viernes, 26 de mayo de 2017

Opel K 180 rural

Los años setenta marcaron una tendencia entre los concesionarios oficiales, de las distintas automotrices argentinas, en producir automóviles especiales. En este caso del Opel K 180 en versión rural que corrió por cuenta del concesionario de la General Motors Argentina, Grandío y López.

Publicidad del diario Clarín del año 1976.


Imagino que tenían el aval de la empresa fabricante como había pasado antes con el Chevron, que también fue un desarrollo de Grandío y López. En este caso se metieron con el primer automóvil mediado de la General Motors Argentina, que llevó la marca Opel.

No fue la primera rural construida fuera de fábrica. Hubo otra realizada sobre el Peugeot 504 que realizara el concesionario Geramo. Los años transcurrido han convertido a estos vehículos en rarezas del mercado argentino. Pero para entenderlas hay que ubicarse en el tiempo pasado.

No solo es una cuestión de gustos personales, sino de entender en qué circunstancias se desarrollaron estas versiones especiales. Hubo varios concesionarios que tuvieron automóviles de serie modificados con menor o mayor éxito final.

Lo cierto que la versión rural del Opel K 180 nunca se produjo en serie por parte de la General Motors Argentina. Y tampoco creo que estuviera en sus planes realizarla. Bastante caro les había salido el desarrollo local del Opel K 180 como afrontar una versión rural.

La publicidad del concesionario Grandío y López documenta de la existencia de esta versión extraña del Opel K 180 producido por General Motors Argentina. Desconozco la cantidad de unidades que se produjeron y cómo fue el éxito, o fracaso, de su comercialización. La publicidad apareció publicada en el diario Clarín el 30 de agosto de 1976.

En su momento fue una de las primeras incógnitas de la sección “La Preguntita del Domingo”, para ser exactos la número 15 del domingo 12 de mayo de 2013. Les dejo el enlace para que lo compruebe por ustedes mismos:

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.