martes, 2 de agosto de 2016

Fiat 1100 R, la renovación del Millecento

En el año 1966, para la primavera europea, se lanzó, en Italia, una nueva versión del Fiat 1100, Millecento como se lo conocía, denominada R (Rinnovata, Renovado). Se lo fabricó hasta el año 1969 cuando fue reemplazado por el Fiat 128 en Italia.

El Fiat 1100 R (Rinnovata) del año 1966 fabricado en Italia.


La empresa Fiat SpA (Società per Azioni) se decidió a renovar el Fiat 1100, conocido como Millecento, en el año 1966 con la idea de “aggionarlo” un poco a los tiempos que corrían a mediados de la década del sesenta. Es así como se le hicieron cambios en la carrocería.

Un capot más bajo con una parrilla más chica que en los modelos anteriores. Eso era por tener un carburador diferente. La cola también fue cambiada con los guardabarros traseros fusionados con la tapa del baúl. Además los faros traseros eran similares a los del Fiat 850.

Vista de la cola y del lado derecho del Fiat 1100 R de 1966.

Mecánicamente se redujo la cilindrada del Fiat 1100 R a 1.089 centímetros cúbicos, a diferencia de los 1.221 centímetros cúbicos que tenía el Fiat 1100 D, que se fabricó entre los años 1962 y 1966. También la potencia era menor con 53 HP SAE a 5.200 revoluciones por minuto, contra los 55 HP SAE a 5.000 revoluciones por minuto del 1100 D.

Pero el 1100 R podía llegar a las 6.200 revoluciones por minuto que significaba un aumento de, más o menos, de 1.000 revoluciones por minuto más que el 1100 D. Esto se logró por el material más liviano que se usó para la fabricación de las válvulas y los botadores.

La parte delantera del habitáculo del Fiat 1100 R de 1966.
Se aprecia el nuevo tablero y la palanca de cambios al piso.

El diámetro de los cilindros era de 68 milímetros y la carrera de los pistones era de 75 milímetros con una relación de compresión de 8,1:1, que era similar al motor 1100 D. El carburador era de la marca Solex C 32 PHH/5 de tiro horizontal, a diferencia del invertido del 1100 D, pero tenía doble boca con abertura diferencial de accionamiento mecánico.

El nuevo motor tenía los colectores de admisión y de escape de nuevo diseño que se agrupaban en dos salidas, similar a lo que presentaba el motor del Fiat 1500. También tenía reubicado el filtro de aceite, ahora, sobre el circuito principal que lograba un filtrado total del lubricante del motor.

El vano motor del Fiat 1100 R de 1966.
Se puede ver el carburador Solex de tiro horizontal.
 

La caja de cambios era la misma que usaba el Fiat 1100 D, pero en este nuevo modelo, tenía la palanca al piso en cambio de tenerla montada en la columna de dirección. Lamentablemente no tenía la primera sincronizada. Los frenos delanteros eran de disco similares a los que montaba el Autobianchi Primula. En cambio los traseros eran de tambor, pero sin aletas en las campanas. La superficie de frenado era de 468 centímetros cuadrados adelante y de 132 centímetros cuadrados atrás.

La suspensión delantera, era idéntica al 1100 D, independiente con resortes helicoidales con amortiguadores hidráulicos y brazos triangulares superiores e inferiores. La suspensión trasera fue la que sufrió modificaciones. Adoptó una posición simétrica de los amortiguadores traseros con respecto a los resortes helicoidales delanteros.

Dibujo con el motor y caja del Fiat 1100 R de 1966, también
se aprecia la suspensión delantera y los frenos a disco.
 

Además se eliminó la barra antirrolido colocando los amortiguadores hidráulicos traseros en forma vertical. Este mismo esquema era el que presentaba el Fiat 1500. Los amortiguadores eran de carrera larga. Esto eliminaba la tendencia a levantar la rueda interior en las curvas.

Los neumáticos en el Fiat 1100 R eran de menor medida que en el 1100 D. Por lo tanto pasaron de medir 5,20 x 14 pulgadas a 6,15 x 13 pulgadas. De esta forma las llantas eran más chicas y más anchas. Esto trajo aparejado que bajara la altura del Fiat 1100 R con respecto a los modelos anteriores.

Dibujo del tren trasero del Fiat 1100 R de 1966. Se pueden ver los
amortiguadores de carrera larga, y colocados en posición vertical.
 

Con los cambios de carrocería aumentó la capacidad del baúl, que al tener 8 centímetros más de profundidad, ahora presentaba una capacidad de 370 decímetros cúbicos. La rueda de auxilio se ubicaba por debajo del piso del baúl. El tanque de combustible estaba ubicado en la parte derecha de la cola.

Para prevenir un incendio, por un choque en la parte trasera, a menos de 45 kilómetros por hora, había una zona deformable que impedía que el tanque de combustible sufriera deformaciones de ningún tipo. Esto era por la forma de trapecio como se construyó la cola del Fiat 1100 R.

Dibujo con el esquema del sistema de
dirección del Fiat 1100 R de 1966.
El tablero se había modernizado a tono con los demás modelos contemporáneos de la marca Fiat. La instalación de climatización era la misma que traía el Fiat 850. El peso del Fiat 1100 R era de 815 kilogramos que acusaba unos 30 kilogramos menos que el Fiat 1100 D. Según Fiat la velocidad máxima estaba en el orden de los 130 kilómetros por hora. Esta fue la última versión que se fabricó del Fiat 1100 R ya que en el año 1969 fue reemplazado por el Fiat 128.

Algunas de las primeras impresiones de manejo, del periodista Etienne Cornil, eran una mejora en la tenida en las curvas y en las rutas en mal estado, aunque en caminos en muy mal estado el puente trasero saltaba; los frenos eran muy buenos en su eficacia y el puesto de conducción había ganado en comodidad.

Todas las imágenes que ilustran esta nota de la sección “Auto extranjero”, tanto las fotografías y los dibujos, fueron tomados de la revista Automundo número 44 del 8 de marzo de 1966.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.