sábado, 21 de marzo de 2020

Volkswagen en dos versiones de Husky y Matchbox

El sábado pasado vimos una nota con dos miniaturas de las marcas británicas Husky y Matchbox. En ese caso eran rurales de marcas diferentes, en cambio hoy, es una misma marca alemana, Volkswagen, pero en un caso una Kombi y la otra miniatura es una Pick up con una cinta transportadora.


La Volkswagen Kombi de Matchbox es un vehículo reconocido mundialmente. Incluso en Argentina hay unidades de distintas épocas y en diferentes versiones. Pero el caso de la Pick up es una rara versión, al menos para nuestro país, porque tiene una cinta transportadora.


Puede haber sido un vehículo usado en aeropuertos, para subir el equipaje en las bodegas de los aviones, o para colocar mercadería, o cajas, en determinado lugar. No deja de ser algo poco habitual de ver en las calles de Argentina, y menos en los años sesenta, cuando era un chico.


Lo cierto que las dos miniaturas no están en la misma escala. Eso se nota solo con ver las imágenes. Amén de la calidad de las piezas, que siempre tuvo diferencias entre Husky y Matchbox. Como ser el chasis de plástico de los Husky y el sistema de suspensión.


La camioneta tiene unas ruedas grises similares a las que tenían los Matchbox más viejos de la década del cincuenta. En eso se parecen las dos marcas británicas. En el resto hay notables diferencias en los moldes y la calidad de los materiales de construcción de las piezas.


La Kombi conserva su caja de cartón original. En cambio la camioneta de Husky venía en blister y eso iba a parar a la basura. Cosas de cómo ofrecían las piezas al mercado, en la década del sesenta, ambas empresas de Gran Bretaña.


En realidad el modelo de Matchbox se llama Volkswagen Camper, porque el interior de la Kombi tiene asientos enfrentados con una mesa en el medio. Además de tener el techo vidriado y sobreelevado. Por supuesto que las dos puertas laterales izquierdas abrían.


Imagino que ambos Volkswagen llegaron a mis manos, más o menos, para la misma época. Diría que finales de la década del sesenta. También puede ser que compartieran juegos sobre la mesa de formica blanca, con manchas negras, del comedor de mi casa de la infancia.


Ahí donde los mundos imaginarios tomaban forma y se plasmaban en acciones con esos “autitos de colección” sobre la colcha de planchar, que le robaba a mi tía abuela. Claro que con la condición de dejarla de nuevo en su sitio para que al otro día ella pudiera planchar la ropa.


Otras épocas de juegos de la infancia. Diferentes, ni mejor, ni peor. Fue lo que me tocó en suerte en los años sesenta y setenta. Pero reconozco que esos juegos fueron parte de mi escuela de aprendizaje. En especial una escuela fierrera, que me hizo conocer muchos modelos y marcas, antes que ver un auto real de esos que tenía en mis manos.


En eso, tanto los Husky como los Matchbox, fueron la parte didáctica que tuve cuando era un chico. Muchas veces conocí primero en, esos “autitos de colección”, vehículos que luego vería en revistas especializadas, en una película, o en una serie televisiva.


Las dos piezas que están, bastante bien, conservadas pese a los juegos infantiles, alguna cachadura, pero nada grave que atente contra la conservación de ambas miniaturas. Las dos piezas me acompañan desde la infancia.


Como siempre les digo a los lectores, no soy un coleccionistas, simplemente he conservado desde la infancia estos “autitos de colección” que me dieron muchas horas de juegos y alegrías. Tuve la suerte de seguir el consejo de mis padres.


Ambos me inculcaron que conservara estas miniaturas, y con sus respectivas cajas, en el caso de tenerlas. Eso también ayudó para la conservación de los Matchbox, en el caso de los Husky, que venían en blister, terminaban en cajas de cartón para preservarlos.


De todas formas los Matchbox en sus cajas de cartón original, también, los guardaba en una caja más grande, donde estaban todas las piezas que me iban regalando. La mayoría por buen comportamiento, o buen desempeño en la escuela primaria.


Eran como un incentivo. Por eso también me alegro de haberlos conservado por más de 50 años conmigo. Ahora, y gracias al “Garaje Miniatura”, muchas personas los pueden ver. Pero lo mejor es que también esos lectores pasaron por situaciones similares.


Les dejo los enlaces de ambas notas que tuvieron ambas piezas de Husky y Matchbox, donde fueron los únicos protagonistas:


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha: http://archivodeautos.blogspot.com.ar/p/garaje-miniatura.html

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: 

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #GarajeMiniatura, #VolkswagenCamper, #VolkswagenPickup, #Matchbox, #Husky

No hay comentarios.:

Publicar un comentario