Lenguaje claro

lunes, 25 de enero de 2016

El último Fiat 600

En el mes de julio de 1977 la empresa Fiat Concórd lanza en Argentina el Fiat 600 S que reemplazó al 600 R y el mayor cambio fue el nuevo motor. Este motor, denominado 100 R7.038 derivaba del Fiat 133, presentado durante el mismo año, con la particularidad única de girar en sentido contrario a las agujas del reloj. Este Fiat 600 fue la última versión en fabricarse en el país hasta el año 1982 cuando aparece en escena el Fiat 147.

Fiat 600 S modelo 1981 ya producido por Sevel Argentina.
La fotografía corresponde a una rifa de la Cruz Roja Argentina.


Hasta el año 1977 el modelo de Fiat 600 se denominaba con la letra “R”. A partir de la incorporación del motor derivado del Fiat 133 se pasó a llamar 600 S. Trajo un aumento de la cilindrada que pasó a ser de 843 centímetros cúbicos contra los 797 centímetros cúbicos del 600 R. Pero inferior a los 903 centímetros cúbicos del 133. Muchos argentinos creyeron que el 600 S tenía el motor del 133 pero no era así. Sí, un motor derivado de este.

Veamos que potencia tenía el Fiat 600 S del año 1977: 32 CV DIN a 4.800 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 65 milímetros y la carrera de los pistones de 63,5 milímetros. La relación de compresión era de 7,4:1 con lo cual se podía usar nafta común a diferencia del Fiat 600 R.

El último de los Fiat 600 S producidos en Argentina en el año 1982.
Fotografía tomada de la revista Su Auto número 30 de agosto de 1982. 

Los carburadores que podía traer el Fiat 600 S eran de las marcas Galileo 28 ICP 10 o Bressel 28 ICP 10 ambos bajo licencia Weber. El cebador era a mariposa y con bomba de aceleración. El filtro de aire era con elemento de papel en seco y además contaba con un pre filtro metálico en baño de aceite.

La caja de velocidades era de cuatro marchas y marcha atrás. La primera no estaba sincronizada y la palanca de cambios se ubicaba en el piso. Las relaciones de la diferentes velocidades eran las siguientes: primera, 3,385:1; segunda, 2,055:1; tercera, 1,333:1; cuarta, 0,896:1 y marcha atrás, 4,275:1. El embrague era del tipo monodisco seco con resorte a diafragma y el comando era mecánico. La relación del diferencial era de 4,875:1.

La suspensión delantera era independiente con brazos oscilantes superiores con elástico transversal con hacía las veces de barra estabilizadora en los movimientos asimétricos. También tenía amortiguadores hidráulicos de doble efecto. La suspensión trasera era independiente con brazos oscilantes con resortes helicoidales con amortiguadores hidráulicos de doble efecto.

Vista general del tablero del Fiat 600 S. La descripción: 1- Palanca de comando de las luces altas y bajas; 2- Comando de la bocina; 3- Tablero de instrumentos; 4- Interruptor del limpiaparabrisas; 5- Cenicero; 6- Encendedor de cigarrillos; 7- Interruptor de luces de posición y tablero; 8- Bandeja portaobjetos bajo el tablero; 9- Bomba del lavaparabrisas; 10- Palanca de cambio de las velocidades; 11-Palanca del cebador; 12- Palanca del freno de mano; 13- Pedal del acelerador; 14- Pedal de freno; 15- Pedal de embrague; 16- Conmutador de la llave de encendido, arranque y traba del volante; 17- Palanca de comando de las luces de giro y 18- Portafusiles de la instalación eléctrica. La foto está tomada del manual de usuario del año 1978 y es una gentileza Iván Boiero Sutter.

La dirección era del tipo de tornillo sinfín y sector con una relación de 2:26 y el diámetro de giro era de 8,7 metros. Los frenos eran de tambor en las cuatro ruedas con sistema hidráulico con zapatas autocentrantes y con recuperación automática de desgate de las cintas.

El sistema eléctrico era de 12 volts con un alternador, otra diferencia con el Fiat 600 R que venía con dínamo, de 14,5 volts con 28 amperes con 475 watts. Lógicamente la batería se cargaba con el motor regulando, sin tener aparatos eléctricos encendidos. La batería era de 32 amperes por hora y el motor de arranque con una potencia de 0,5 watts.

Las dimensiones del Fiat 600 S eran las siguientes: largo, 3.355 milímetros; ancho, 1.380 milímetros; alto, 1.405 milímetros; distancia entre ejes, 2.000 milímetros; trocha delantera 1.150 milímetros y trocha trasera, 1.160 milímetros. Capacidad del tanque de combustible de 27 litros. Peso en el orden de marcha de 625 kilogramos y el peso total a plena carga de 945 kilogramos. La carga útil era de 4 personas más 40 kilogramos. Los neumáticos de la medida 5,20 x 12 pulgadas.

El tablero de instrumentos del Fiat 600 S. La descripción: a- Indicador de nivel de combustible; b- Velocímetro; c- Señalador luminoso de color verde de las luces de giro; d- Cuentakilómetros; e-Señalador luminoso de color rojo de temperatura crítica del motor; f- Señalador luminoso de color rojo de reserva de combustible; g- Señalador luminoso de color rojo de insuficiente carga del alternador; h- Señalador luminoso de color rojo de insuficiente presión de aceite del motor y i- Señalador luminoso de color azul de luces altas encendidas. La foto está tomada del manual de usuario del año 1978 y es una gentileza Iván Boiero Sutter.

Las velocidades máximas admisibles a plena carga eran las siguientes, en las distintas marchas: primera, 30 kilómetros por hora; segunda, 45 kilómetros por hora; tercera, 70 kilómetros por hora y cuarta, más de 110 kilómetros por hora. Se estimaba la velocidad máxima en alrededor de 115 kilómetros por hora.

Las diferencias exteriores del Fiat 600 S, con respecto al 600 R, eran nuevos paragolpes con uñas de goma, parrilla igual al modelo R pero de color negro con el logo de Fiat en color naranja y la ausencia de la moldura en el zócalo. Esa moldura lateral fue reemplazada por una franja pintada de color negro.

En el año 1981, y de la mano de Sevel Argentina (Sociedad Europea de Vehículos para Latinoamérica), la parrilla pasó a ser de plástico, la franja negra del zócalo desapareció y los aros de las ópticas delanteras y de los faros traseros eran de color negro satinado y de material plástico. Para el año 1982 se discontinúa el Fiat 600, que se lo venía fabricando en el país, desde el año 1960. Será reemplazado por la aparición del Fiat 147. Igual suerte corrió el Fiat 133 que también se dejó de fabricar.

Transparencia del Fiat 600 S fabricado por Fiat Cóncord desde el año 1977.
El dibujo está tomado del manual de usuario del año 1978 y es una gentileza Iván Boiero Sutter.
 

Las ventajas que tenía el Fiat 600 S, respecto al 600 R, era la posibilidad de usar nafta común, es decir de bajo octanaje, también tenía una mejor autonomía por un consumo más moderado. Se habían solucionados los problemas de temperatura por un radiador de mayor tamaño. Y el aumento de cilindrada le dio mayor pique y agilidad en el tránsito urbano. Todavía es posible ver varios Fiat 600 S funcionando en Argentina en perfectas condiciones y con el beneplácito de sus usuarios. Además el valor de reventa está alto en comparación al modelo.

Las imágenes que usé para ilustrar esta nota corresponden a una rifa de la Cruz Roja Argentina donde se ve un Fiat 600 S del año 1981 producido por Sevel. En otra fotografía vemos el último de los Fiat 600 S producidos en Argentina en el año 1982 y fue tomada de la revista Su Auto número 30 de agosto de 1982. Las imágenes del tablero y el dibujo de la transparencia fueron tomados del manual de usuario del año 1978 y es una gentileza de Iván Boiero Sutter, seguidor y colaborador de Archivo de autos.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:



Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.