sábado, 1 de agosto de 2020

Autobomba Bichi de juguete

Los juguetes de fricción han sido parte de la niñez de muchos. Seguramente varios lectores de esta nota recordarán alguno. En esta autobomba, de la marca argentina Bichi, se conjuga el plástico con la chapa. Donde la carrocería es plástica y el chasis metálico.


En ese chasis está el mecanismo que producía ese sonido particular que simulaba una sirena. En esta autobomba funciona y se aprecia el buen estado general de la pieza. Solo le falta un tramo de la escalera giratoria. El resto está perfecto.


Los neumáticos de goma tienen estampada la marca Bichi en la parte blanca, que simula el bandalín, o franja blanca. En realidad es la llanta de material plástico y la goma es un inserto con una taza de chapa, que alguna vez fue cromada…


Algunos de los calcos están dañados por el paso de las décadas. Nada mal para una autobomba que tiene más de 50 años de estar conmigo. Otra pieza que apareció gracias a la pandemia y el Covid-19. Todo producto de un ordenamiento dentro de mi casa.


La base que soporta la escalera gira perfectamente y esta se mantiene en cualquier posición sin caerse. Todo un logro para ser de material plástico y estar reseca por el paso de los años. Además de haber soportado los juegos de niño.


La verdad que reencontrarme con la autobomba Bichi en tan buen estado fue un regreso directo a la década del sesenta. Lo primero fue recordar el sonido característico del sistema de fricción y ese ulular tan particular. Los que jugamos de niños con estos juguetes saben de qué hablo…


El chasis de chapa está oxidado como corresponde luego del tiempo transcurrido. Lo que me sorprendió fue descubrir que el plástico de la carrocería se encuentre en tan buen estado. Solo fue necesario limpiar con un trapo húmedo. Se aprecia en las fotos cómo está la carrocería.


Lo mismo se aplica para las partes plásticas de color blanco: parrilla y paragolpes delantero, paragolpes trasero, luces del techo, porta mangueras y escalera con base giratoria. Al limpiar las superficies blancas volvieron a relucir. Claro que en la escalera se nota cierto roce natural por el uso.


En cambio los faros delanteros parecen ser de papel y presentan cierta degradación. Pero qué más le podemos pedir a un juguete que seguro tiene unos 60 años de fabricado. Está más que aceptable por el paso del tiempo y los juegos infantiles.


Hasta se le perdona que le falte un tramo de escalera. Acá me tengo que detener un momento, porque creo que tengo el tramo faltante y habría que probar si es de este juguete y no de otro que tuve en mi infancia. Pero para eso hay tiempo…


Lo importante era mostrarles a los lectores del “Garaje Miniatura” esta autobomba a fricción, de la marca Bichi, que seguramente me dio muchas horas de alegrías en juegos durante mi infancia. Otro juguete fierrero que fue, sin quererlo, parte de mi educación jugando.


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha: http://archivodeautos.blogspot.com.ar/p/garaje-miniatura.html

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: 

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #GarajeMiniatura, #Bichi, #autobomba, #Argentina, #juguete, #jugueteafricción, #fricción, #plástico, #chapa, #camióndebomberos, #fireengine, #Feuerwehrauto, #camiondepompiers, #camiondeipompieri

2 comentarios:

  1. Hola Mauricio, hermoso el autobomba. Naci en 1983 y todavia creo que habia modelos de esa marca o muy parecidos

    ResponderEliminar