miércoles, 13 de febrero de 2013

La serie 500 de BMW


Muchos argentinos terminaron de conocer a los automóviles BMW con la apertura de la importación en 1979. Otros recordaban la marca cuando se fabricaron bajo licencia por Metalmecánica, con la marca De Carlo. Aquellos autos de los ’50 y ’60 no eran los lujosos autos que llegaron, varios años más tarde, a Argentina. Hoy veremos la serie 500 de los BMW la gama media entre las serie 300 y la 600-700.

BMW 525 modelo 1980 con limpia y lavafaros, llantas BMW de metal 
ligero, apoyacabezas traseros y faros antiniebla como equipo opcional.


La empresa Enrique Glas fue el primer importador que tuvo la marca BMW (Bayerische Motores-Werke AG) en la Argentina. Los alemanes confiaron en esta empresa para que los representara en el país. Pero los directivos de Enrique Glas hicieron de las suyas.

Como no previeron la compra de repuestos para reparar las unidades, en services o por reparaciones, comenzaron a desarmar autos 0 kilómetro para obtener las piezas que necesitaban. Eso se llama canibalismo automotriz. Cuando los alemanes se enteraron, de lo sucedido, les retiraron la representación e importación en el país.

Así parece en escena la empresa Automóviles Exclusivos que toma el control de la comercialización de los automóviles BMW. Esta empresa mantuvo la importación mientras duró la apertura, por parte del gobierno de turno. Años más tarde, en la década del ’90, la empresa alemana tendría su propia representación en el país.

BMW 518 modelo 1980 con llantas de sección baja 195/70 HR 14 
con llantas BMW de acero de 6J x 14 como opcionales.

Los autos BMW de la serie 500 eran los siguientes: 518, 520, 525 y 528i. Un motor de 4 cilindros en línea, para el 518 y 3 motores de 6 cilindros en línea para el 520, 525 y 528i. Los tres motores con diferencia en cilindradas y potencias.

El BMW 518 venía equipado con un motor de 4 cilindros de una cilindrada de 1.766 centímetros cúbicos con una potencia de 90 CV DIN a 5.500 revoluciones por minuto. El BMW 520 traía un motor de 6 cilindros de 1.990 centímetros cúbicos de 122 CV DIN a 6.000 revoluciones por minuto. El BMW 525 estaba equipado con un motor de 6 cilindros de 2.494 centímetros cúbicos con una potencia de 150 CV DIN a 5.800 revoluciones por minuto. Y por último el BMW 528i de 6 cilindros con una cilindrada de 2.788 centímetros cúbicos con 184 CV DIN a 5.800 revoluciones por minuto. Este último modelo tenía inyección electrónica Bosch L-Jetronic, toda una novedad para nuestro país.

En autos caros y de alta gama, que venían del exterior, la primacía la tenían los Mercedes-Benz en Argentina. BMW no era una marca difundida y la apertura de la importación produce un cambio. Muchos compradores, de alto poder adquisitivo, se vuelcan a BMW. De esta forma la marca logra tener una consolidación y respeto en el mercado interno.

BMW 528i modelo 1980 con antena automática opcional de fábrica.

Para el mercado argentino de aquellos años, finales de los ’70, el BMW era un auto con una terminación excelente que estaba muy por encima de la media local. Por eso muchos se volcaron a la marca germana. Entiendan que hablo de un mercado reducido y que movía mucho dinero.

Todavía es posible ver circulando alguna que otra unidad 520 modelo 1980, importada en aquellos años. No todos están en las mejores condiciones, por aquello de las constantes oscilaciones en la política económica respecto a las importaciones.

La serie 500 es una gama de berlinas de 4 puertas que tenían un largo de 4.620 milímetros, un ancho de 1.690 milímetros, una altura de 1.425 milímetros (descargado) y una distancia entre ejes de 2.636 milímetros. En las trochas había diferencias en la posterior que era de 1.466 milímetros para los modelos 518 y 520. En cambio los modelos 525 y 528i tenían una de 1.470 milímetros. La trocha delantera era igual en todos los modelos: 1.422 milímetros. La carga útil de 460 kilogramos para todos los modelos, que disminuía a 440 kilogramos si venían con caja automática. El peso total admisible era el siguiente: 1.700 kilogramos para el 518, 1.770 kilogramos para el 520, 1.810 kilogramos para el 525 y 1.870 kilogramos para el 528i.

BMW 520 modelo 1980 con techo corredizo por manivela como 
equipo opcional. El modelo está siendo sometido a algunas 
de las pruebas de seguridad de BMW. 
La suspensión delantera era independiente con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos corridos para lograr el desplazamiento del avance. La suspensión trasera independiente con bielas inclinadas articuladas con resortes helicoidales y resortes adicionales de caucho. Los modelos 525 y 528i tenían estabilizadores anteriores y traseros.

Los frenos delanteros eran de disco con servofreno y doble circuito. Además traían sensor de desgaste en la rueda delantera izquierda. En los modelos 518 y 520. Los frenos traseros eran de tambor Simplex autocentrantes. Los modelos 525 y 528i tenían frenos traseros a disco con indicador de desgate de la rueda trasera derecha.

Los neumáticos eran 175 R 14 88 S (175 SR 14) para el 518, 175 R 14 88 H (175 HR 14) para el 520 y 525, 195/70 VR 14 para el 528i. Las velocidades máximas eran de 160 kilómetros por hora para el 518, 180 kilómetros por hora para el 520 (174 kilómetros por hora automático), 193 kilómetros por hora para el 525 (185 kilómetros por hora automático) y 208 kilómetros por hora para el 528i (200 kilómetros por hora automático).

Algunas de las conformaciones de asientos traseros, levanta vidrios 
eléctricos, matafuegos y equipos de audio para la serie 500 de BMW.

Todos los modelos de la serie 500 venían de fábrica con caja de velocidades de 4 marchas hacia delante y retroceso. Para los modelos 518 y 520 una caja y para el modelo 520 se podía optar por una caja de 5 velocidades de uso deportivo. La caja de 5 velocidades normales de uso económico estaba disponible para todos los modelos. La caja automática también era opcional a partir del 520.

La dirección era mecánica de seguridad en los modelos 518, 520 y 525. El 528i venía con dirección hidráulica también de seguridad, que para los demás modelos era opcional.

Opcionales de la serie 500 de BMW: techo corredizo, espejo exterior derecho, 
llantas de aleación liviana, limpia y lava faros, cajas de herramientas en la 
tapa del baúl, antena eléctrica, volante deportivo y butacas deportivas Recaro.

Un auto de concepción clásica: motor delantero-tracción trasera que sigue teniendo un alto prestigio en Argentina. Por eso vimos un pantallazo por la serie 500, aquella que llegó al país de la mano de la importación de 1979.

Gracias a Julián Pérez por la digitalización de las imágenes y a Víctor Caputo por el folleto de BMW serie 500.

Fuente: Folleto de Bayerische Motores-Werke AG, febrero 1980.

Mauricio Uldane