Lenguaje claro

jueves, 6 de julio de 2017

Raid a India

Los raids realizados por personas siempre llamaron la atención de los medios periodísticos. En este caso tres italianos, más una sueca, hicieron travesías a bordo de un viejo Volkswagen Kübelwagen desde el año 1963.



En un principio Antonio y Guerrino Fumagalli con Angelo Turconi, los tres con experiencia en campamento, realizaron su primer raid: Milán-Glasgow-Milán. En esa oportunidad usaron un Fiat 500 que les trajo más de un dolor de cabeza por no ser el vehículo adecuado para esa travesía. Al regreso buscaron entre los rezagos de la Segunda Guerra Mundial un Volkswagen Kübelwagen, o Tipo 82, que tenía un motor trasero de 940 centímetros cúbicos de cilindrada.

Le realizaron muchas modificaciones, con el fin de modernizarlo, aunque su velocidad de crucero era de tan solo de 55 kilómetros por hora. Lo bueno era que solo lo pagaron 180.000 liras, claro que esto fue en la década del sesenta. En el año 1963 los tres hombres emprendieron su segundo raid, de 12.000 kilómetros, por Túnez, Argel, Camerún, Nigeria, Marruecos, España y Francia.

Al año siguiente aumentaron a 15.000 kilómetros y los lugares visitados fueron: Malta, Libia, Egipto, Líbano, Siria, Jordania, Arabia Saudita, Turquía, Bulgaria y la desaparecida Yugoslavia. Para el año 1965 su objetivo era alcanzar los 20.000 kilómetros.

Para eso pensaban recorrer esa distancia en 40 días y el trayecto pasaría por estos países: Yugoslavia, Bulgaria, Turquía, Siria, Irak, Irán, Pakistán e India. Ahora se le sumaría a la tripulación la doctora Eva Falkenberg de nacionalidad sueca y de 26 años.

Los otros integrantes eran Guerrino Fumagali, mecánico italiano de 30 años, a la izquierda de la foto inferior. En el centro estaba Angelo Turconi estudiante universitario italiano de 26 años y a la derecha Antonio Fumagalli, italiano de 23 años. Las dos fotografías fueron tomadas de la revista Automundo número 29 del 13 de octubre de 1965.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.