sábado, 15 de octubre de 2016

Buggy playero según Matchbox

Los años setenta marcaron la aparición masiva de los Buggys en Argentina. Había por todas partes y algunos no solo con mecánica Renault. Claro que con el motor de un Escarabajo era algo raro de ver. El Buggy de Matchbox nos replicaba a los que nacieron en Estados Unidos con mecánica Volkswagen.



Este Beach Buggy (Buggy de playa) pertenece a la serie Superfast de Matchbox y es del catálogo del año 1970. Ya tendría casi 10 años y es uno de los últimos que me regalaron mis padres. Por eso el estado impecable que presenta.


Desde que lo vi en mi infancia me llamó la atención la pintura que presentaba en su carrocería. No era nada habitual en Argentina, menos en esa combinación de colores. Creo que sigue siendo un poco rupturista en materia de color.


El conservadurismo de los argentinos en material de colores para las carrocerías de autos es todo un tema. Sino piensen cuántos autos de color amarillo se ven en estos días. Esto más allá de los gustos cromáticos personales.


Un par de detalles en el Buggy no desmerecen el estado general. El faro delantero izquierdo está algo torcido. Puede ser producto de algún golpe o una caída. La verdad no lo recuerdo. Y alguna cachadura menor en su pintura.


Por supuesto es otro de los “autitos de colección” de mi infancia con su caja de cartón original. Hace poco me enteré que hay un fabricante en Australia que las replica como las originales. Cosas del coleccionismo del automodelismo.


Lo curioso de la carrocería de este Buggy playero es la caída tipo fast back algo no tan común en las versiones que aparecieron por todas partes en Argentina durante los años setenta. Tampoco eran tan habituales los Buggys con techo rígido.


Pero para un chico de 10 años era una invitación a la imaginación con calor. Porque a eso nos remite un Buggy a días de sol y diversión en un clima cálido de verano, o algo más templado de la primavera. Solo era imaginar la situación y el Buggy de Matchbox se movía solo…


Como siempre el escenario era sobre la colcha de planchar en la mesa libro de formica de color blanco con manchas negras. El centro cultural del comedor de mi casa de la infancia. Ahí pasaba todo desde comer hasta estudiar en el medio planchar la ropa y jugar con mis Matchbox queridos.


Aunque el Buggy tiene poco de rodado como lo acusan sus enormes ruedas. Esas con llantas deportivas con ejes finitos para salir volando como era la principal característica de los autitos de la serie Superfast de Matchbox. Ni hablar de tirarlos por las pistas de plástico amarillo.


La réplica del motor trasero nos deja en claro que correspondía a un Escarabajo. Incluso el motor casi está en voladizo en la cola. Es muy característico este motor bóxer para no reconocerlo de inmediato.


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todos los enlaces:


Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos
Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.