miércoles, 7 de noviembre de 2018

Las rarezas y curiosidades de Los Cardales

La 6ª Edición de Autos Clásico Cardales, realizada el domingo 4 de noviembre, dejó algunas rarezas dignas de mención en una nota aparte. Tal como lo mencioné en la crónica de lo sucedido en esa jornada. Así que veamos que se pudo apreciar en el predio de la exposición.


Entre los Citroën que estaban expuestos sobre la pasarela de cemento que da a la calle Rivadavia, de la Plaza Mitre, de Los Cardales, se pudo ver un Zamba. La particularidad es que esta unidad corresponde a la segunda versión que tuvo este auto.


En realidad el Zamba fue un kit desarrollado por Ergo Diseño, una empresa creada por los hermanos Adrián y Juan José Farace. Justamente me comuniqué con el primero por algunas dudas que surgió de un grupo de amigos fierreros, por ese Zamba expuesto.


Adrián Farace, al ver las fotos que le pasé, me confirmó que ese Zamba es la segunda versión de la matriz que realizaron con su hermano. Una de las diferencias están en las puertas con apertura hacía adelante, al revés de la primera versión, que tenía puertas suicidas. Además las puertas son más chicas en esta segunda versión.


También cambia la trompa porque se eliminaron las molduras del Citroën 3 CV. Por eso se ve diferente a la primera versión del Zamba. El resto es similar y para los que quieran conocer al Zamba les dejo la nota que hiciera Gustavo Feder, editor de la revista digital Autohistoria en el número 18 del mes de octubre de 2015, es decir exactamente tres años atrás: https://issuu.com/d-revistas/docs/autohistoria_18_10_2015/16


Al promediar la mañana viene Juan Carlos Virgini, el dueño del Ford A rojo que nos acompañó desde San Miguel a Los Cardales, y me dice que habían llegado unos bichos raros. Algo había visto y hacía el lugar del predio me encaminé con mi sobrino Diego, que también estaba munido de su cámara de fotos.


Efectivamente habían llegado unos raros Fiat 600. Uno convertido en una grúa de remolque. No solo con el gancho para levantar un vehículo, sino que simulaba tener la cabina extendida. En las dos fotos que publico se aprecia claramente el trabajo que se le hizo a este Fiat 600 grúa de color celeste y blanco.


Justamente a su lado estaba estacionado otro raro Fiat 600: una versión cabriolet, o convertible. Hasta se podría decir que simula ser un spider. Solo tenía dos butacas y un cobertor sobre la parte trasera con un portaequipajes sobre la tapa del motor. Ese Fiat 600 azul oscuro llamaba la atención.


El grupo Fans del Rastrojero acudió por primera vez a la exposición de Los Cardales y llevaron algunas de las unidades que integran la agrupación. El más viejo de los Rastrojeros tiene un carrozado como rural de la época. Incluso tengo entendido que tiene la pintura de fábrica. Muchos conocen a este Rastrojero como “La Ballena”.


Las dos fotos que publico, de este viejo Rastrojero de color rojo y franjas blancas, es un testimonio de cómo eran esos carrozados que se realizaban fuera de fábrica por terceros. Si de esos carrozados externos hablamos no podemos de dejar de mencionar al Rastrojero Conosur, que estaba ubicado unos metros más allá de “La Ballena”.


En un estado inmaculado se lo pudo ver al Conosur. No siempre se han conservado tan enteros. Seguramente esta unidad no fue taxi y tuvo su dueño original en un particular más. De lo contrario se realizó una excelente restauración, pero me inclino por lo primero: auto de un particular. También se pudo ver entre los vehículos de Fans del Rastrojero a un Ranquel en muy buenas condiciones.


Citroën hubo en distintas partes del predio. Básicamente hubo dos grupos grandes. Uno donde estaba el Zamba mencionado anteriormente y los otros Citroën en la pasarela que está cerca de las vías del ferrocarril Mitre. Ahí se pudo ver uno de los primeros Citroën 2 CV que circularon en Argentina.


Todo indica que la primera versión que se armó en el país. Como siempre algún seguidor de Archivo de autos tendrá más datos sobre esta unidad. Unidad que está en un estado de originalidad alto. Incluso con su pintura, de color celeste, con el acuse del paso del tiempo, pero documentando cómo eran los 2 CV de fábrica. Un par de fotos atestiguan estos dichos.


Volviendo al sector donde estaba el Zamba, y estacionado a su lado, se encontraba un curioso Citroën 3 CV pintado de diferentes colores. Evidentemente es un auto promocional del comercio gastronómico “Lo de Lucas” de la ciudad de Escobar, en la provincia de Buenos Aires. Sinceramente ese 3 CV no pasa inadvertido…


Donde estaban los Fiat 600 grúa y convertible, al parecer autos que vinieron desde la ciudad capital de la provincia de Buenos Aires, La Plata, estaban un Messerschmitt KR 200, pintado de un verde subido, y a su lado un Fiat 600 rosa con pestañas en sus faros delanteros…


Jorge Lizardo en las ediciones que organiza Autos Clásicos Cardales se aparece con un micro auto diferente. En ediciones pasadas llevó un NSU Prinz IV y el año pasado un NSU Prinz. Siguiendo con la marca alemana en esta edición se apareció con un NSU Sport Prinz de color blanco. Una cupé que llamó la atención de varios visitantes a la muestra.


A Los Cardales suelen acudir muy buenos exponentes de autos Hot Rod. Hubo uno, que estaba estacionado al lado de una cupecita Ford del TC (Turismo Carretera), que estaba muy bien logrado. Un Hudson del año 1931 convertido en un Hot Rod con mucho trabajo encima y además muy llamativo.


Ese Hudson Hot Rod negro estaba enfrente, y no muy lejos de donde estacionamos La Mercedes de mi padre, José Lorenzo Uldane. Al lado del Ford A rojo de Juan Carlos Virgini estuvo expuesto un Chevrolet del año 1951 con estilo Street Rod.


Lo llamativo era que su trompa se volcaba hacia adelante al estilo de las cupecitas del TC. Además de tener la suficiente preparación que demostraba por el ancho de sus neumáticos y lo cerca del piso que estaba. Dos fotografías nos dan cuenta cómo estaba este Chevrolet Street Rod de color dorado verdoso.


Cuando salimos a recorrer el predio, luego de charlar un buen rato, con Miguel Sinagra nos encontramos con una curiosa autobomba de los Bomberos Voluntarios de Pilar. Ya la habíamos divisado de lejos y ambos dijimos que era un camión International. Fue un error nuestro. Al llegar frente a la autobomba descubrimos con sorpresa que era de la marca japonesa Isuzu.


Hablando con uno de los bomberos nos contó que llegó al país en el año 1961 y todavía puede operar con normalidad si lo quisieran. En la actualidad solo asisten a exposiciones y muestras con la unidad. Lo mismo que el motor naftero original fue reemplazado por motor diésel Perkins de 6 cilindros. También nos contó que para el año entrante le harán una restauración.


Para lo último dejé a un jeep de la marca japonesa Suzuki, de color blanco, un compatriota de la autobomba de los bomberos de Pilar. Es raro ver una unidad de este vehículo todo terreno en ese estado de conservación. Estos jeeps ingresaron al país con la apertura de la importación de vehículos a finales de la década del setenta. Estaba junto a los demás Jeep Willys exhibidos. Las fotos fueron tomadas el domingo 4 de noviembre de 2018 en la realización de la 6ª Edición de Autos Clásicos Cardales y fueron algunas de las rarezas, y curiosidades, que logré detectar ese día.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivo de autos, #Crónica, #AutosClásicosCardales2018