pienso, al ver los autos del siglo XXI, que los diseñadores perdieron la brújula en sus conceptos del buen gusto. Coincide con Stewart Reed en que los autos del futuro se usarán materiales livianos. Según Uchino la superficie vidriada sería amplia y los paragolpes desaparecerán. Ambos conceptos son ciertos y lo vemos a diario en las calles.

Teruo Uchino profetizó algo que paulatinamente se ha ido consolidando desde la década del noventa a la fecha y es el avance de las computadoras en los automóviles. Según el diseñador japonés las computadoras prevendrían los accidentes, trazarían rutas y detectarían averías. La primera de las acciones de una computadora a bordo no se ha generalizado pese a que hay autos que ya las tienen en forma primitiva. Los GPS (Global Position System, sistema de posicionamiento global) ya son pan de todos lo días y las averías de nuestro auto, del siglo XXI, son detectadas al encenderlo.

Como se aprecia Uchino no estaba nada errado en sus visiones respecto del automóvil del año 2017. Casi todos sus dichos son casi corrientes en los autos de este siglo. Tal vez el pensamiento de Uchino está en tanta sintonía con los autos de nuestro presente por trabajar en una empresa automotriz en el año 1982, hace 32 años atrás. La mayoría de las grandes empresas automotrices, de todas partes del mundo, están varios años por delante del mercado de sus países. Sus proyectos están avanzados con respecto a los autos que tenemos ahora en el año 2014.

Vimos diseños de autos actuales, o casi, pero brindados en una publicación del siglo pasado pensando a futuro de cómo serían los autos de dentro de tres años. No estamos tan lejos de esa realidad y los diseños de los autos presentados son muy ajustados a nuestro tiempo y sus figuras no nos parecen raras. A veces es bueno revisar el pasado y toparse con una nota que fue publicada 32 años antes sobre nuestro presente. Todo gracias a la revista Su Auto que publicó parte de la nota de la revista “Road & Track” en su número 34 del mes de diciembre de 1982.

Una vez más Archivo de autos te trajo del pasado algo que ya conocías, para los más viejos, o algo nuevo pese a los años transcurridos que no conocías. Gracias a un viejo archivo que estuvo guardado por más de 20 años y ahora te muestra todos los días una nota con algún vehículo o dato, que salen por este sitio dedicado a los autos viejos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.