jueves, 5 de septiembre de 2013

Un camión con ruedas en la trompa

El Tatra T22 de 1935 tenía dos ruedas en su trompa para poder superar terrenos difíciles. Presentaba suspensión independiente en su eje trasero doble, al igual que los modelos más chicos de porte.

Tatra T 22 de 1935. Dibujo de un folleto de la empresa Tatra.


Usaba semiejes en su eje trasero, algo parecido al sistema adoptado por la marca Škoda para sus camiones.

El motor era de cuatro cilindros en línea refrigerado por agua con una potencia de 60 HP a 2.100 revoluciones por minuto.

El dibujo fue extraído de un folleto histórico de la marca checa Tatra, que la empresa me enviara en 1980.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos