lunes, 27 de febrero de 2017

R 112 H, el frontal de Scania

La empresa Saab-Scania Argentina presentó en los inicios del año 1982 su nueva línea de camiones Scania desde la aparición del modelo L-111 fabricado en la provincia de Tucumán. Ese fue el primer camión de la marca sueca producido localmente a partir del año 1976, seis años más tarde llegaba la renovación de la línea con la incorporación del camión frontal Scania R 112 H.

Camión Scania R 112 H del año 1982
fabricado por Saab-Scania Argentina.


“Programa Scania” fue bautizada la nueva línea de camiones que incluía al Scania T 112 H, que era de trompa larga, o convencional, y una evolución del L-111 del año 1976. La gran novedad era el camión frontal Scania R 112 H de cabina volcable para acceder a las partes mecánicas.

En cuanto a la mecánica ambos modelos eran similares compartiendo los dos motores disponibles. Uno aspirado y el otro con turbocompresor. El motor diésel estándar, de inyección directa, que montaba el R 112 H, del cual hablaremos en esta nota, era el Tipo DN11 01 de 6 cilindros en línea con una cilindrada de 11.000 centímetros cúbicos con una potencia de 203 CV DIN a 2.200 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 127 milímetros y la carrera de los pistones de 145 milímetros. La relación de compresión era del orden de los 16:1.

Vista del frente de la cabina del Scania R 112 H de 1982.

El motor diésel opcional era el Tipo DS11 15, también de inyección directa, pero con turbocompresor accionado por los gases del escape. La diferencia era la potencia de 305 CV a 2.000 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 15:1. El resto de las características mencionadas en el motor DN11 01 eran las mismas.

La caja de velocidades era de 10 marchas que constaba de dos secciones. Una principal de cinco velocidades combinada con otra reducción planetaria de dos velocidades. Con lo cual se lograban tener las siguientes relaciones en cada velocidad: primera, 13,51:1; segunda, 10,07:1; tercera, 7,55:1; cuarta, 5,66:1; quinta, 4,24:1; sexta, 3,19:1, séptima, 2,38:1; octava, 1,78:1; novena, 1,34:1; décima, 1,00:1 y marcha atrás, 11,10:1.

El embrague era bidisco en seco con la maza elástica y con el cojinete de desembrague de toma constante. Este embrague era del tipo K 364 con un diámetro de 355 milímetros y un área de fricción de 2.575 centímetros cuadrados.

La cabina CR 19, volcable, del Scania R 112 H de 1982.

El diferencial era del tipo R 750 que funcionaba con el eje tipo AD 90 y tenía dos relaciones disponibles: 4,13:1 o 4,71:1. Este diferencial y eje trasero eran los estándares de fábrica. Por pedido se podía montar el eje trasero tipo AD 100 con dos relaciones: 4,78:1 y 5,88:1. En este caso el diferencial era del tipo  RP 830.

Todas las ruedas tenían frenos a tambor con accionamiento de aire comprimido con una presión neumática de trabajo de 7,5 a 9 bares. Las cintas de los frenos delanteros tenían un ancho de 127 milímetros mientras que en los traseros eran de 203 milímetros. Ambas cintas tenían un espesor de 19 milímetros. El total del área de frenado era de 4.320 centímetros cuadrados.

Otra vista de cómo se volcaba la cabina CR 19 del Scania R 112 H de 1982.

El freno de acción directa tenía circuito independiente para ambos ejes. Este era lo que se considera el freno de servicio. El freno de estacionamiento y emergencia actuaba sobre las ruedas traseras con un área total de frenado de 2.880 centímetros cuadrados. También el Scania R 112 H contaba con un freno motor con interruptor en el piso de la cabina.

La suspensión era del tipo de ballestas, o elásticos, semielípticos de acero al silicio-manganeso con pernos roscados y bujes con retenes de goma. La cantidad para ambos ejes era de 7 elásticos primarios y 6 auxiliares. Los primeros con un espesor de 15 milímetros y los segundos de 14 milímetros. En forma opcional se podían pedir 8 elásticos primarios para el eje delantero y 9 para el eje trasero conservando el mismo espesor.

En el eje delantero completaba el sistema de suspensión con amortiguadores hidráulicos telescópicos de doble efecto. Como equipo extra se podía pedir un estabilizador delantero con una superestructura con centro de gravedad elevado.

Interior de la cabina vista desde arriba
del techo
del Scania R 112 H de 1982.

La dirección era del tipo SH 40L03 que era de accionamiento hidráulico con un giro total, de tope a tope, de 5,9 vueltas. La bomba que accionaba la dirección estaba directamente engranada a la distribución del motor. La columna de dirección estaba montada sobre goma. El volante tenía un diámetro de 500 milímetros.

Las medidas del Scania R 112 H del año 1982 eran las siguientes: largo, 6.440 milímetros modelo 38 (8.010 milímetros modelo 46); ancho, 2.480 milímetros; alto, 3.030 milímetros; distancia entre ejes, 3.800 milímetros modelo 38 (4.600 milímetros modelo 46) y ancho de cabina, 840 milímetros. La capacidad del tanque de combustible era de 300 litros en forma opcional se podía pedir dos tanques de la misma capacidad. Los neumáticos eran de la medida 11.00-20/16 PR en forma estándar. Opcionalmente se podían pedir neumáticos 12.00-20/16 PR o 12.00-20/18 PR.

Dependiendo de los neumáticos montados y de la relación del diferencial elegido, con sus respectivos ejes traseros, las velocidades máximas iban de 67 a 99 kilómetros por hora. Obviamente con neumáticos más grandes de diámetro, 12.00-20, las velocidades máximas alcanzadas eran más altas.

El tablero del Scania R 112 H de 1982.

El Scania R 112 H tenía su cabina volcable en un ángulo de 60º con accionamiento hidráulico. Además sus puertas abrían en un ángulo de 92º para mejorar el acceso a la cabina, que contaba con una litera. En forma extra se suministraba otra. Este modelo de camión frontal solo vino con este tipo de cabina llamada CR 19. Contaba con dos plazas separadas con un pasillo para acceder a la litera trasera.

La empresa sueca, Saab-Scania AB, había comenzado con el diseño de esta nueva gama en el año 1975. Incluso trabajaron con el diseñador italiano Giorgio Giugiaro para lograr perfiles más aerodinámicos. Se hicieron ensayos en la división Aeroespacial del Grupo Saab-Scania AB y también se realizaron pruebas en el Centro de Experimentación General de la Industria Automovilística de Gran Bretaña. Ahí se realizaron pruebas con vientos cruzados.

Para el año 1976 se tuvo listo el diseño de las cabinas mientras se trabajaba en los chasis. El trabajo de desarrollo de diseño produjo cabinas convencionales, como el T 112 H, y frontales, como el R 112 H. También se desarrollaron camiones pensando que montarían los motores de 8, 11 y 14 litros de cilindrada. Además de tracciones de 4x2, 6x2 y 6x4. De esta forma lograron desarrollar 250 variantes que cubrían todas las necesidades del planeta.

La caja de velocidades Scania tipo GR 870
que usaba
el Scania R 112 H de 1982.

Este camión Scania R 112 H produjo una modernización en los vehículos pesados del mercado argentino con una capacidad máxima de carga de 20 toneladas fuera de ruta, ya que por ese entonces la legislación permitía un máximo de 17,600 kilogramos para circular por las rutas argentinas.

Una particularidad era su cabina pintada de color rojo páprika Scania y el chasis de color gris. Aunque en las publicidades, o muestras del “Programa Scania” se lo podía ver en otros colores o con franjas vinílicas adhesivas en los laterales.

Las ilustraciones de esta nota fueron tomadas de la revista Su Auto número 26 de abril de 1982 donde se daba cuenta del lanzamiento de estos dos nuevos camiones de la marca Scania. A su vez los datos técnicos están tomados de un folleto de la empresa Saab-Scania Argentina SA fechado en marzo de 1982 y que recibiera en julio de ese mismo año ante un pedido de información de mi parte.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos 

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.