sábado, 13 de abril de 2013

La Respuestita del Sábado

El volante a la derecha


La Preguntita del Domingo, en su primera edición, para el blog, consistió en responder por qué los primeros automóviles tenían el volante a la derecha. No hubo ganadores que contestaran que esto se debía al uso habitual en los carruajes tirados por caballos.

Pierce-Arrow de 1917 propiedad del banquero neoyorkino Stephen Baker. La foto es un extracto de una publicidad de abril de 1931, aparecida en la revista Arts & Decoration de Estados Unidos.


Los carruajes del siglo XIX tenían sus puestos de mando, pescantes, del lado derecho y esto se mantuvo en los primeros vehículos autopropulsados que se fabricaron en el mundo. Pero también se conservó esta ubicación por otro motivo, que nada tiene que ver con los caballos y el uso del látigo en la mano derecha.

Resulta que las primeras cajas de velocidad tenían sus palancas de cambio por fuera de la carrocería y debían ser accionadas por la mano derecha. También pasaba lo mismo con el freno de mano que estaba ubicado del mismo lado al igual que las  carretas tiradas por caballos.

De esta forma se conservó por varios años el volante a la derecha, que no obedecía, nada más, a un sentido de circulación vehicular. Con las mejoras técnicas de la industria automotriz mundial las palancas de cambios empezaron a estar dentro de los habitáculos y ubicadas en el centro de la carrocería. Para luego pasar a ubicarse en las columnas de dirección, junto al volante.

También las palancas de freno de mano se ubicaron en el interior de las carrocerías y ambas cosas permitieron que el volante pasara a estar a la izquierda del tablero. Por supuesto que los países de circulación por la izquierda de la calzada conservaron el volante a la derecha. Pero eso es otra historia de tránsito.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos