jueves, 17 de agosto de 2017

El Velocípedo de Karl Benz

El 29 de enero de 1886, Karl Benz, lograba la patente número 37.435 para su primer vehículo, el Velocípedo, que era un triciclo con un motor de combustión interna de cuatro tiempos. Dicho motor estaba ubicado en la parte posterior del vehículo. Había nacido el automóvil.



La diferencia del Velocípedo de Karl Benz, y lo novedoso, era no estar basado en un carruaje tirado por caballos, sino ser un vehículo original en su construcción. Presentaba un chasis con un tubo de acero y las ruedas, con gran diámetro en las traseras, tenían rayos de alambre similares a las bicicletas.

Recordemos que muchas automotrices europeas nacieron como constructores de bicicletas. Para el año 1886 las bicicletas ya tenían cierta penetración en la industria de Europa. Incluso algunas empresas automotrices conservaron la producción de bicicletas en paralelo con la de automóviles.

El motor monocilíndrico, ubicado en la parte posterior, tenía una cilindrada de 954 centímetros cúbicos con una potencia de 0,75 CV a 400 revoluciones por minuto. El diámetro del cilindro era de 90 milímetros y la carrera del pistón de 150 milímetros. Tanto el cigüeñal como la biela trabajaban a la vista sin estar encerrados dentro del cárter. Esto era para lograr enfriar mejor el cilindro. La lubricación era puntual sobre los sitios más delicados. La biela era una larga varilla de sección circular.


El carburante era ligroin un combustible líquido de fácil vaporización. Más tarde se usaría bencina, que se compraba en las farmacias de la época. El encendido estaba cargo de un carrete de Ruhmkorff que era alimentado por una pila e interrumpido por un vibrador de muelle. La bujía estaba ubicada en el cilindro. La pila mencionada tenía una vida tan corta que debía cambiarse cada 10 kilómetros recorridos.

El carburador era por vaporización y también tenía un sistema de distribución para dirigir y regular la mezcla que llegaba al cilindro. Además de un depósito para el agua que enfriaba el cilindro mediante evaporación.

La transmisión a las dos grandes ruedas traseras se realizaba por medio de una correa de cuerpo que lo hacía a un eje secundario, que estaba provisto del diferencial. De ahí el movimiento del motor llegaba a las ruedas traseras por sendas cadenas a cada lado del chasis.


La dirección era mediante una barra vertical con una manivela a modo de timón y la suspensión de las ruedas traseras era por dos ballestas longitudinales. El peso del Velocípedo Benz era de unos 230 kilogramos, el motor pesaba 100 kilogramos y podía alcanzar los 16 kilómetros por hora. Este primer automóvil fue presentado al público alemán el 3 de julio de 1886.

A partir de este primer vehículo, considerado el primer automóvil de la historia, es que Karl Benz comienza a realizar modificaciones y aumento en la potencia como en la cilindrada. Así en el año 1888 sobre estaba base logra otro triciclo, pero con ruedas con rayos de madera.

Esta versión del año 1888 es la que usará Bertha Ringer para realizar el primer viaje en automóvil de la historia, a lo largo de 120 kilómetros, junto a sus hijos Eugenio y Ricardo Benz. Ese mismo vehículo sería el expuesto en la Exposición Universal de la ciudad de París en el año 1889.

Las fotografías que ilustran esta nota corresponden a una de las 100 réplicas, que está en Argentina, del Velocípedo Benz que se construyeron para celebrar el primer siglo de su construcción, en el año 1986, por parte de la empresa Daimler-Benz en Gran Bretaña. Las fotos se tomaron el lunes 12 de octubre de 2015 en la realización de Autoclásica en el predio del Hipódromo de San Isidro en la provincia de Buenos Aires.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.