jueves, 27 de agosto de 2015

Spitz fabricado por Gräf & Stift

La empresa austriaca Gräf & Stift fue creada a finales del año 1901 cuando los hermanos Karl, Franz y Eric Gräf se asociaron con Willy Stift, comerciante de tejidos. Los hermanos Gräf venían desde finales del siglo XIX fabricando automóviles, antes habían comenzado con las bicicletas, como hicieron muchas empresas en Europa. En el camino se cruzó Arnold Spitz que era un precursor del automovilismo en Austria.

Spitz 8 HP del año 1902 fabricado por Gräf & Stift.


Spitz era el representante, desde el año 1895, de las marcas Benz, De Dion y luego de la Mercedes. El ingeniero Otto Hieronymus es el que colabora para desarrollar un nuevo automóvil: el Spitz. Este ingeniero es el que proyecta el nuevo auto que la Gräf & Stift fabricará a partir del año 1902.

El Spitz tenía un motor de 8 HP de la marca De Dion y fue usado en el año 1904 para la carrera de Semmering. El propio Hieronymus lo piloteó llevándolo al primer puesto a una velocidad media de 56 kilómetros por hora.

Para aligerar el peso del Spitz se le quitó toda la carrocería, y en lugar del radiador de serpentina se le colocó un tanque con hielo, con la forma de un cigarro, encima del block de cuatro cilindros.

La relación con Arnold Spitz, de los hermanos Gräf, llegó a su fin en el año 1907 cuando la razón social de la empresa cambia a Wiener Automobilfabrik AG (Aktiengesellschaft, sociedad anónima). Pero la marca Gräf & Stift se siguió usando en los autos que la nueva empresa fabricó hasta el año 1938.

Los Gräf & Stift lograron destacarse por su terminación y calidad. Tanto que pronto los nobles austriacos pusieron los ojos sobre estos automóviles, para nada baratos. En poco tiempo los Gräf & Stift se convirtieron en los autos elegidos por la Casa Imperial Austriaca y se los llegó a llamar “el Rolls-Royce austriaco”.

Recordemos que un Gräf & Stift estuvo presente cuando asesinaron, con un atentado, al archiduque Francisco Fernando el 28 de junio de 1914 y que fuera el suceso que desencadenó la Primera Guerra Mundial. Automóvil que se conserva en el Museo Histórico Militar de la ciudad de Viena y que se salvó del bombardeo de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

Este Gräf & Stift modelo 28/32 HP doble faetón del año 1910 tiene su sí una leyenda de muerte en su haber. Una historia trágica que pueden leer en esta nota publicada en Archivo de autos en el año 2013:

La fotografía del Spitz 8 HP del año 1902 fue tomada de la Enciclopedia Autorama del año 1968 de la Editorial Codex y editada en la ciudad de Buenos Aires.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.