jueves, 17 de diciembre de 2015

Adler Trumpf con tracción delantera

La empresa alemana Adler fue fundada en el año 1886 con el objeto de fabricar bicicletas con el nombre de Adler-Fahrradwerke vorm. Heinrich Kleyer. El fundador fue, justamente, Heinrich Kleyer, e instaló la planta en la localidad de Frankfurt. Recién en el año 1899 se pasa a la producción de automóviles que llegó hasta el año 1940.

Adller Trumpf Junior Cabriolet del año 1936.


En el año 1906 la empresa adopta la razón social de Adler-Werke vorm. Heinrich Kleyer. Les cuento que la palabra “adler” en alemán significa águila, que esto se veía reflejado en el emblema de la marca alemana. También la empresa alemana fue una de las pioneras en usar el cardán en lugar de la cadena para transmitir la potencia del motor a las ruedas motrices.

En la primera década del siglo XX la empresa Adler tuvo una filial en Austria y la empresa inglesa Morgan importó chasis y motores para luego carrozarlos para el mercado británico. Los Adler fueron los autos de la casa real y así fue como el Kaiser Guillermo II, en el año 1907, tuvo su modelo con los colores del monarca.

Pero una de las avanzadas tecnológicas de la empresa Adler fue el desarrollo de automóviles con tracción delantera a partir del año 1932 cuando presenta el modelo Trumpf (fuselaje) 1,5 y que fuera proyectado por Röhr. Un año antes el arquitecto Gropius había diseñado un Adler de 8 cilindros en línea.

En el año 1936 aparece el Adler Trumpf Junior con un motor de 995 centímetros cúbicos de cuatro cilindros en línea. Lo interesante de este modelo es que presentaba algunos avances en materia de construcción. Por ejemplo el piso estaba soldado a la carrocería y la suspensión era independiente en las cuatro ruedas.

Pero lo más destacable era que seguía con la tracción delantera como en el modelo Trumpf 1,5 de 1935. El Trumpf Junior se lo fabricó entre los años 1936 y 1940. La suspensión delantera era mediante el uso de dos elásticos transversales con amortiguadores hidráulicos del tipo giratorio. Mientras que la suspensión trasera era usando barras de torsión con brazos oscilantes longitudinales.

La caja de velocidades era de cuatro marchas con la cuarta velocidad sincronizada y una velocidad final de 110 kilómetros por hora. La disposición del motor del Trumpf Junior se asemejaba a la que conocimos con el Renault 4L, motor atrás, cerca del torpedo, y por delante la caja puente. Con lo cual la dínamo accionaba el ventilador del radiador de agua y la correa que movía el conjunto estaba comandada por el embrague.

La vieja fotografía de hoy nos muestra a un Adler Trumpf Junior Cabriolet del año 1936 que remite en sus formas al Mercedes-Benz 170, contemporáneo alemán. También otra particularidad era que estos automóviles Adler optaron por ubicar la palanca de cambios en la columna de dirección, como se había comenzado a usar en Estados Unidos.

Luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial la empresa Adler dejó de fabricar los modelos Trumpf, pero otras empresas los siguieron produciendo, bajo licencia hasta el año 1948. En la Feria de Hanover, de ese año, se pudo ver al último de los Trumpf. Otra actividad de la empresa Adler fue la fabricación de motocicletas que continuó hasta el año 1957. Para entonces la empresa alemana cesó toda su producción de vehículos.

La fotografía fue tomada de la Enciclopedia Salvat del Automóvil editada en la ciudad de Madrid y comercializada en Argentina en el año 1976.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:



Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.