jueves, 30 de julio de 2015

Una autobomba Tatra

La empresa checoslovaca, en aquellos años, Tatra fabricó diversos vehículos de uso militar y civil. Algunas de sus particularidades eran, en especial en los camiones, la suspensión trasera independiente con dos ejes de ruedas simples. La otra cualidad era que muchos de los motores que fabricaron eran refrigerados por aire. Hoy veremos un modelo de autobomba armado sobre la plataforma del modelo Tatra 26/30 del año 1933.

Autobomba Tatra 26/30 del año 1933.

Los modelos de 26/30 fueron uno de los más usados para crear una diversidad de vehículos para distintas necesidades. En este caso destinado a servir para apagar incendios y tenía un motor de cuatro cilindros en línea del Tatra 30 con una cilindrada de 1.680 centímetros cúbicos con una potencia de 24 HP a 3.000 revoluciones por minutos con una caja de velocidades de cuatro marchas hacia adelante.

También contaba con dos velocidades de reducción con lo cual le daba otro rango de uso a la caja de cambios. Los dos ejes traseros, de ruedas simples, presentaban semiejes oscilantes por tener suspensión independiente en los ejes traseros. Una particularidad que los camiones Tatra compartieron con los de la marca Ŝkoda, también de la vieja Checoslovaquia.

Este modelo tiene el motor refrigerado por aire por eso la ausencia de parrilla en la trompa del camión de bomberos. La gran mayoría de los camiones Tatra 26/30 fueron destinados a las fuerzas armadas checoslovacas, en especial, cuando el país es invadido por las fuerzas alemanas.

Según los propios militares checoslovacos este modelo superó dificultades en terrenos difíciles nunca antes visto. Por lo cual se convirtió en una especie de caballito de batalla para la empresa Tatra. Debido al avance agresivo del ejército alemán es que se redobló la producción de estos camiones basados en el Tatra 26/30.

Entre los años 1927 y 1933 se fabricaron alrededor de 181 vehículos diferentes, para diversos usos, basados en la plataforma del Tatra 26/30. Buses, autos para comandos, transporte de tropas o autobombas como el que vemos en el día de hoy fueron algunos de los vehículos especiales. Los Tatra 26/30 se usaron con eje simple o doble en la parte trasera adaptados a las necesidades específicas del uso que se le iba a dar.

El Tatra 26 tendrá su evolución en el Tatra 72, o T 72 como se lo conocía, que presentará mejoras a un modelo que supo ganarse un lugar a base de eficiencia en las diversas tareas para los que se adaptó.

El dibujo de autobomba Tatra 26/30 fue tomado de un folleto que cuenta la historia de la empresa Tatra desde sus comienzos cuando se la conocía como Nesselsdorf, que era el nombre de la ciudad donde se encontraban los establecimientos que fabricaban carruajes de lujo de para viajes largos y vagones para el ferrocarril. Ese folleto lo recibí en el año 1980 en una encomienda que vino desde el otro lado de la cortina de hierro.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.