jueves, 18 de diciembre de 2014

Los triciclos Bernardi

Enrico Bernardi comenzó fabricando motores atmosféricos y luego proyectó un triciclo y un ciclomotor de tres ruedas. Pero serían los triciclos los que se fabricarían en Padua, Italia entre los años 1894 y 1901.

Triciclo Bernardi de 1896 diseñado en el año 1894.


La Società Motori Bernardi, y más tarde G. Miari, F. Giusti & Co., fabricaría triciclos entre los años 1894 y 1899. A partir del año 1899 la razón comercial cambia a Società Italiana Bernardi hasta el año 1901 cuando cierra su planta.

Cerca de 100 unidades salieron de la fábrica, y solo unas pocas unidades tuvieron cuatro ruedas, la mayoría fueron triciclos con la rueda posterior que traccionaba los automóviles Bernardi. Esto fue así porque Enrico Bernardi era un convencido defensor de los autos de tres ruedas.

Enrico Bernardi antes de constituir su empresa ya había desarrollado prototipos de automóviles de tres ruedas y había contado con la ayuda de técnicos en motores para el montaje y desarrollo tecnológico de las unidades.

El auto antiguo, o triciclo antiguo en este caso, de hoy fue desarrollado en el año 1894 y el modelo es del año 1896. El motor era mono cilíndrico horizontal de una cilindrada de 624 centímetros cúbicos, de 4 tiempos, con una potencia de 2,5 CV a 800 revoluciones por minuto. Noten la baja potencia y las exiguas revoluciones del motor, tengan en cuenta que un motor moderno a ese régimen está en ralentí o regulando.

El triciclo Bernardi de 1894 tenía montado un cambio de tres marchas y la transmisión, a la única rueda trasera, era mediante una cadena. Esta solución para la transmisión fue la primera usada por los constructores de automóviles que se dejará de usar hasta bien entrado el siglo XX. Incluso las más afamadas marcas de autos de carreras usaron cadenas para traccionar usos modelos.

Este triciclo había sido construido con la colaboración de Miari y Giusti, los otros integrantes de la sociedad ubicada en la ciudad de Padua. Lo cierto que los triciclos Bernardi gozaban de buena reputación entre los automovilistas y muchos de ellos los usaban por los tortuosos caminos de finales del siglo XIX. En un uso continuo y cotidiano. Donde todavía no era tan normal el uso de este tipo de vehículos autopropulsados. Lo cierto que una veintena de los triciclos Bernardi lograron recorrer 60.000 kilómetros sin necesidad de reparaciones importantes. Toda una cifra si se tiene en cuenta que esos primeros años los automóviles solían ser un dolor de cabeza para sus dueños.

El motor desarrollado por Enrico Bernardi tenía un diámetro del cilindro de 85 milímetros y la carrera del pistón era de 110 milímetros y lograba los 2,5 CV a 785 revoluciones por minuto. Se estima que el consumo de nafta por hora era de aproximadamente de 800 gramos. Lo cierto que este triciclo alcanzaba los 38 kilómetros por hora a unas 820 revoluciones por minuto. Según datos de la época los consumos de nafta y lubricante eran relativamente bajos para un vehículo de su tipo.

Los triciclos Bernardi participaron en numerosas competencias de automóviles entre los años 1898 y 1900. En la carrera Turín-Asti-Alejandría un auto Bernardi de 3 ruedas ganó el premio de 3.000 liras el 17 de julio de 1898. Entre los años 1899 y 1900, en nueve competencias, los Bernardi lograron los primeros puestos. Como se puede apreciar los triciclos Bernardi también tuvieron una destacada participación en esas primeras carreras de automóviles, o carruajes sin caballos, que era una forma de publicitar las bondades del nuevo vehículo que comenzaba a aparecer en el mundo y que lo cambiaría para siempre. ¿No han pesado, alguna vez, como sería el mundo que conocemos, en la actualidad, sin automóviles? Creo que es difícil de imaginar.

Tuvimos un acercamiento a los triciclos que fabricó Enrico Bernardi a finales del siglo XIX y casi a los comienzos del siglo XX. Tal vez algunos seguidores de Archivo de autos no sabían de su existencia y hoy acaban de descubrirlos. Todo gracias a dos fotografías del triciclo Bernardi del año 1896 que fueran publicadas en la Enciclopedia Salvat del Automóvil en el año 1974.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.