sábado, 28 de junio de 2014

Autaladro, ideal para las barreras

El autaladrado es el automóvil ideal para superar barreras de ferrocarril. Hoy veremos este nuevo prodigio de la industria automotriz mundial, que nos ofrece una verdadera máquina taladro.



Cuántas veces nos habremos quedados parados eternos minutos frente a la barrera en ese paso a nivel ferroviario, donde los trenes no dejan de pasar o para peor se quedan varados en el mismo cruce de la calle. El autaladro es la solución al problema.

La empresa Petroleum Drill and Car de Kansas acaba de presentar esta maravilla de la industria automotriz. El automóvil ideal para los ansiosos de siempre. El autaladro hace su propio camino donde sea. Debajo de un paso a nivel o para sobrepasar a un camión por debajo de la ruta o para estacionar en plena Avenida Santa Fe en la ciudad de Buenos Aires.

El taladro esta construido con acero cementado, endurecido y fosfatizado, nitrurado, sulfonizado, siliconado y encerado, para que resbale mejor. Además es autolimpiante, así no hay andar parando en las estaciones de servicio para que el playero nos repase el taladro.

Para no perdernos en el agujero el autaladro viene con un indicador de profundidad y horizonte artificial. Con este adelanto tecnológico nos evitamos seguir perforando hacia el centro de la tierra. Pero por suerte la reserva de oxígeno es de dos días para viajes largos o excavadas prolongadas. Como prevención el autaladro viene con dos trajes de amianto por las dudas. Nunca se sabe que vamos a perforar.

Según los testeos el autaladro puede alcanzar los 130 kilómetros por hora en superficie. La velocidad para perforar una bóveda de banco es dos kilómetros por día, pero asciende a 62 kilómetros por hora en tierra blanda. En cambio en cemento baja a 38 kilómetros por hora. Todas estas velocidades se obtienen con el motor del taladro. Si usamos el motor del autaladro, un Rolls-Royce Dart, podemos incrementar la velocidad en un 15%. Todo es cuestión de ver que vamos a perforar y para qué.

El autaladro fue una presentación de la revista Parabrisas número 69 del mes de septiembre de 1966 y fue diseñado por Marto Bertolini. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Mauricio Uldane, Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.