domingo, 13 de octubre de 2013

La cupé de Cynthia

Una cupé nueva que tenía una dueña conocida. Un automóvil que fue parte de una campaña publicitaria, allá por los años 70. Hoy conoceremos parte de la historia de esa cupé 0 kilómetro.



Un día salí a la calle y ahí estaba, blanca y radiante, como la novia de la canción que cantaba Antonio Prieto en los años 60. Pero no era una mujer sino una flamante cupé Fiat 1600 recién salida de la concesionaria.

Recuerdo que estaba estacionada en la calle Galileo, frente al edificio donde vivía en el barrio porteño de Recoleta en mi tierna niñez. La primera impresión fue decirle, a mi tía abuela que me acompañaba, que parecía la trompa de un Torino.

Tiempo más tarde me enteraría que la llamaban “la Torinito” en la jerga fierrera. Critiqué ese “robo” de la trompa por parte de la empresa Fiat Concord. También muchos años más tarde me desayunaría que el diseño de la cupé Fiat 1600 Sport era un desarrollo de los ingenieros argentinos. Por lo que se convertiría en otros de los tantos autos fabricados solo para el mercado argentino.

Pero hasta ahora no he mencionado quién era la dueña de esa cupé 1600 estacionada frente al garaje de mi edificio. La dueña era nada menos que la hermana de Gastón Perkins, el famoso corredor de automóviles de los años 60 y 70. Cynthia Perkins es su nombre.

Resulta que ella estaba casada con uno de los hijos del patrón de mi padre: Jorge Busso, hijo de Eduardo Busso. Cynthia Perkins, además de ser la nuera del patrón de mi padre era una conocida amazona que llegó a ganar el Campeonato Nacional de Equitación de Argentina.

La empresa Fiat Concord realizó una campaña publicitaria con la cupé 1600 y con Cynthia Perkins a caballo. Algunos memoriosos recordarán la publicidad, donde la cupé blanca aparecía en primer plano y detrás Cynthia con su caballo. Esa cupé era la que estaba estacionada en la calle Galileo. La misma de la vieja fotografía que ilustra este relato.

Fiat Concord le canjeó la cupé 1600 blanca por publicidad. Así Cynthia Perkins se hizo de una cupé 0 kilómetro solo por dar su nombre y apellido e imagen a la campaña publicitaria.

Para un niño de unos 10 años ver en la calle de su barrio el auto que solía aparecer en las publicidades gráficas, era como descubrir el detrás de escena del mundo publicitario. La publicidad de Cynthia solía aparecer publicada en las contratapas de la revista AutoClub, órgano de prensa del Automóvil Club Argentino (ACA). También apareció en las demás revistas semanales y mensuales de la época.

Allí está la vieja foto de la calle Galileo para atestiguar que la cupé de Cynthia estaba en la casa donde vivía, ya que venía de visita a ver a sus suegros y de paso traer a sus tres hijas.

Nunca imaginé que escribiría un relato sobre algo que muchas personas vieron en una publicidad de los años 70 en la Argentina. Cosas que nos permiten hacer los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos