viernes, 22 de agosto de 2014

Un auto francés muy recordado

El Peugeot 504 ha sido a lo largo de los años, que se lo fabricó en Argentina, un automóvil muy apreciado por sus bondades mecánicas. Durante muchas décadas fue considerado como de lo mejor que se fabricó en el país. Hoy veremos una vieja publicidad que nos trae la primera versión argentina.

Publicidad de la revista Autoclub de octubre de 1970.


SAFRAR (Sociedad Anónima Franco Argentina de Automotores) lanza al mercado argentino el Peugeot 504 en el año 1969. Desde un comienzo el auto de origen francés logró cautivar a una parte de público comprador. Si bien en los primeros años fue un automóvil caro para el bolsillo de muchos argentinos, también fue el desvelo de varios.

Muchos soñaban con tener uno y algunos lo consiguieron. El andar y la comodidad del 504 eran envidiables, incluso para autos más grandes que este mediano francés. Pero supo ganarse el corazón de muchos argentinos a fuerza de confiabilidad mecánica y sereno andar.

Cuando muchos años más adelante en el tiempo salió la versión diésel, algunos estaban horrorizados, y decían cómo un auto del prestigio del Peugeot 504 tenía un motor diésel como corazón. Claro eran los comienzos de los gasoleros de alta gama y eso producía algunos rechazos.

Quienes nunca rechazaron la versión diésel del 504 fueron los taxistas que le sacaron el jugo a este noble automóvil. Se lo mantuvo muchos años en producción y todavía algunos lo extrañan en el mercado local.

Recuerdo que un compañero de trabajo me contó que su cuñado, que era taxista, quería comprar un cero kilómetro en los años noventa y tuvo que comprar un Peugeot 504 porque era el único en el cual no tocaba el techo con su cabeza. Eso se llamaba habitabilidad, cosa que el 504 siempre sacó felicitado.

Hoy recordamos el viejo 504 a través de una publicidad publicada en la revista Autoclub del mes de octubre de 1970 y es otra de las piezas que integran el archivo personal de datos e imágenes que nutre diariamente a Archivo de autos, ese sitio que se dedica a rescatar los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.