viernes, 11 de marzo de 2011

El camión del este

El Praga V3S es un camión que fabricaba la empresa AVIA en la vieja Checoslovaquia. Un camión duro de doble tracción y una escalofriante velocidad máxima de 60 kilómetros por hora...


Las fotos de este Praga V3S son parte de un uno de los tanto folletos que me envió la empresa Motokov de Praga. Motokov era la empresa encargada de comercializar, hacia el exterior, todos los productos que empresas estatales, del rubor automotor, hacían en Checoslovaquia. Hablamos de años anteriores a 1989 y el muro de Berlín seguía en su sitio.



Durante el año 1980 recibo un sobre conteniendo los folletos que me mandó Motokov. El sobre lo tuve que ir a buscar al centro de encomiendas en el puerto. Había venido por vía marítima por lo tanto tuve que vermelas con un vista de aduana.




El tipo que me atiende me pregunta: "qué hay en el sobre". En ese preciso instante pensé "soné". Recibir un sobre de detrás de la cortina de hierro en plena dictadura no era lo mejor que te podía pasar.

"Supongo que son folletos" atiné a decirle al vista de aduana sin desmayarme. "Tengo que abrirlo" me dice el tipo en tono de amenaza. Le dije que lo abriera y cuando lo hace me mira me dice "son folletos" y le respondí "que le dije" mientras por dentro suspiraba aliviado. Por suerte Motokov no mandó ningún tipo de propaganda, sino no estaría escribiendo estas líneas.

Por supuesto que el vista de aduana tuve que pesar el sobre para poder cobrarme el impuesto interno. El sobre en la balanza acusó 2 kilos, 600 gramos, casi un bebé.



De ese sobre, hoy, les rescaté estas fotos del Praga V3S que es bastante feo, pero parece ser que era indescrutible y la empresa AVIA comenzó su fabricación en 1960.

Hay una foto muestra el motor diesel refrigerado por aire con un parecido a los viejos motores Deutz. Además ese motorcito tenía una cilindrada de 7412 centímetros cúbicos y una potencia de 98 HP o 72 kW a 2100 vueltas por minuto. Lo que se dice un motor descansado no muy ideal para hacer picadas ni sorpasos en la ruta.



Supongo que para muchos este camión será una sorpresa y para otros un pequeño monstruo. Lo que sí que pocos lo conocían antes de esta entrada.

Esta fue una rareza, habrá más con el tiempo, sepan esperar en especial Bongo.

Mauricio Uldane