lunes, 25 de septiembre de 2017

La tercera caravana de San Miguel

La convocatoria era para las 9 de la mañana del sábado 23 de septiembre. Frente a la Catedral de San Miguel, sobre la calle Belgrano, se reunirían las cupecitas del TC del Ayer y los autos antiguos, que participarían de la 3ª Caravana de Autos Históricos de San Miguel.
 
En primer plano la cupé Chevrolet de Jorge Bonomo.

De a poco comenzaron a llegar los autos que participarían de la caravana, y la posterior muestra estática en el Corredor Aeróbico de San Miguel. Algunos vehículos antes de arribar a la Plaza de San Miguel habían pasado a cargar combustible, a cargo de la Municipalidad de San Miguel, institución que auspició la caravana.

Una bacquet y las cupecitas del TC del Ayer.

Esto en el marco de las actividades por las Fiestas Patronales de San Miguel con la culminación el viernes 29 de septiembre, fecha del patrono del partido: San Miguel Arcángel. En la organización de la caravana estuvo la Junta de Estudios Históricos de San Miguel.

Los autos antiguos frente a la Catedral de San Miguel.

El encargo de coordinar toda esta movida fue, por tercera vez, Donato Cicchini. El coordinador de las cupecitas del TC fue Jorge Calabresi y el de los autos antiguos Víctor Caputo. Los tres vienen realizando esta actividad desde el año 2014. La anterior caravana se desarrolló en el año 2016.

La Mercedes entre los autos antiguos.

Lentamente comenzaron a arribar los autos antiguos, muchos vecinos del partido de San Miguel, y otros invitados especialmente. El público comenzó a aumentar y las consabidas fotos no se hicieron esperar. Es casi un paisaje común en este tipo de muestra de autos del pasado.

La cupecitas del TC, los autos antiguos y el público

Como el año anterior bendijo la presencia de los autos y sus pilotos el padre Francisco Occhiuzzi, de la Catedral de San Miguel. También hablaron Jorge Bonomo y Donato Cicchini, antes de dar comienzo a la caravana por las calles de la ciudad de San Miguel.

El público visitante en la calle Belgrano

A las 12:30 horas se dio arranque a la 3ª Caravana de Autos Históricos en la cupé Chevrolet del año 1940 de Jorge Calabresi, que estuvo al mando de Pablo de la Torre, Secretario de Salud y Bienestar de San Miguel. Eso fue cuando recibió el banderazo de largada.

Donato Cicchini hablando antes de la largada de la caravana

En ese momento el público se agolpaba por ver desfilar a esas cupecitas del TC y por un momento se revivió esa sensación de muchas décadas en el pasado. Está demás decir de los saludos, las fotos y lo vítores de los presentes. Todo enmarcado en una gran alegría de los vecinos de San Miguel.

Pablo de la Torre en la cupecita Chevrolet de Jorge Calabresi

Este año se tomó la decisión de marchar en caravana de dos autos a la par. Y todo resultó de maravilla. Aunque hubo que alterar un poco el recorrido programado por los arreglos viales que se están realizando en San Miguel.

Las cupecitas del TC vistas desde el Chevrolet Champion.

De esta forma se arrancó de la esquina de Belgrano y Sarmiento para llegar hasta Conesa, y toparse con la Plaza de las Carretas. Una vez en la Avenida Presidente Perón se continuó la marcha hasta la calle Roca. En un principio de pensaba llegar hasta la calle Primera Junta.

Los autos antiguos llegando al Corredor Aeróbico.

Pero los trabajos de reasfaltado de la Avenida Presidente Perón impidieron llegar hasta esa arteria de la ciudad. En la calle Roca se avanzó hasta Sarmiento para regresar hasta la Plaza de las Carretas. Ahí se giró hacia la derecha para continuar hasta el final de la Avenida Presidente Perón.

El público en el Corredor Aeróbico.

Previo paso por la calle Pardo se tomó la calle Teniente General Ricchieri hasta la Avenida San Martín. Otro cambio en el recorrido por trabajos en las Avenidas Francia y Senador Morón. Se avanzó hasta la Avenida Francia para llegar a la Vieja Estación en la calle Sourdeaux.

Las cupecitas del TC estacionadas en el Corredor Aeróbico

En el lugar los autos participantes se fueron estacionando a 45º sobre el Corredor Aeróbico. Ahí los pilotos y sus acompañantes degustaron de un almuerzo que corrió por cuenta de la Municipalidad de San Miguel. Mientras en un escenario había música en vivo.

En primer plano la cupé Chevrolet de Jorge Calabresi.

En el correr de la tarde se hicieron homenajes a viejos pilotos del Turismo Carretera y se habló de algunas de las réplicas que hacen mención de esas glorias del automovilismo argentino. Hacia el final de la jornada se conoció el auto expuesto que se ganó el premio al mejor vehículo.

Las cupecitas del TC en el Corredor Aeróbico

Dicha votación corrió por cuenta de los vecinos que se acercaron a ver a estos viejos autos. El auto ganador fue la cupé Mercury del año 1947 propiedad de Roberto Hvala. Un premio justo ya que es una cupé impecable por donde se la mire.

Los autos antiguos estacionados en el Corredor Aeróbico.

El día acompañó con un sol que nos alumbró toda la jornada. Los vecinos de San Miguel también se dieron cita, una vez más, para admirar y fotografiar a esas máquinas del pasado que supieron hacer parte de nuestra historia como sociedad.

Jorge Bonomo y su cupé Chevrolet.

La gente de Tránsito de San Miguel tuvo un papel importante para la realización de la caravana al cortar las calles transversales. Sin esa presencia de las motocicletas no hubiera sido posible realizar la marcha de los autos con total tranquilidad.

Las cupés del TC del ayer frente al escenario.

Ahora esperamos la 4ª Caravana de Autos Históricos durante las Fiestas Patronales de San Miguel en el año 2018. Veremos que nos deparan los autos, el público y el clima.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.