Lenguaje claro

jueves, 25 de febrero de 2016

Oldsmobile fabricado en serie

Desde muy chico Ransom Eli Olds estuvo cerca de la construcción de vehículos, primero movidos a vapor, y más tarde con motores de combustión interna. Que su padre, Pliny Fisk Olds, fuera mecánico ayudó a que el joven Ransom estuviera con los motores desde muy pequeño. Tanto que a los 20 años ya tenía diseñado su primer automóvil con motor a vapor.

Oldsmobile Curved Dash Runabout del año 1904.


Con el correr de los años pudo comprar la mitad del negocio familiar que consistía en reparar motores a vapor. Pero Ransom Eli Olds quería fabricarlos. Y así lo hizo. Tanto que para el año 1892 exportó la primera carroza sin caballos a vapor de Estados Unidos, a Bombay en la India. Pero la suerte no estaba de su lado y el barco se hundió sin llegar a destino.

Pero eso no impidió a Olds seguir con su propósito de fabricar los primeros automóviles que circularon por los Estados Unidos, junto a otros pioneros automotrices de ese país. Antes que terminara el siglo XIX se había fundado la Olds Motor Vehicle Company con la idea de producir automóviles con motores de combustión interna alimentados por nafta. Este era el futuro de la mecanización automotriz.

La empresa comenzó a funcionar cuando S. L. Smith un rico empresario del cobre y la madera aportó el 95% del capital para arrancar con la Olds Motor Works. En cambio Ransom Eli Olds solo aportó el 5% restante. Eso pesaría más tarde en el futuro de la empresa. Pero sigamos en la línea temporal.

La primera idea de Ransom era construir un automóvil lujoso, para el año 1899, de 1.250 dólares con varias innovaciones que luego serían comunes a los demás autos de la industria estadounidense. Por ejemplo arranque eléctrico o ruedas con neumáticos y un curioso embrague neumático.

Pero en los adelantos técnicos estuvieron las principales fallas y el automóvil ideado por Olds no se vendió como era lo esperado. Para el año 1900 la empresa Olds Motor Works trabajaba a pérdida por una cifra cercana a los 80.000 dólares.

Pero los genios no duermen. Eso que atormentaba en las noches fue la solución y Ransom Eli Olds diseñó el primer automóvil que se fabricaría en serie en Estados Unidos, antes que el mítico Ford T. Del sistema de producción ideado por Olds es el cual se basó Henry Ford para su cadena de montaje.

Pero el primer automóvil estadounidense fabricado en serie fue el Olds Curved Dash (tablero curvado) con un motor monocilíndrico de 317,52 kilogramos de peso (700 libras) a un valor de 650 dólares. Inicialmente Olds había pensado en un peso de 500 libras (unos 227 kilogramos) a un valor de 500 dólares.

La idea básica fue hacer un automóvil simple que cualquiera pudiera reparar en algún taller mecánico. Con un sistema sencillo de manejarlo. Por eso se optó por un manubrio, o manivela, llamado “cola de vaca” por la forma curva que presentaba. Este “timón” era más sencillo que un volante circular. En especial para las personas que no sabían manejar.

Al accionar la “cola de vaca” le indicaban a las ruedas el giro que se le quería dar al vehículo. Además pensemos en la baja potencia del motor trasero con tracción trasera accionada por cadena. Y la, también, baja velocidad final. Los caballos de fuerza eran aproximadamente 7 HP. Pero el problema vino en el año entrante: 1901.

Un accidente dentro de la fábrica Olds Motor Works produjo un rápido incendio con la destrucción total de las instalaciones. Pero gracias a un empleado, James J. Brady, que era el cronometrador, logró sacar fuera de la fábrica el único prototipo que se tenía armado. Ya que todos los planos se prendieron fuego.

Para complicar la situación Ransom Eli Olds estaba enfermo internado en un hospital de la ciudad de Detroit, donde estaba situada la empresa Olds Motor Works. Al mes los empleados de Ransom habían hecho un duplicado del prototipo. Para eso lo desarmaron y realizaron los duplicados necesarios para fabricarlo nuevamente. Cuando lo tuvieron listo se lo llevaron a la ventana del hospital para que lo viera Ransom.

Ahí comenzó el éxito del Olds Curved Dash que se lo fabricó hasta el año 1904. En el año 1901 se vendieron 400 unidades; en el 1902, 2.500 unidades; 4.000 se fabricaron en el año 1903 y en el año 1904 se llegaron a producir 5.000. Pero en ese año el consejo administrativo tomó la decisión de solo producir automóviles de lujo.

Es cuando Ransom Eli Olds decide dejar la empresa y tomarse unas largas vacaciones. Pero para lograr el éxito del Olds Curved Dash puso en marcha un sistema que luego sería copiado por otros fabricantes de la industria automotriz de Estados Unidos. Lo que hizo fue ensamblar en su planta los componentes mecánicos que otros producían por fuera de su empresa.

Así los motores era de la empresa Leland and Faulconer, la misma de la Cadillac, las cajas de velocidades y las transmisiones las hacían los hermanos Dodge, antes de dedicarse a fabricar autos con su marca, y las carrocerías era de Briscoe. En cambio las terminaciones internas pertenecían a B. F. Everitt.

Esto le permitió a Ransom Eli Olds fabricar su modelo Olds Curved Dash pese a tener destruida por un incendio su planta. Pero lo que aceleró el proceso de armado fuera de su planta fue el incendio y esto le permitió hacer un automóvil barato y sencillo en gran cantidad. La producción del Olds Curved Dash, que puede parecernos escasa, era muy grande a principios del siglo XX y en los albores de la industria automotriz de Estados Unidos.

Luego de esas vacaciones que se tomó Ransom Eli Olds los amigos lo llamaron para que formara una nueva empresa. Hasta le consiguieron la financiación que necesitaba para arrancar con la producción. La Oldsmobile era marca pasada, la nueva marca estaba por nacer: R.E.O. por Ransom Eli Olds. Esa será otra nota con otra historia de la industria automotriz para contar.

Otra vez gracias a una tapa de dulce de leche Gándara es que podemos apreciar un viejo automóvil, en este caso, el Olds Curved Dash Runabout del año 1904, el último año en que se fabricó. En apariencia la fotografía fue tomada en un museo y además la misma imagen la pueden encontrar con facilidad en Internet. Les recuerdo que las tapas del dulce de leche Gándara son de principios de los años ochenta y por supuesto son una pieza más de mi archivo personal.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.