lunes, 12 de mayo de 2014

La cupé Fiat 1600

La empresa Fiat Concord empezó a proyectar a finales del año 1968 la cupé Fiat 1600 que remplazaría a la cupé Fiat 1500. A diferencia de la primera se optó por un diseño propio y no del carrocero Vignale, que tan caro le había costado en su momento. Así con la plataforma de la cupé 1500 nació la 1600 totalmente nacional.

La cupé Fiat 1600 Sport propiedad de Cynthia Perkins 
estacionada en la calle Galileo en el año 1970.

La Fiat 1600 Sport cupé es tal vez uno de los automóviles más argentinos del mercado local en los años setenta. ¿Por qué? Porque tanto el motor como la carrocería fueron desarrollo de ingenieros argentinos que trabajan en la empresa Fiat Concord en la provincia de Córdoba.

Si bien el motor y la plataforma eran originalmente italianos los desarrollos locales fueron exclusivos para el mercado argentino, sin un paralelo en otros países. El motor derivaba del Fiat 1500 y cuando se toma la decisión de pasar al Fiat 125 se optó por la carrocería de este, de origen italiano, pero se usó una versión del motor del 1500 con aumento de la cilindrada. De esta forma se logró modernizar la línea sin grandes costos.

Ese motor tipo 115C 3038/20 de cuatro cilindros en línea era el que equipaba a la Fiat 1600 Sport con un aumento de la potencia a 92 HP SAE contra los 90 HP de la berlina. La cilindrada era de 1.625 centímetros cúbicos con una relación de compresión de 9,2:1 y los 92 caballos daban 5.300 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 78 milímetros y la carrera de los pistones de 85 milímetros. La alimentación estaba a cargo de un carburador que podía ser un Solex C34 PAIA/2 o un Weber 34 DCHD ambos de doble cuerpo con apertura de la segunda mariposa a depresión.

La cola de la cupé Fiat 1600 Sport propiedad de Cynthia Perkins
estacionada en la calle Galileo en el año 1970.
La caja de velocidades era de cuatro marchas totalmente sincronizadas más marcha atrás. Las relaciones de las velocidades eran las siguientes: primera, 3,753:1; segunda, 2,303:1; tercera, 1,493:1; cuarta, 1:1 y marcha atrás 3,867:1. La relación del diferencial trasero era de 4,10:1. El embrague era monodisco seco con comando hidráulico, similar al Fiat 1500.

La suspensión delantera era independiente con brazos oscilantes, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos, barra estabilizadora y barras de reacción en los brazos inferiores. La suspensión trasera con eje rígido con elásticos longitudinales y amortiguadores hidráulicos.

Los frenos delanteros eran a disco y los traseros a tambor con zapatas autocentrantes. El sistema era hidráulico con servo freno a depresión comandado directamente por el pedal. El freno de mano era de accionamiento mecánico y actuaba sobre las ruedas traseras.

Publicidad de la cupé Fiat 1600 Sport aparecida en la revista Auto Club 
número 55 de noviembre-diciembre de 1970.

La dirección era del tipo de tornillo sin fin y rodillo con una relación de 1:16,4. El sistema eléctrico era de 12 volts con un alternador de 14,5 volts de 38 amperios y 550 watts. La batería era de 48 amperes por hora.

Las medidas de la cupé Fiat 1600 Sport eran las siguientes: largo, 4.270 milímetros; ancho, 1.530 milímetros; alto, 1.380 milímetros; distancia entre ejes, 2.505 milímetros; trocha delantera, 1.333 milímetros y trocha trasera, 1.296 milímetros. El peso era de 1.000 kilogramos y el tanque de combustible tenía una capacidad de 45 litros. Los neumáticos eran de la medida 175 S x 13 pulgadas.

La carrocería de la Fiat 1600 Sport fue un desarrollo de la empresa Fiat Concord, que tendrá una continuidad con la cupé Fiat 125. Dado los altos costos que tuvieron con el diseño del carrocero italiano Vignale para la cupé Fiat 1500, optaron por una carrocería argentina. Así que tomaron la plataforma de la cupé Fiat 1500 y se ciñeron a las medidas de esta base para diseñar la 1600.

Publicidad de la cupé Fiat 1600 Sport aparecida 
en la revista Auto Club en agosto de 1970.

Cuando esta cupé fue lanzada al mercado argentino, el 24 de julio de 1970, el apodo que se ganó fue “Torinito” por la similitud que tenía el diseño de los faros y la parrilla de esta cupé argentina. Más allá de estas apariencias la 1600 se logró ganar el corazón de los fierreros con el correr de las décadas y hoy es uno de los automóviles fabricados en el país que es muy buscado por los que quieren tener una cupé clásica.

La evolución de la cupé Fiat 1500 fue más argentina que muchos otros autos del mercado local. Si tomamos en cuenta que el motor era una modificación hecha en el país y que la carrocería era de diseño local tenemos un auto con un alto porcentaje de nacionalidad argentina. Máximo si le sumamos que solo se fabricó en Argentina para argentinos.

Alguna vez Archivo de autos hará una revisión de esos automóviles que solo se fabricaron para el mercado argentino con mayor o menor integración nacional. Si bien no hubo ninguno 100% argentino hubo muchos buenos productos que fueron realizados por la industria automotriz argentina, que había logrado, para la década de los setenta estándares de calidad de nivel internacional.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.