viernes, 5 de julio de 2019

Burro Buggy de Dicky

La década del setenta nos dejó a su paso una oleada de Buggys de varias marcas y versiones. Este particular automóvil había nacido una década antes, en Estados Unidos, y llegó a estas tierras al final de los años sesenta. Entre las marcas presentes en el mercado argentino estaba el Burro Buggy, que fue fabricado por la empresa DICKY SA.
 
Publicidad publicada en la revista Parabrisas Corsa del año 1972.

Una vieja publicidad del año 1972 nos trae el recuerdo del Burro Buggy que fue presentado el 10 de febrero de 1971 en Expo Auto en Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires. La idea original de hacer este Buggy fue de Máximo Aldunate.

El proyecto de este Buggy se concretó entre los años 1969 y 1970. Pedro Campo diseñó el chasis de viga central que soportaría la carrocería de PRFV (Plástico Reforzado con Fibra de Vidrio) y la mecánica de la marca Renault. La mayoría de estos vehículos montaron el motor del Renault Gordini. Algunos modelos, de otras marcas, también usaron motores de los Renault 4S, 6 y 12.

La particularidad de comercialización del Burro Buggy, como de otras marcas, era la adquisición en forma de kit. Si se optaba por el kit la empresa DICKY le entregaba al cliente la carrocería, el chasis, el parabrisas, dos butacas tapizadas, la instalación eléctrica, los resortes helicoidales, ya que se usaban unos más blandos que los originales del Renault Gordini, y los faros delanteros.

También existía la posibilidad de comprar una unidad completa que tenía todo lo que ofrecía el kit más el motor, la suspensión, la transmisión, las llantas y los neumáticos. El kit tenía un valor de unos 300.000 pesos Ley. Con el kit se entregaba un plano para el armado por cuenta del cliente.

Los colores que estaban disponibles para el Burro Buggy eran los siguientes: amarillo, amarillo Le Mans (pintura de Peugeot), azul noche, azul regata, blanco Bariloche, bordó, marrón antiguo, naranja burro, naranja tangerine, negro noche, rojo burro, rojo italiano, verde inglés y verde Irlanda.

También se ofrecían accesorios como barra antivuelco, butacas Grand Prix, capota de lona con puertas, fileteado de la carrocería, guardapolvos guardabarros, instrumental especial, llantas de 13 x 6, partes cromadas del motor y techo duro. Se podía pedir barra estabilizadora y tensores para el tren trasero, que ayudaban en la estabilidad y le sacaban el juego a la palanca de cambios. Estos eran los opcionales mecánicos.

El proyecto del Burro Buggy fue llevado adelante por el equipo de trabajo que integraron Raúl Pedeferri, Alan Burton y Juan Miguel Grima. La empresa constructora se llamó Dieltico Técnica y DICKY era la encargada de su comercialización. En un principio la planta de fabricación estuvo en la ciudad de Haedo en la provincia de Buenos Aires.

Más tarde se trasladaron al barrio porteño de Liniers a la calle Álvarez Jonte 6.125/39, que es la dirección que figura en la vieja publicidad tomada de la revista Parabrisas Corsa número 347 del 12 al 18 de diciembre de 1972. DICKY contaba con dos agentes oficiales y una red de 11 concesionarios para la venta del Burro Buggy. Esas agencias estaban ubicadas en la ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Salta, Santa Fe y Tucumán.

Los datos para poder escribir esta nota los tomé del libro “Un siglo de autos argentinos. De la promoción a la reconversión automotriz: fábricas de capital nacional”, de Gustavo Feder. Recientemente comenté este segundo volumen de la historia de la industria automotriz argentina: https://archivodeautos.blogspot.com/2019/06/un-siglo-de-autos-argentinos-volumen-ii.html

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: https://archivodeautos.blogspot.com/2019/02/notas-patrocinadas.html

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #PublicidaddeArgentina, #BurroBuggy, #DICKY

3 comentarios:

  1. Interesante un buggy con mecánica Renault. Aún que en Brasil también fue hecho el Gordini, y Ford hubo llevado adelante el desarollo de versiones de la plataforma del Renault 12 para el Corcel, los buggys brasileños casi siempre llevan motor Volkswagen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las marcas de Buggys en Argentina usaron mecánica Renault, era la más popular. Los Volkswagen Escarabajo siempre fueron autos raros en el país.
      Pero no solo se usó mecánica Renault. Hubo marcas que usaron mecánica Citroën 3 CV y Fiat 128.
      El Kikito fue uno que usó mecánica Fiat 128 con preparación IAVA.
      Saludos.

      Eliminar
    2. También se ha armado un buggy con mecánica Fiat en Brasil, el Coala, pero motores Volkswagen siguen más populares. Ahora se usa el motor y caja transversales, pero ensamblado a la trasera en un chasis tubular. Ya no se registran buggys ni triciclos hechos sobre chasis de Escarabajo ni de otros Volkswagens clásicos.

      Eliminar