lunes, 12 de noviembre de 2018

Zamba, un kit para armar

La empresa Ergo Diseño fundada por los hermanos Farace, Adrián y Juan José, desarrolló el Zamba, que no era otra cosa que un kit para montar sobre el chasis de un Citroën 2 CV, 3 CV o Ami 8. Ese diseño argentino vio la luz a finales de la década del ochenta.


La idea era aprovechar los vehículos Citroën, de los modelos mencionados, que todavía se encontraban en buen estado, y circulando, unos 30 años atrás. El kit del Zamba permitía armar un convertible a bajo costo y usando una mecánica confiable y conocida.

Con ese objetivo es que se comenzó a fabricar la primera versión del kit del Zamba. Porque hubo una segunda versión y es la que se pudo ver en la 6ª Edición de Autos Clásicos Cardales el domingo 4 de noviembre pasado. En las imágenes que ilustran esta nota podrán encontrarse, con la primera y la segunda versión, para ver las diferencias entre ambas.


La planta de Adrián y Juan José Farace estaba ubicada en la calle Carlos Berg, esquina Avenida Roca, en el barrio porteño de Villa Soldati. En ese lugar se fabricaban los kit del Zamba en cinco colores diferentes. La mayor cantidad eran de color blanco y los demás colores eran rojo, azul, amarillo y arena.

Los moldes de la matricería se laminaban con Gel-Coat, que es una resina poliéster coloreada. Para la operación se usaban aditivos determinados y componentes especiales. De esta forma las partes de la carrocería, que formaban parte del kit del Zamba, salían con el color definitivo.


La carrocería de este, podríamos llamar fuera de serie, era de PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio). Había dos formas de tener un Zamba. Una era la compra del kit y el posterior armado por el comprador, o en su defecto el trabajo lo realizaba un taller especializado. Esa tarea consistía en retirar la carrocería metálica original y colocar la carrocería plástica. Para sujetarla al chasis solo se necesitaban 10 bulones.

La otra alternativa era adquirir una unidad transformada. Tarea que realizaban en Ergo Diseño. Los hermanos Farace, en aquellos años, cada uno usaba un Zamba como vehículo personal. Una manera de hacer publicidad al kit que fabricaban en el barrio Villa Soldati de la ciudad de Buenos Aires.


También solían tener una unidad armada por si le interesaba a un potencial cliente que visitara la planta mencionada. Otra cosa que hicieron los hermanos Farace fue comprar a bajo precio unidades usadas de Citroën para desarmar y montar los kit. De esta forma hacían una buena ganancia.

Se montaron algunos kits a pedido de clientes que llevaban sus vehículos a la planta de Ergo Diseño. La empresa contaba con la cantidad de personal para armar los autos. También la empresa se encargaba de tramitar el papelerío correspondiente para el vehículo al que se daba documentación como AFF (Armado Fuera de Fábrica). Algo que la legislación argentina, vigente en ese momento, autorizaba a realizar.


En la última edición de Autos Clásicos Cardales, desarrollada el domingo 4 de noviembre pasado, logré capturar, con mi cámara fotográfica, a un Zamba. Ante las dudas de un grupo de amigos fierreros es que decidí consultar a uno de los creadores: Adrián Farace. Éste me confirmó que se trataba de la segunda versión del Zamba.

Existieron dos juegos de matrices con diferencias entre una y otra. La primera versión tenía las puertas del tipo suicida y más grandes. La trompa era diferente con los faros a medio embutir y las molduras se asemejaban al Citroën 3 CV. También la inclinación del parabrisas era otra.


En la segunda versión las puertas abrían contra el viento y eran más chicas. Los faros delanteros estaban sobresalidos de los guardabarros y se eliminaron las molduras del 3 CV. Por eso la trompa es diferente. Incluso la parrilla no es igual. También cambian los faros delanteros de posición y giro, lo mismo para los traseros incluyendo los de freno.

Algunos accesorios eran la capota rebatible y los ventiletes. Se podían usar los asientos delanteros originales del Citroën y en cambio el asiento trasero, si lo tenía, era propio del Zamba. Pero las butacas se podían cambiar y colocar unas diferentes a gusto del cliente.


El instrumental era el original del modelo. Así se tratara de un Citroën 2 CV, 3 CV o Ami 8. Justamente de éste último es la mecánica del Zamba que estuvo expuesto en la localidad de Los Cardales, en la provincia de Buenos Aires, en el encuentro mencionado anteriormente.

El Zamba blanco expuesto es local y pertenece a la Directora de Cultura de Los Cardales. Esta información me la brindó uno de los organizadores: Claudio Greco. Tanto que si prestan atención a las fotos verán dos calcomanías de la Municipalidad de Exaltación de la Cruz una en el parabrisas, del lado derecho, y la otra, en la parte trasera, también a la derecha.


Las fotos de la primera versión son una gentileza de Gustavo Feder, editor de la revista digital Autohistoria, a quien, Adrián Farace, se las cedió para la publicación de una nota. En el siguiente enlace pueden leer esa nota que Feder escribió en el año 2015, para el número 18 del mes de octubre: 
https://issuu.com/d-revistas/docs/autohistoria_18_10_2015/16. En cambio las fotos de la segunda versión las tomé el domingo 4 de noviembre de 2018 en el desarrollo de la 6ª Edición de Autos Clásicos Cardales.


Para aquellos lectores que no conocían al Zamba, un AFF argentino de los años ochenta, ahora lo acaban de descubrir. Para los que lo conocían un recuerdo más de uno de los fuera de serie, como se lo podría llamar, que nos dejó la industria automotriz argentina. Y para los que alguna vez lo vieron por la calle y no sabían qué auto era tienen un nombre para darle: Zamba.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #Autoargentino, #Zamba, #kit, #AdriánFarace, #JuanJoséFarace

2 comentarios:

  1. Recuerdo haber visto un pequeño anuncio del kit Zamba en una revista Weekend de mediados de los '90, me llamó mucho la atención.
    Muy bueno el blog, muchísima información.
    Julián Moreau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julián.
      La venta de los kit era una de las formas de comercialización que tenía el Zamba.
      Muchas gracias por el elogio para el material publicado en el blog de Archivo de autos.
      Saludos.

      Eliminar