domingo, 11 de enero de 2015

La relación Pininfarina-Peugeot

Pocas veces en la historia automotriz mundial un empresa carrocera ha estado vinculada a una marca europea por más de 30 años. Así fue la relación entre Pininfarina y Peugeot. Hoy veremos algunos de los primeros automóviles que produjeron, unos 15 modelos, desde mediados de la década del cincuenta.

Battista “Pinin” Farina. Fotografía de la revista Su Auto
número 35 de enero del año 1983.


Automobiles Peugeot se contacta con Battista “Pinin” Farina para que diseñara un automóvil que reemplazara al exitoso Peugeot 203. Así con el nacimiento del Peugeot 403 nace una relación entre la casa francesa y el diseñador italiano que durará más de treinta años, con la creación de unos 15 modelos de automóviles.

El 403 se parece a un modelo de Fiat del año 1952, que diseñara Farina, y también se parece al Alfa Romeo 1900, que en Argentina, IKA (Industrias Kaiser Argentina SA), fabricó bajo la marca Kaiser Bergantín. En abril de 1955 aparece el Peugeot 403 que contaría con varias versiones, que eran berlina, cabriolet, familiar, comercial y camioneta. Los memoriosos televisivos recordarán el Peugeot 403 cabriolet que manejaba el detective Columbo en la serie de Estados Unidos.

El 403 estaba motorizado con un cuatro cilindros en línea de 1.468 centímetros cúbicos con una potencia de 58 CV y a lo largo de los once años que se lo mantuvo en producción salieron de la fábrica Peugeot 1.214.121 unidades. Para el año 1959 se le agregó la versión diésel con un motor de la empresa subsidiaria, de Automobiles Peugeot, Compagnie Lilloise de Moteurs (CLM) que años más tarde conoceríamos como Indenor.

Desde un comienzo la unión entre Peugeot y “Pinin” Farina dio como resultado autos utilitarios o deportivos con techo abierto o corredizo. Como también la versión familiar o break. De esta manera el auto base daba la posibilidad de varias versiones al mismo tiempo.

De arriba, abajo: Peugeot 403 berlina de 1955, Peugeot 404 berlina de 1960, Peugeot 404 cabriolet de 1961 y Peugeot 404 cupé de 1962. Fotografías de la revista Su Auto número 35 de enero del año 1983.

El año 1960 marca la aparición del Peugeot 404 con un parentesco de diseño con el Lancia Appia del año 1956, pero también se parece a otro automóvil diseñado por Battista “Pinin” Farina, el Austin A 60 que en Argentina conoceríamos como Siam Di Tella. La influencia de los diseñadores estadounidense se nota en la cola del 404 terminada con aletas agudas.

El 404 estaba equipado con un motor de cuatro cilindros en línea inclinado 45º a la derecha para lograr un capot más bajo, algo que lo caracterizó desde el inicio al 404. El motor tenía una cilindrada de 1.618 centímetros cúbicos con una potencia de 73 CV a 5.400 revoluciones por minuto.

El Peugeot 404 superó al 403 en cantidad de unidades fabricadas, 2.399.509, y en 16 años en la cadena de montaje. En Argentina se lo fabricó hasta el año 1980, tanto en la versión naftera como la diésel con el famoso motor Indenor. El 404 tuvo varias versiones, siendo la primera, la cabriolet en el año 1961 con la cola más armónica y sin aletas agudas. Tiene un parecido con la cola del Siam Magnette que se fabricó en Argentina. Ese mismo año, en junio, el presidente de Italia, Giovanni Gronchi le otorga, mediante un decreto, a Battista “Pinin” Farina la modificación de su apellido a Pininfarina, ya que era reconocido en todo el mundo de esa forma. Así es como se lo comienza a llamar por el cambio en su apellido.

El Peugeot 404 cabriolet es fabricado, por primera vez, en los establecimientos italianos de Pininfarina. Solo 10.387 unidades salieron de esta versión del 404. Al año siguiente, 1962, aparece la versión cupé, también fabricada en Italia, aunque solo se construyeron 6.837 ejemplares sin lograr mayor repercusión.

De arriba, abajo: Peugeot 504 berlina de 1968, Peugeot 504 cabriolet de 1969, Peugeot 504 cupé de 1969 y Peugeot 504 Break Riviera de 1971. Fotografías de la revista Su Auto número 35 de enero del año 1983.

Para el año 1965 aparece el Peugeot 204, que se fabricaría hasta el año 1970, con la novedad de tener su motor delantero ubicado en forma transversal con tracción delantera y suspensión independiente en las cuatro ruedas. Su motor era de cuatro cilindros en línea con una cilindrada de 1.130 centímetros cúbicos con una potencia de 53 CV que le permitía llegar a los 138 kilómetros por hora.

También hubo un motor diésel Indenor de 1.357 centímetros cúbicos, el más chico del mundo en ese momento, con una potencia de 45 CV y una velocidad máxima de 125 kilómetros por hora. Como era la costumbre del binomio Pininfarina-Peugeot eran varias las versiones ofrecidas al mercado: berlina, cabriolet, cupé, break y furgoneta. En total se fabricaron, entre 1965 y 1970, 1.604.296 unidades del Peugeot 204.

Noviembre de 1965 es el momento que el presidente de Francia Charles de Gaulle le confiere a Battista Pininfarina la Legión de Honor en reconocimiento de los logros producidos en la industria automotriz francesa. Al año siguiente, 1966, fallece Pininfarina, pero la relación con la casa francesa no se interrumpe, todo lo contrario.

Luego del famoso mayo francés ocurrido en el año 1968 aparece el Peugeot 504. Más precisamente en septiembre de ese año. Un diseño de berlina que permanecerá muchos años en fabricación con sutiles retoques, como ocurrió en Argentina que se lo produjo hasta el año 1999. La trompa con sus faros trapezoidales y el baúl realizado en dos tramos fueron parte de sus marcas en el orillo.

De arriba, abajo: Peugeot 204 berlina de 1965, Peugeot 304 berlina de 1969 y Peugeot 505 berlina de 1979. Fotografías de la revista Su Auto número 35 de enero del año 1983.

El motor del 504 era un cuatro cilindros con una cilindrada de 1.796 centímetros cúbicos con una potencia de 73 CV a 5.000 revoluciones por minuto que le permitía llegar a los 150 kilómetros por hora. En Argentina se lo lanzará en el año 1969, pero con menor cilindra, aunque un poco más de potencia final. Son más de dos millones los 504 que se fabricaron en diversas versiones como ser berlina, break, comercial o ambulancia.

En marzo del año 1969 aparecen en el Salón de Ginebra, en Suiza, las versiones cabriolet y cupé del Peugeot 504 el mismo motor que la berlina. Tiempo más tarde la cilindrada sería llevada a 1.971 centímetros cúbicos con una potencia de 97 CV. Estos modelos se fabrican en Italia con una cifra de alrededor de 35.000 unidades. Es de apreciar el excelente diseño del Peugeot 504 Cabriolet donde la capota plegada no sobresale de la línea de la carrocería.
El 15 de septiembre de 1969 sale al mercado francés el Peugeot 304, que era una evolución del 204. Este nuevo modelo tenía un motor de cuatro cilindros en línea de 1.288 centímetros cúbicos de cilindrada con una potencia de 60 CV que lo hacían correr a 150 kilómetros por hora. Fue un auto con una buena acogida del público europeo ya que se fabricaron 1.144.119 unidades hasta el año 1980 que cesó su fabricación.

Volviendo al Peugeot 504 en el año 1971, la casa Pininfarina, presenta el 504 Break Riviera. Una cupé rural con solo cuatro parantes para soportar el techo. Básicamente este modelo estaba basado en la 504 Coupé y dio pie para que la casa francesa pensara en desarrollar una rural de cuatro puertas. Es así como conocimos la Peugeot 504 Break que se importó, en un principio a Argentina, desde Francia y tiempo más tarde se fabricó localmente. Lo interesante de este modelo que podía llevar, según la versión, hasta siete pasajeros.

En el año 1973 hace su aparición, en el mercado francés, el Peugeot 104. Siguiendo los parámetros establecidos en el año 1965, por el 204, el motor delantero era transversal y la tracción delantera. Con una cilindrada de 954 centímetros cúbicos y una potencia de 46 CV le permitían alcanzar los 135 kilómetros por hora. Nació como berlina de cuatro puertas, que en el año 1976 se le agregó el portón trasero, para pasar a ser un cinco puertas, como los conocemos hoy en día.

De arriba, abajo: Peugeot 104 berlina y Peugeot 104 cupé, ambos de 1973.
Fotografías de la revista Su Auto número 35 de enero del año 1983.
Pero la berlina no había nacido sola, sino que trajo una hermana, la cupé 104. Ambos modelos fueron presentados en el Salón de París del año 1973. La repercusión en el mercado fue buena ya que se fabricaron 1.300.000 unidades durante su producción. Para el año siguiente, 1974, Automobiles Peugeot toma el control de la empresa Citroën, que durante los años 1968 a 1973 había mantenido conversaciones empresariales con la casa italiana Fiat. Esas negociaciones solo produjeron una caja de velocidades y dolores de cabeza…

El segmento de los automóviles de alta gama estaba descuidado por Automobiles Peugeot y necesitaba enfrentar a marcas alemanas como BMW (Bayerische Motoren Werke), Mercedes-Benz u Opel. Para enfrentar este problema y la crisis automotriz de los años 1973 a 1974 es que busca unir fuerzas con otras empresas europeas. Así nace la empresa Societé Franco-Suedoise con las empresas Régie Renault y Volvo Corporation. De esa unión es que nace el motor PRV (Peugeot-Renault-Volvo) que equipará a automóviles de alta gama de cada una de las automotrices. Tanto que ese motor será el que use el famoso De Lorean, que terminaría en un fracaso comercial.

El auto de la marca Peugeot que usaría el motor PRV es el 604 que se presentó en el Salón de Ginebra en el año 1975. No se sabe a ciencia cierta que fue lo que determinó el diseño tan poco personal de este automóvil. Si fueron exigencias de los franceses o el diseño se vio regido por la parte mecánica. Lo cierto es que fue uno de los autos menos logrados de la casa Pininfarina. Así lo demuestra la cifra de producción, que para el período 1975-1982, es de tan solo 141.892. En Argentina tuvimos la suerte de conocer este auto, que pese a ese diseño impersonal tiene cierta estampa de auto caro y de lujo.

En el Salón de Turín, Italia, en el año 1976 la casa Pininfarina presenta una original versión del Peugeot 104 que se llamó Peugette. Este era un auto abierto destinado, principalmente, al público más joven con partes de su carrocería en PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio). La plataforma era la del Peugeot 104 uno de los autos más económicos de la casa francesa. Era un Buggy moderno con las puertas izquierda y derecha exactamente iguales como la tapa del baúl o el capot. Pero nunca se avanzó en su comercialización pese a tener un diseño muy moderno para mediados de los años setenta.

Arriba: Peugeot 604 berlina de 1975. Abajo a la izquierda: Peugeot 104 Peugette de 1976. Abajo a la derecha: Peugeot 305 berlina de 1978. Fotografías de la revista Su Auto número 35 de enero del año 1983.
Para el año 1978 el Grupo Peugeot (Peugeot-Citroën-Talbot) se encontraba en plena reestructuración y es cuando ve la luz una nueva berlina salida de los tableros de la casa Pininfarina: el Peugeot 305. Este nuevo modelo se equipó con dos motores diferentes: uno de 1.290 centímetros cúbicos de cilindrada con una potencia de 65 CV que le permitía llegar a los 147 kilómetros por hora y el otro con 1.472 centímetros cúbicos con una potencia de 74 CV y 153 kilómetros por hora de velocidad máxima. Este auto francés fue el sucesor del Peugeot 304. Tuvo sus versiones berlina y break de las cuales se fabricaron unas 900.000 unidades.

El 304 tenía influencias en su diseño de un vehículo de seguridad (VSS) que fuera presentado en el año 1974 y que era un trabajo en conjunto de las marcas francesas Renault y Peugeot. Un diseño ágil y personal logró cautivar al público en su compra, pero así y todo las ventas habían decrecido con respecto al exitoso Peugeot 504. Tal vez por eso en el año 1979 aparece un nuevo Peugeot: el 505. Automóvil que se fabricó en Argentina de la mano de Sevel Argentina (Sociedad Europea de Vehículos para Latinoamérica). Para el Salón de Ginebra del año 1982 se le sumaron, al 505, las versiones break y familiar con capacidad para 5 y 7 pasajeros respectivamente.

Pininfarina también intervino en la versión cabriolet del Talbot Samba, aunque no lo había diseñado originalmente. Pero como era una marca del grupo si realizó el rediseño de ese descapotable que mecánicamente estaba basado en el Peugeot 104. El motor de 1.361 centímetros cúbicos y 72 CV creado por la Societé Francaise de Mecanique lo usaron el 104, mencionado, el Citroën Visa y el Renault 14. Como se ve los motores, o partes mecánicas, fabricadas por una marca podían estar en un automóvil de otra marca competidora.

Vimos un panorama de los Peugeot diseñados por Pininfarina, que en algunos casos fueron construidos en Italia, y en otros solo la carrocería y la pintura. Pero lo más importante es la cantidad de años y autos que lograron de esa unión comercial, que en algunos casos fueron productos exitosos con varios años de producción, tanto en Francia, como en otros países. Sino que lo digamos los argentinos con los modelos 404 y 504, este último llegó a convertirse en el segundo más vendido del país. El Peugeot 504 tuvo un periodo de fabricación de 30 años durante los cuales siempre se lo consideró un auto de excelencia. Incluso en este siglo XXI sigue manteniendo esa calidad de confort y marcha.

Las fotografías de los Peugeot que diseñó, y en algunos caso fabricó, la casa Pininfarina fueron tomadas de la revista Su Auto número 35 de enero del año 1983.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.