lunes, 23 de junio de 2014

El jean sobre ruedas

Renault Argentina puso al día el Renault 4 S en 1979 realizando algunos cambios exteriores. Esas mejoras aggiornaron un auto que había sido lanzado al mercado argentino en 1963. Hoy veremos ese modelo de auto argentino que se fabricaba en la provincia de Córdoba.

Renault 4 S modelo 1981. Fotografía de un folleto de la empresa Renault Argentina.


En el año 1979 la empresa Renault Argentina puso en el mercado local una versión del Renault 4 S con modificaciones en su parrilla de color gris mate, como las protecciones laterales plásticas en las puertas y el guardabarros delantero. También los paragolpes, delantero y trasero, estaban pintados de color gris mate y con topes de goma en reemplazo de las uñas metálicas.

Nuevos faros de luz de posición y luz de giro de diseño rectangular en la rediseñada trompa completaba en nuevo frente del Renault 4 S. Una moldura autoadhesiva lateral era la nueva ornamentación en los flancos y el espejo retrovisor exterior izquierdo estaba pintado de color negro mate.

En el interior se ofrecía un rediseño del panel de instrumentos con gavetas portaobjetos y porta documentos en la parte central. También en las puertas delanteras había gavetas portaobjetos. Los asientos presentaban nuevos tapizados y cinturones de seguridad.

Renault 4 S modelo 1981 de trompa.
Fotografía de un folleto de la empresa Renault Argentina.

Para el año 1981 el Renault 4 S ofrecía defensas de color gris mate en el paragolpes delantero y una nueva relación de compresión de 7,8:1. Para ese momento el motor tenía partes en común con su hermano mayor el Renault 6 GTL. Para cuando se deje de fabricar este último modelo, el Renault 4 tomará la denominación GTL y pasará a usar el motor M 1400, el mismo que montaba el 6 GTL y el Renault 12.

Pero para estas modificaciones habrá que esperar hasta mediados de los años ’80. Como la adopción del tablero del Renault 5 y los frenos a disco en las ruedas delanteras. Eso se verá en los modelos de 1985 a 1987, último año de fabricación en Argentina.

El Renault 4 S de 1979 seguía con el motor de cuatro cilindros en línea de 1.020 centímetros cúbicos de cilindrada con una potencia de 34 CV DIN a 5.500 revoluciones por minuto. Ya vimos que la compresión fue llevada a una relación de 7,8:1 en el año 1981. El carburador era marca Weber 28 ICP y había sido cambiado en el año 1978 para mejorar su perfomance. Como siempre este motor era de camisas húmedas desmontables.

Renault 4 S modelo 1981 visto de ¾ de perfil izquierdo.
Fotografía de un folleto de la empresa Renault Argentina.

Esta última característica siempre facilitó la rectificación de este tipo de motores de la empresa francesa. Al cambiar el conjunto, que implica renovar cilindros, con pistones y bielas, más los aros, ahorraba muchos pesos en la rectificación. Ya que solo se hacía sobre el cigüeñal, porque incluso muchos cambiaban hasta el árbol de levas. Por eso este motor ha sido tan rendidor a la hora de sus reparaciones.

La caja de velocidades era de cuatro marchas todas sincronizadas más una marcha atrás. En realidad es una caja puente montada por delante del motor ya que su tracción es delantera. Esta ubicación de la caja de cambios es la razón por la cual la palanca de cambios está ubicada en el tablero y no en el piso o en la columna de dirección. Su barra de accionamiento pasa por arriba del motor. El embrague era del tipo monodisco seco y de accionamiento mecánico.

Este modelo todavía ofrecía frenos a tambor en las cuatro ruedas con zapatas autocentrantes. Lo que si tenía era una válvula trasera compensadora de la carga que accionaba sobre los frenos traseros. Esto era por lo blanda de la suspensión. Como la posibilidad de regular los faros delanteros mediante una palanca plástica en los aros. Algo visible en las fotografías que ilustran esta nota.

El portón trasero abierto del Renault 4 S modelo 1981.
Fotografía de un folleto de la empresa Renault Argentina.

La suspensión del Renault 4 siempre fue algo especial con sus barras de torsión tanto en el eje delantero como en el trasero. Adelante presentaba trapecio articulado con barras de torsión longitudinales con amortiguadores hidráulicos y barra antirrolido. Eje trasero presentaba las barras de torsión transversales con brazos longitudinales arrastrados con amortiguadores hidráulicos de doble efecto.

Al tener las barras de torsión traseras en posición transversal obligaba a que las distancias entre ejes del lado derecho e izquierdo fueran diferentes. El lado izquierdo era 5 centímetros más corto. Esto es apreciable en las puertas traseras. El sistema de bieletas que formaban parte del sistema de suspensión obligaba a desplazar las ruedas traseras.

Este tipo de suspensión tiene muchos detractores por ser blanda. Pero les digo que por experiencia si se lo conoce el sistema es muy bueno y práctico. El único punto débil es el corte de una barra de torsión que hace caer el auto del lado que se produjo el daño. Pero si se usan materiales de buena calidad la suspensión es maravillosa y gracias a las barras estabilizadoras muy seguro. Sin una barra estabilizadora el auto tiene a moverse como un flan y su manejo se torna difícil.

Fotos de la trompa y la cola del Renault 4 S modelo 1981.
Fotografías de un folleto de la empresa Renault Argentina.

La dirección era del tipo de cremallera y piñón con una relación de 20:1 y un radio de giro de 5 metros. Pese a ser un auto de tracción delantera la dirección en los últimos modelos era muy dócil y nada pesada. En particular los modelos que tienen la columna de dirección del Renault 5.

Las medidas externas del “jean sobre ruedas”, como decía la vieja publicidad del Renault 4 S eran las siguientes: largo, 3.747 milímetros; ancho, 1.509 milímetros; alto, 1.539 milímetros; distancia entre ejes derecha, 2.443 milímetros; distancia entre ejes izquierda, 2.395 milímetros; trocha delantera, 1.279 milímetros y trocha trasera, 1.252 milímetros. El peso aproximado era de 742 kilogramos. El tanque de combustible tenía una capacidad de 26 litros y la capacidad del sistema de enfriamiento por agua era de 4,3 litros. Los neumáticos eran de la medida 145 x 330 o 145 x 13.

El Renault 4 fue desde su lanzamiento en 1961, en Francia, un auto eminentemente utilitario y marcó una tendencia hacia los dos volúmenes que llegó hasta el siglo XXI. A principios de los años sesenta era mirando de costado porque no se sabía si era una berlina o una rural. Hoy no tenemos ese tipo de cuestionamiento por su tipo de carrocería. Bien podríamos decir que el Renault 4 fue uno de los primeros 5 puertas que dio a conocer la industria automotriz europea.

De izquierda a derecha y de arriba abajo: tablero, luneta trasera, interior y gavetas porta objetos de las puertas delanteras del Renault 4 S de 1981. Fotografía de un folleto de la empresa Renault Argentina.

Un acercamiento a una de las versiones del Renault 4 que comenzó a fabricar en Argentina en el año 1963 de la mano de la empresa IKA (Industrias Kaiser Argentina SA), bajo licencia de Régie Nationale des Usines Renault de Francia, que más tarde cambió a IKA-Renault para terminar siendo Renault Argentina. El 4 siempre estuvo ahí como L, S o GTL en sus últimas versiones. Un auto que acompañó y acompaña a muchos argentinos a lo largo y ancho del país. Un verdadero jean sobre ruedas.

Las fotografías que ilustran esta nota sobre el Renault 4 S fueron tomadas de un viejo folleto de la empresa Renault Argentina que recibiera en agosto de 1982.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.