lunes, 8 de septiembre de 2014

Sorpasso, el 147 de IAVA

Sevel Argentina (Sociedad Europea de Vehículos para Latinoamérica) lanza a finales del año 1982 la versión IAVA del Fiat 147 que se llamó Sorpasso. El lanzamiento fue en simultáneo con el Fiat 147 CL con el motor del Fiat 128.

Fiat 147 Sorpasso modelo 1982. Fotografía de la revista
Su Auto número 36 de marzo de 1982.


El Sorpasso venía con el motor de 1.301 centímetros cúbicos con una potencia de 90 CV DIN a 6.200 revoluciones por minuto. Cuando los ingenieros de Sevel Argentina les presentaron a los ingenieros italianos este modelo potenciado del 147, pusieron el grito en el cielo.

La preocupación era que la carrocería no iba a aguantar el motor, porque ese casco era el que usaba el Fiat 127 en Italia, pero los ingenieros brasileños ya le habían metido mano a la estructura para que soportara un motor diésel. Tal fue el desarrollo de los brasileños que los italianos se llevaron varias carrocerías para someterlas a pruebas.

Como terminó la historia en la Vieja Europa: los Fiat 127 gasoleros usaron el diseño de carrocería brasileña, que soportó el motor diésel y el 1.300 que también equiparía al Fiat Super Europa a partir de marzo de 1983. Lo que si ese motor volvió muy picante al Fiat 147.

Perfil derecho y ¾ de perfil izquierdo del Fiat 147 Sorpasso modelo 1982.
Fotografías 
de la revista Su Auto número 36 de marzo de 1982.

Tanto que la aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora era de 8,2 segundos con lo que se convirtió en el auto argentino más rápido, de ese momento, ya que ningún auto nacional lo hacía en menos de 10 segundos. Además los 165 kilómetros por hora que alcanzaba no era nada despreciable para un automóvil chico y de la categoría utilitario, como había sido pensado el Fiat 147.

La relación de compresión era de 9,4:1 con un diámetro de cilindros de 86,4 milímetros y una carrera de los pistones de 55,5 milímetros. El carburador Solex era de doble cuerpo que se encargaba de alimentar los cuatro cilindros en línea del Sorpasso. Recordemos que el motor era de ubicación delantera transversal. Con el fin de ganar el máximo espacio posible como fue la conformación de su hermano mayor el 128.

El desarrollo de IAVA (Industria Argentina de Vehículos de Avanzada) consistía en el carburador de doble cuerpo mencionado, la tapa de cilindros muy trabajada, el múltiple de admisión y de escape especiales, también el árbol de levas era especial y un silenciador de escape acorde con el espíritu deportivo del Sorpasso.

Esta versión del año 1982 estaba equipada con una caja de velocidades de cuatro marchas hacia delante y retroceso. Los frenos delanteros eran a disco y los traseros a tambor. Lo que lo diferenciaba del 147 CL era que venía con servo freno de fábrica.

Portón trasero del Fiat 147 Sorpasso modelo 1982.
Fotografía
de la revista Su Auto número 36 de marzo de 1982.
El tren delantero era el mismo que usaba el Fiat 128 por lo tanto la tenida era muy buena. Toda la suspensión había pasado por las manos de la gente de IAVA que le daba al Sorpasso flexibilidad pero una seguridad en la tenida a altas velocidades, recuerden que llegaba a los 165 kilómetros por hora. Una cifra que pocos autos familiares alcanzaban en los inicios de la década del ochenta en el sector del 147.

Como complemento de la suspensión deportiva estaban los neumáticos radiales de la marca Michelin ZXZ 165/70 SR 13 con llantas de aleación de aluminio con el logo de IAVA en el centro. También se podía ver el logo de IAVA en la parrilla de plástico deformable de color negro y en la cola del Sorpasso del lado derecho.

En la trompa del Sorpasso se apreciaba un spolier con dos faros halógenos marca Cibié con fundas blancas. El paragolpes de color negro era de plástico y se prolongaba en sus laterales por una moldura de goma negra que seguía hasta el inicio del paragolpes trasero. Una franja negra ancha en parte baja de los laterales incluía la palabra Sorpasso.

El color rojo del auto contrastaba con esa franja ancha negra y con las delgadas franjas de color naranja que completaban el look deportivo del Sorpasso, para que nadie se dejara engañar de qué iba ese pequeño deportivo que podía alcanzar los 100 kilómetros por hora en poco más de 8 segundos.

Tablero del Fiat 147 Sorpasso modelo 1982. Fotografía de
la revista Su Auto número 36 de marzo de 1982.
El volante era de tres rayos deportivo como pedía este 147 picante. El tablero era con relojes para el velocímetro que contaba con odómetro total y parcial, cuenta vueltas, medidores de temperatura, presión de aceite y nivel de combustible. Una radio AM/FM con pasacasete nos traía la música para acompañarnos en una ruta desierta yendo a fondo.

El Fiat 147 Sorpasso de 1982 pesaba 80 kilogramos menos que su hermano mayor el 128 con lo cual la respuesta del motor era sorprendente. En especial en los semáforos porteños y si al lado teníamos un automóvil más grande y potente. La sorpresa del conductor “rival” era notable ante la poderosa aceleración del Sorpasso.

El portón trasero tenía un deflector que le daba un aspecto deportivo, pero que también mejoraba la tenida del auto. Ese portón venía con limpia luneta de serie a diferencia del Fiat 147 CL, como el espejo retrovisor externo del lado del conductor con comando interno de ajuste.

El consumo en ciudad, haciendo abuso del acelerador, se lograban caminar 9 kilómetros por litro. En cambio a 120 kilómetros por hora, en ruta, se lograban recorrer 11,2 kilómetros con un litro de combustible. Valores ajustados a un auto con las prestaciones deportivas del Sorpasso.

La idea de la gente de Sevel Argentina, aparentemente, era homologar el 147 Sorpasso para competencias deportivas. Todo esto eran expectativas pensando en mayo del año 1982 cuando circularan por el país unas 200 unidades de este deportivo 147.

Las fotografías del Fiat 147 Sorpasso modelo 1982 las tomé de la revista Su Auto número 36 de marzo de 1982.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.