lunes, 14 de octubre de 2013

La XR-4, la cupé del Sierra

La cupé Ford Sierra XR-4 vino a sumarse a la gama del Sierra, que Ford Motor Argentina había presentado en el año 1984. La XR-4 se presentó a la prensa especializada en septiembre de 1984 y se lanzó al mercado al mes siguiente.

La imagen es una fracción de una publicidad del Ford Sierra XR-4 aparecida en la revista Su Auto número 53 de septiembre de 1984.


Una de sus particularidades eran los alerones en el portón trasero que le confería una mayor estabilidad. El motor que equipaba a la XR-4 era una versión mejorada del que usara la cupé Ford Taunus SP.

Era el conocido cuatro cilindros en línea de una cilindrada de 2.299 centímetros cúbicos con una potencia de 120 CV DIN a 5.500 revoluciones por minuto. Lo que le permitía alcanzar los 190 kilómetros por hora en quinta velocidad a 5.200 revoluciones por minuto.

A principios del año 1984 había aparecido en el mercado argentino el Ford Sierra en sus versiones L y Ghia. Después se les ofrecería, a los potenciales clientes, la XR-4. “XR4 empieza donde terminan los demás”, ese era el slogan con el cual Ford Motor Argentina publicitaba la nueva cupé fabricada en la planta de Pacheco.

La empresa Ford había desarrollado un vehículo experimental que denominó Probe III. Basado en trabajos tecnológicos, aplicados al Probe III, se realizó la carrocería del Sierra. De esta forma se logró un coeficiente aerodinámico de Cx 0,32, el más bajo ofrecido en el mercado argentino.

La campaña publicitaria del Sierra hacia hincapié en eso de “manejar el viento”. Hablando de ese coeficiente aerodinámico tan bajo para un auto de fabricación nacional. Otro avance del Sierra era su completo tablero que se mantenía en toda la gama. Ese tablero fue muy elogiado por la prensa especializada de la época.

La imagen es una fracción de una publicidad del Ford Sierra XR-4 aparecida en la revista Su Auto número 53 de septiembre de 1984.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos