sábado, 2 de mayo de 2020

Torino de Baltasar

Los chicos de los años sesenta tuvimos como juguetes, en Argentina, a autos a escala de plástico inyectado e inflado. Tal el caso de este Torino de competición, seguramente del Turismo Nacional (TN), o Anejo J, que compitieron en los Grandes Premios de Argentina.


Por el número que conserva en el techo, el “619”, corresponde a alguna edición de los Grandes Premios que se disputaban una vez al año en Argentina. Justamente los Torino por su cilindrada tenían los números más altos. La primera decena era para las cupecitas del TC (Turismo Carretera) y seguían con los autos de menos de 1 litro de cilindrada a patir del número “100”.


La marca de este Torino de juguete es Baltasar que produjo muchos productos para los chicos en las décadas del sesenta y setenta. “Juguetes irrompibles” era su eslogan y así reza la leyenda junto a la marca en un óvalo en el chasis. En la última fotografía se puede apreciar claramente.


También en el chasis figura el nombre de la empresa que fabricaba los juguetes Baltasar: Sanz. Empresa argentina que fabricaba todo tipo de productos de acrílico. A tal grado que mi casa se conservan de esa época pequeños bols, para uso diario, de esa marca. La calidad era tan bueno que han pasado casi 60 años y todavían se usan.


Las calcamonías, ahora le dicen calcos, son de dos tipos: al agua y autoadhesivas, justamente de estas últimas perdió el Torino los números en las puertas y solo conserva una de las cuatro en sus llantas. En cambio se conservan, con faltantes, las que adherían por agua.


Los paragolpes lucen algo despintados pero son las horas de juegos que ocasionaron esa ausencia de pintura de color aluminio. La verdad que el Torino está bastante bien logrado, para ser un juguete de plástico y de un valor de venta no excesivo.


Los recuerdo colgados de bolsas de plásticos en las jugueterías y hasta en algunos kioscos. Estos autos de plásticos inflados, que los hubo en distintas escalas. En este caso tiene unos 20 centímetros y medio de largo. No es exacto pero se podría decir que es de una escala 1:23...


Pero no era la exactitud lo que buscaba la marca Baltasar, sino alegrarle la vida a los chicos argentinos en la década del sesenta. El recuerdo es que este Torino inflado, como se le solía decir, me lo regalaron por algo cuando era chico. Pero no tengo preciso cuándo fue y porqué.


Lo bueno que lo conservé y en esta nota sabatina lo puedo mostrar a todos los lectores del “Garaje Miniatura”. Estos juguetes plásticos se han revalorizado con el correr de las décadas, en especial para los coleccionistas. Fue una época donde comenzaron a reemplazar a los juguetes de chapa, aunque muchas marcas los siguieron fabricando hasta bien entrada la década del setenta.


La verdad que reencontrarme con el Torino de Baltasar fue un salto en el tiempo. Una visita a esos años donde jugar era parte de nuestro crecimiento. Jugar era simular a ser grandes, en parte, y parte para divertirnos. Por eso nunca debemos dejar de jugar. Los juegos pueden cambiar de adultos, pero nunca dejarlos de lado.


Dejar de jugar, como dejar de aprender, es empezar a morir en vida. Estas notas son como un juego. Un juego para escribirlas y un juego ver las reacciones de los lectores, porque les disparan sus propios recuerdos de la infancia. No con una visión nostálgica, sino para recordar lo que fuimos para saber lo que somos.


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha: http://archivodeautos.blogspot.com.ar/p/garaje-miniatura.html

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: 

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #GarajeMiniatura, #Torino380, #Baltasar, #Sanz

8 comentarios:

  1. Hola, Mauricio, buenos días desde España. Pues te digo una cosa, es precioso. Nunca había visto un juguete tan bonito; tanto, que creí que me había equivocado y habías puesto un autito de hojalata. Aquí en España había cochecitos de plástico inflado (que la nostalgia ha hecho cotizar a precio de perla de Ceilán), pero mucho más toscos en acabado y sin casi detalle. Pero esto es una envidiable maravilla y una prueba más de lo avanzada que estaba la industria en vuestra Patria por aquellos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio.
      Me alegra que te gustara este Torino de la marca Baltasar.
      La industria juguetera en Argentina supo tener un gran desarrollo, te diría que en paralelo con la industria automotriz.
      Algo se recuperó en estos años pasados, pese a las importaciones del China...
      Ya veremos en esta sección otros juguetes argentinos de cuando era un chico.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Buen día
    Recuerdo haber tenido inflados pero no se si eran Baltasar u otra marca.
    Tuve un Rambler Cross Country "boca de pescado", un Gordini y un 4L. No eran pintados como tu Torino pero si del mismo tamaño, según recuerdo.
    Tenían ruedas negras con un arito postizo blanco, creo recordar que las ruedas eran sopladas también.
    ¿Alguna idea de quién podría ser el fabricante? lamentablemente no tengo ni una foto para compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Omar.
      La verdad no tengo idea que marca puede ser. Hubo varias empresas que hacían esos autos plásticos inflados.
      Tengo una Rambler Classic Cross Country de la primera generación, que conocimos en Argentina en el año 1962. No sé si tiene marca, lo que no tiene es ruedas...
      Saludos.

      Eliminar
  3. Genial el Torino, realmente bien logrado! Cuando era chico a principios de los 90s tuve una cupé torino de este mismo material, pero sólo de color amarilla, era uno de mis autos preferidos. También creo recordar un Valian III que tuve y un Valiant II con los símbolos de batman, creo que era la época de la película de Batman de Tim Burton y sacaban todo con ese logo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran.
      Gracias por los recuerdos de tu infancia.
      Tengo otro auto a escala, del mismo tamaño, de la marca Baltasar. Ya será nota del "Garaje Miniatura".
      La verdad que este Torino 380 está muy logrado para ser un juguete de plástico.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola,Mauricio. Yo naci en el 83 pero cuando era chico entre los 80 y 90 todavia habia de esos juguetes inflados. Yo tube un camión chevrolet c60. Eran muy lindos, y sobre todo porque eran iguales a los que veiamos en la calle. Tambien tube una fuego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diego.
      Efectivamente se siguieron fabricando, a tal grado que la actualidad se consiguen.
      Tanto que se los usa para las carreras de manocontrol que ha vuelto a surgir en la ciudad de Buenos Aires.
      Saludos.

      Eliminar