jueves, 10 de abril de 2014

Un plagio del Fiat 501

La empresa Aurea fabricó un automóvil que era una copia del Fiat 501. La parte trasera y las principales dimensiones del motor eran un plagio del 501. Si bien este automóvil era más elegante y buscaba otro público comprador.

Aurea de 1920 fabricado en Italia con un gran parecido con Fiat 501.


El Aurea se presentó al público italiano en el año 1920. Los ingenieros Effrem Magrini y Alberto Orasi se interesaron en el paquete accionario de la empresa FAST y en 1920 iniciaron la distribución de este auto medio-utilitario, que era una copia, en parte, del Fiat 501.

Magrini era un publicista y estudioso de la estadística automovilística así que debe haber visto la oportunidad de copiar el 501. El automóvil llevó la marca Aurea y fue construido por la empresa Ferrotaie de Turín, la misma ciudad italiana que la Fiat.

Se ofrecía al público una sola versión de carrocería, que es la que vemos en la vieja fotografía, un torpedo que podríamos denominar doble faetón convertible. Para hacer atractivo el auto este contaba con un gran número de accesorios, además de presentar un acabado elegante de sus partes mecánicas.

Magrini y Orasi pensaron muy bien el mercado al que apuntaban y no compitieron con la Fiat. Lo notable es que no tengo conocimiento si la empresa Fiat les inicio algún tipo de juicio por el plagio en parte del Aurea. Lo que si se es que este automóvil alcanzó un sorprendente éxito de ventas, incluso en el exterior donde logró contar con una importante red de vendedores.

La empresa Ferrotaie, luego de su reconversión al finalizar la Primera Guerra Mundial, encaminó sus actividades hacia la construcción de motores de aviación. Por lo tanto el Aurea se dejó de fabricar en sus instalaciones y pasó a la FATA (Fabbrica Anonima Torinesse Automobili).

Pero el declive en las ventas se comenzaba a notar por dos factores principales. El mercado italiano estaba entrando en una difícil situación económica y la otra que cayeron las exportaciones del Aurea, que era su principal fuente de ingreso para la empresa. Además a la clientela italiana le interesaba menos un automóvil que solo se ofrecía en una versión y que no se había actualizado con el correr de los años.

Para el año 1925 el mayor avance del Aurea era que ofrecía frenos en las cuatro ruedas. Antes solo venían provistas de freno las ruedas traseras como era habitual en los autos de las primeras décadas del siglo XX. Para 1926 se incrementó la potencia del motor con un aumento del diámetro de los cilindros y con una nueva culata de válvulas a la cabeza accionadas por varillas y balancines. Con lo cual la potencia aumentó a 40 CV y la cilindrada a 1.500 centímetros cúbicos.

En los años venideros la empresa FATA comienza con una serie de dificultades económicas que empujaron, ya en la década del ’30, que la se abandonara la fabricación de automóviles por de la partes de recambio. Lo que se dice una empresa autopartista. Al final de Segunda Guerra Mundial, bombardeos mediante, la empresa, en manos de un Ceirano, cesó definitivamente su producción.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.