lunes, 29 de diciembre de 2014

La Break del Renault 12

Renault Argentina lanzó, en 1973, al mercado local la versión rural del Renault 12, llamada Break. Así la berlina de cuatro puertas contaba con una versión rural con portón trasero. Hoy diríamos que es un auto de cinco puertas. En el año 1976 se incorpora a la gama de los Renault 12 los modelos TS. Veremos cómo era la Renault 12 Break TS de principios de los años ochenta, a través de un folleto de la empresa francesa radicada en Argentina.

Renault 12 Break TS de los años ochenta vista de frente.
Fotografía tomada de un folleto de la empresa Renault Argentina.


Desde su lanzamiento en el año 1973 la Break del 12 fue muy apreciada por los usuarios argentinos. Incluso tenía mayor capacidad de carga que su hermano de la marca francesa: la Break 18. También de la mano de VEFRA (Vehículos Especiales de Fabricación Renault Argentina) se construyó una versión ambulancia del Renault 12 Break. Si les interesa conocer cómo era la ambulancia del Renault 12 les dejo el enlace con la nota que habla de los Renault especiales que desarrolló VEFRA para diferentes actividades en Argentina:

El motor que equipaba a la Renault 12 Break TS era el conocido M 1400 de cuatro cilindros en línea, de 5 bancadas, 1.397 centímetros cúbicos de cilindrada con una potencia de 74 CV DIN a 5.500 revoluciones por minuto con una compresión de 9,5:1.

Renault 12 Break TS de los años ochenta vista de ¾ de perfil trasero derecho.
Fotografía tomada de un folleto de la empresa Renault Argentina.

El carburador que alimentaba al motor, con nafta especial, era un Solex de doble boca y el sistema de enfriamiento, por agua, era forzado a presión con vaso de recuperación. El sistema eléctrico era de 12 volts con una batería de 40 amperes por hora con alternador, para la carga, con regulador electrónico incorporado de 38 amperes.

La caja de velocidades era de cuatro marchas sincronizadas más marcha atrás. Las relaciones de las distintas velocidades eran las siguientes: primera, 3,615:1; segunda, 2,263:1; tercera, 1,480:1; cuarta, 1,032:1 y marcha atrás, 3,076:1. El diferencial hipoidal delantero tenía una relación de 3,77:1. El embrague era del tipo monodisco seco a diafragma de accionamiento mecánico.

Detalle de los faros delanteros y traseros de la Renault 12 Break TS
de los años ochenta. Fotografía tomada de un folleto de la empresa Renault Argentina.

Los frenos eran hidráulicos de doble circuito servo asistido con luz testigo, de funcionamiento en el tablero. Las ruedas delanteras tenían freno a disco y las traseras a tambor con válvula antibloqueo sensible a la carga. La dirección era del tipo de piñón y cremallera con una relación de 20:1 y un radio de giro de 5 metros. La columna de la dirección era de seguridad en caso de colisión.

La suspensión delantera era independiente con trapecio articulado con resortes helicoidales con amortiguadores hidráulicos de doble efecto y barra antirrolido. La suspensión trasera era mediante eje rígido de baja inercia auto corrector con barras reactoras longitudinales y triángulo reactor central con resortes helicoidales más amortiguadores hidráulicos de doble efecto con barra antirrolido.

Las medidas de la Break 12 TS eran las siguientes: largo, 4.481 milímetros; ancho, 1.635 milímetros; alto, 1.514 milímetros; distancia entre ejes, 2.441 milímetros, trocha delantera y trasera 1.312 milímetros. El volumen para la carga era de 910 decímetros cúbicos con los asientos en posición normal y de 1.650 decímetros cúbicos con los asientos rebatidos. Los neumáticos radiales eran de la medida 165 SR x 13 pulgadas.

Comparación del espacio de carga de la Renault 12 Break TS de los años ochenta.
Fotografía tomada de un folleto de la empresa Renault Argentina.

Esta versión de Break 12 TS tenía limpia y lava luneta trasera en el portón trasero. Los tapizados podían ser de los colores gris, azul o arena y que se presentaban engamados con las alfombras, paneles laterales, portón trasero, tablero, consola central, cobertura de la rueda de auxilio y recipiente del lava-luneta. Los asientos delanteros presentaban apoyacabezas con cinturones de seguridad y eran reclinables. Los asientos traseros también tenían cinturones de seguridad reglamentarios.

La radio era AM/FM estéreo Multiplex con reproductor de casetes y opcionalmente se podía pedir el aire acondicionado integral. El espejo retrovisor izquierdo, los limpiaparabrisas y el limpia luneta venían pintados de color negro mate. A su vez los marcos de las puertas, el pilar central y los esquineros de las puertas traseras estaban pintados de color gris oscuro.

El tablero, la consola central, el aire acondicionado integral (opcional) y parte de los asientos delanteros de la Renault 12 Break TS de los años ochenta. Fotografía tomada de un folleto de la empresa Renault Argentina.

Otra de las características de la Renault Break 12 TS era su portaequipajes cromado ubicado en la parte trasera del techo, que además contaba con enganches también cromados y barras antideslizamiento pegadas a la superficie del techo. Esto era ideal para llevar bultos no pesados y aumentar la capacidad del equipaje en la parte trasera de la Break 12 TS. El portón trasero venía con dos amortiguadores hidroneumáticos que compensaban el peso para facilitar la apertura y cierre del acceso a la zona de carga de la Renault 12 Break TS.

Como su hermano, el sedan de cuatro puertas, la confiabilidad de su mecánica era su mejor carta de presentación. No en vano fue uno de los autos argentinos mejor vendidos por años en el mercado local. Todavía hoy es posible ver muchas rurales en los caminos de Argentina en sus diversas versiones que se fabricaron en la planta de Santa Isabel en la provincia de Córdoba.

Gracias a un viejo folleto que me enviara la empresa Renault Argentina, en el año 1982, pudimos conocer algunos detalles de la Renault 12 Break TS, de donde tomé las fotografías que ilustran esta nota. Este folleto es una pieza más que integra el archivo de datos e imágenes que alimenta las notas diarias que salen publicadas en Archivo de autos, el sitio de los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.