jueves, 9 de agosto de 2018

Amilcar deportivo

Les he contado de mi abuelo paterno, José Tomás Uldane, que fue mecánico, carpintero, herrero y piloto de baquets. Otra vieja fotografía del álbum familiar nos lleva en un viaje en el tiempo hasta el pueblo de Tres Lomas, en la provincia de Buenos Aires.
 
De izquierda a derecha: José Corona y José Tomás Uldane.

Mi abuelo José aprendió mecánica con Alberto “Tito” Cattaneo, que también despuntaba el vicio de las carreras de autos en los campos bonaerenses. Cuando mi abuelo paterno se instaló en un taller mecánica tuvo un socio: José Corona. Es él quien está sentado frente al volante del deportivo. Lo curioso es la marca de ese automóvil: Amilcar.

Desconozco cómo ese automóvil deportivo, al parecer de los años veinte, llegó hasta un pueblo en el oeste de la provincia de Buenos Aires. El que está de pie es mi abuelo José, mirando a cámara. Por lo que me contó mi padre, José Lorenzo Uldane, ese Amilcar era propiedad de Corona y lo usaba para pasear por el pueblo.

El edificio que se ve detrás era parte de la concesionaria oficial de Ford Motor Argentina para Tres Lomas. Pero como pasaba en esos pueblos del interior de la provincia de Buenos Aires, el dueño también tenía un establecimiento de ramos generales. Esos lugares donde había de todo.

También les conté de esas carreras rurales que se hacían en esa zona del pueblo de Tres Lomas. Totalmente amateurs, y los pilotos en su gran mayoría eran sus propios mecánicos. Nada de equipo mecánico de apoyo, solo corrían con su alma y con los conocimientos que tenían.

Los auspiciantes eran comercios locales. Mi abuelo supo tener una publicidad de un “gran almuerzo” para los primeros días del mes de octubre. Eran corredores de alma y ponían todo lo que tenían en cada competencia.  Era una época romántica de esas competencias.

Una vieja fotografía nos trajo, por unos instantes, una postal de tiempos idos y de corredores que no volverán. Al menos no en estos tiempos que nos toca vivir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #Autoantiguo, #Amilcar, #autodeportivo, #abuelopaterno