jueves, 11 de septiembre de 2014

Marmon, un olvidado

El Marmon es un automóvil olvidado que se fabricó por 30 años en Estados Unidos. Para los que oyeron hablar de él, como para los que lo desconocían, hoy veremos algo de la historia de la empresa y su modelo más famoso: el Sixteen de 1931.

Marmon Sixteen de 1931.

Howard Marmon funda en el año 1902 la empresa automotriz que fabricara los autos que llevarán su apellido como marca. Nunca, la empresa, logró cautivar al público estadounidense con respecto a las ventas de sus automóviles. Para la década del veinte los autos Marmon iban destinados a la clase media estadounidense con un estilo indefinible y una construcción maciza, y a la vez pesada.

“El automóvil más avanzado del mundo”, era el eslogan de venta para el Marmon Sixteen del año 1931. Claro que la frase no era nada modesta, pero se acercaba mucho a la realidad del automóvil. Howard Marmon había perdido todas las esperanzas en su empresa con el correr de los años.

Para la época de la gran crisis de los años treinta lanza el Sixteen con un motor de 16 cilindros con válvulas a la cabeza con una cilindrada de 8.043 centímetros cúbicos con una potencia de 200 HP a 3.400 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 6:1. El diámetro de los cilindros era de 79,5 milímetros y la carrera del pistón era de 101,6 milímetros y el peso del motor completo era de 421 kilogramos.

Este motor fue el más perfecto que se montara en un automóvil de origen estadounidense. Este motor fue el primero en su tipo en ser fundido en aluminio. El Sixteen fue proyectado por Walter Teague Jr. quien recibió una medalla de oro de la Asociación de Ingenieros del Automóvil en el año 1930. El largo total del Sixteen era de 5.486 milímetros con una distancia entre ejes de 3.680 milímetros y un peso de 2.313 kilogramos.

Pese a su peso las prestaciones que ofrecía a los potenciales clientes eran brillantes. Además se lo vendía con un certificado que garantizaba que la unidad había superado los 160 kilómetros por hora en el circuito de Indianápolis en un recorrido de por lo menos 8 kilómetros de extensión.

Una unidad de serie, del Marmon Sixteen, ganó el Stevens Perpetual Challenge Trophy en el año 1931 que se realizó en Indianápolis recorriendo una distancia de 2.902 kilómetros en 24 horas a una velocidad promedio de 123 kilómetros por hora. Catorce kilómetros por hora más que un Stutz que ostentaba el récord anterior.

Entre los años 1931 y 1933 se mantuvo la producción del Sixteen del cual se fabricaron unas 500 unidades, pero que pese a su concepción no logró salvar de la bancarrota a la empresa Marmon que cerró definitivamente sus puertas en el año 1933.

Todos los atributos mencionados no fueron suficientes para que el Marmon fuera reconocido como una de las mejores máquinas fabricadas en Estados Unidos. Muchos coleccionistas no lo apreciaron en toda su magnificencia, pero si no recuerdo mal esto ha cambiado por tengo la vaga idea de haber visto una unidad, en perfecto estado, en uno de los tantos encuentros de autos antiguos y clásicos que se celebran en el gran país del norte.

Vimos un auto que, tal vez, muchos desconocían, incluso la marca, al menos es un pequeño homenaje a un automóvil que tendría que haber tenido una mejor suerte en su país de origen. La vieja fotografía del Marmon Sixteen del año 1931 es de la Enciclopedia Autorama del año 1968.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.