jueves, 24 de septiembre de 2015

El primer Daimler

Tanto Karl Benz como Gottlieb Daimler trabajaron en simultáneo, sin saberlo, en lo que sería el nacimiento del automóvil. Claro que el primer en patentarlo fue Benz el 2 de noviembre de 1886. En realidad esa patente se le otorgó por la construcción de un triciclo, con el cual su esposa Bertha hizo el viaje de 120 kilómetros que selló la historia de la industria automotriz europea en el año 1888.

El primer automóvil realizado por Gottlieb Daimler en 1886.


Bertha lo hizo para demostrarle a su esposo que el invento servía. En cambio Daimler estaba abocado a la fabricación de motores estático o estacionarios, básicamente para la industria en reemplazado de los motores de vapor. Pero su amigo Wilhelm Maybach lo terminó de convencer de fabricar su propio carruaje sin caballos. La palabra automóvil no se usaba en ese tiempo.

A diferencia de Benz que realizó su vehículo desde cero, Daimler usó un carruaje fabricado por la empresa Wimpf und Son. Al que le colocó un motor de un cilindro vertical con una cilindrada de 460 centímetros cúbicos con una potencia de 1,1 HP a 650 revoluciones por minuto. Esto le permitía a ese precario automóvil alcanzar los 15 kilómetros por hora.

Estos datos técnicos puede que nos dibujen una sonrisa en los labios, pero eran los inicios de la industria automotriz en el mundo y todo era de vanguardia y hasta revolucionario. Los caballos eran el motor de los carruajes desde siglos y eso no se borra de un día para otro. Pasaron muchos años hasta que se logró convencer a todo el mundo de las bondades de los nuevos vehículos.

En un principio se le colocó un motor refrigerado por aire pero más tarde, el proyectista Maybach, se inclinó por un motor refrigerado por agua. Colocó el radiador debajo del asiento trasero. Les recuerdo que los motores de aquellos primitivos automóviles eran traseros o centrales. El mayor problema era transmitir la potencia del motor al eje de tracción.

En este caso, del automóvil de Daimler del año 1886, en cambio de diferencial tenía dos discos de fricción colocados en las puntas del eje trasero. Con lo cual se transmitía el movimiento a las ruedas traseras. La transmisión era por correa, más tarde se usaría la cadena y por último, ya en el siglo XX, el conocido cardán.

Pero para eso los motores habían pasado a la parte delantera de los automóviles dejando la cola como ubicación más usual. Aunque los ingleses fueron los que usaron, y mucho, el motor central entre las dos filas de asientos.

En la vieja fotografía podemos apreciar cómo era ese primer automóvil, o mejor dicho carruaje sin caballo, que fabricara Daimler con la ayuda de su amigo Maybach en el año 1886. La fotografía apareció publicada en la Enciclopedia Autorama en el año 1968 en Argentina.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.