jueves, 3 de abril de 2014

El Cord de tracción delantera

La empresa Auburn Automobile Company de Auburn, Indiana, Estados Unidos produjo el primer automóvil estadounidense de tracción delantera en el año 1929. El auto llevó la marca Cord y fue un auto revolucionario para su época.

 
Cord L 29 de 1929, el primer auto de serie 
con tracción delantera de Estados Unidos.

Errett Lobban Cord fue el impulsor del automóvil, que llevó su apellido como marca, se convirtió en el primer auto con tracción delantera que se fabricó en Estados Unidos. Así nació el Cord L 29 que montó esta revolucionaria tracción para 1929. Pocos autos en el mundo usaban, entonces, este tipo de tracción.

En realidad el que desarrolló, primero en Estados Unidos, la tracción delantera fue Carl Van Ranst que había logrado una notable experiencia con los autos de carrera que construyó Harry Miller. Así un desarrollo de autos de carrera llegó a autos de calle fabricados en serie. Esto pasaría con mucha frecuencia con el correr del siglo XX.

Del modelo L 29 se fabricaron cerca de 5.000 unidades hasta el verano de 1932. Recordemos que la empresa Auburn Automobile Company cesó sus actividades en 1937. Ya que no pudo superar problemas financieros pese a crear una joya del diseño como fueron los autos 810 y 812, considerados hasta hoy como baluartes de la industria automotriz mundial.

El Cord L 29 tuvo un motor de 8 cilindros en línea y su piso totalmente plano gracias a la tracción delantera. La suspensión delantera era independiente con elásticos transversales, dado que tenía los semi-ejes que transmitían la tracción a las ruedas delanteras.

Si bien fue un auto revolucionario, para su época, no logró penetrar el mercado estadounidense por dos motivos principales. El primero porque el mercado interno era conservador y segundo que los Cord no eran precisamente automóviles baratos o utilitarios. Eran caros comparados con sus competidores. Pero lo eran por ser autos con una terminación exquisita para la media en los Estados Unidos de finales de la década del veinte.

Eso quedaría totalmente sellado con el 810-812 que fuera el último automóvil de la marca Cord y Auburn. Ya que Errett Lobban Cord sacó de la quiebra a la empresa Auburn, que luego adquirió la empresa Duesenberg, otra marca de prestigio y fabricante de autos deportivos.

Tal vez en otra época de la historia la Cord hubiera tenido un mejor desarrollo y penetración en el mercado estadounidense. O no por tener soluciones que era más europeas que americanas.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.