martes, 11 de noviembre de 2014

El Mini de carga

El Austin Mini tuvo varias versiones y entre ellas se encontraban los modelos de carga. Tanto en versión furgón como camioneta. Gracias a un viejo folleto que me enviara el importador en Argentina de la marca Austin-Morris, veremos como eran esos modelos utilitarios de carga.

El Austin Mini 95 en versión furgón del año 1980. 
Fotografía de un folleto de la empresa Austin Morris Limited
 integrante del grupo British Leyland Cars Limited.


La denominación de fábrica era Mini 95, tanto para el furgón como para la camioneta, que derivaban del famoso Mini que apareciera en el mercado mundial en el año 1959 de la mano de Alec Issigonis.

Si bien el folleto me lo mandó Luconi-Winograd SA tengo mis dudas si se concretó la venta de algunos de estos modelos de carga que veremos en la nota de hoy. Pero como siempre los altos conocimientos de los seguidores de Archivo de autos me podrán desmentir que conocen una unidad en alguna parte de Argentina.

Vayamos a las características de estos dos modelos que veremos: el furgón y la camioneta. Básicamente era un utilitario chico diseñado para las grandes ciudades, como su hermano el auto de calle. Dadas sus condiciones era muy versátil para moverse como pez en el agua dentro de las calles de una gran ciudad.

La parte trasera del Austin Mini 95 en versión furgón del año 1980. 
Fotografía de un folleto de la empresa Austin Morris Limited 
integrante del grupo British Leyland Cars Limited.

El motor era el mismo que usaba el Austin Mini 1000, que viéramos hace poco tiempo (http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2014/09/el-mini-del-ano-1980.html) en una nota de Archivo de autos. Era un motor transversal de cuatro cilindros en línea con una cilindrada de 998 centímetros cúbicos con una potencia de 39 CV DIN a 4.750 revoluciones por minuto. La relación de compresión era de 8,3:1 y el diámetro de los cilindros era de 64,59 milímetros y la carrera de los pistones era de 76,2 milímetros.

La caja de velocidades era de cuatro marchas hacia adelante totalmente sincronizadas y marcha atrás. Las relaciones de las diferentes velocidades eran las siguientes: primera, 3,53:1; segunda, 2,22:1; tercera, 1,43:1; cuarta, 1,00:1 y marcha atrás, 3,54:1. El embrague era del tipo de diafragma con diámetro de 180 milímetros de accionamiento hidráulico. La relación del diferencial delantero era de 3,44:1.

La suspensión era independiente en las cuatro ruedas con resortes cónicos de caucho y amortiguadores hidráulicos. Los frenos eran de tambor en las cuatro ruedas con zapatas dobles en las ruedas delanteras y el diámetro de las campanas era de 180 milímetros. La dirección era del tipo cremallera y piñón.

El Austin Mini 95 en versión camioneta del año 1980. 
Fotografía de un folleto de la empresa Austin Morris Limited 
integrante del grupo British Leyland Cars Limited.

Las dimensiones, tanto para el furgón como la camioneta, eran las siguientes: largo, 3.330 milímetros (camioneta), 3.331 milímetros (furgón); ancho, 1.410 milímetros; alto, 1.360 milímetros; distancia entre ejes, 2.140 milímetros; despeje, 150 milímetros; largo de la caja, 1.400 milímetros (camioneta), 1.390 milímetros (furgón); alto de la caja de la camioneta, 880 milímetros; altura de la carrocería del furgón, 940 milímetros y ancho de la caja de carga, 1.370 milímetros. La capacidad de la carga útil era de 254 kilogramos. Los neumáticos radiales eran sin cámara de la medida 145-10 con llantas de disco estampado.

En el caso del furgón la capacidad de carga era de 1,30 metros cúbicos que se podían ampliar a 1,64 metros cúbicos cuando se removía el asiento del pasajero. Las puertas traseras eran dobles y la altura desde el suelo al piso de al carrocería era de solo 440 milímetros.

La camioneta tenía un volumen de carga de 0,76 metros cúbicos y tenía la misma distancia, desde el piso de la carrocería, al suelo que la versión furgón. Los laterales de la caja de carga era de solo 880 milímetros lo que facilitaba el acceso los materiales transportados.

Tablero del Austin Mini 95 del año 1980. 
Fotografía de un folleto de la empresa Austin Morris Limited 
integrante del grupo British Leyland Cars Limited.

Ambos modelos, furgón y camioneta, a diferencia de su hermano auto tenía las bisagras de las puertas a la vista, como los primeros modelos de Mini. La otra gran diferencia que las ventanillas eran corredizas y no levadizas. La parrilla delantera no tenía cromados y era pintada del mismo color que la carrocería. El tablero era más sencillo y no tenía radio ubicada en el centro del torpedo.

Según la empresa Austin Morris Limited, ambas versiones, se podían fabricar en volantes a la derecha o izquierda, según el mercado a exportarlo. Lo mismo con el tablero que podía ser con kilómetros por hora o millas por hora. Las fotografías que ilustran esta nota son con el modelo de volante a la derecha.

Un vehículo de carga derivado del famoso Mini que se adaptaba perfectamente a las grandes urbes por sus reducidas dimensiones que le facilitaban moverse en forma muy ágil. Con una capacidad para cargas pequeñas a medianas que lo hacían atractivos para diferentes repartos urbanos.

Vano motor del Austin Mini 95 del año 1980. 
Fotografía de un folleto de la empresa Austin Morris Limited 
integrante del grupo British Leyland Cars Limited.

Reitero que nunca vi alguno de estos modelos en Argentina, pero siempre aparece algún seguidor que me comunica que si conoció una unidad en alguna localidad del país. Si bien el Mini llegó algo tarde al mercado argentino, con la apertura de la importación a partir del año 1979.

Las imágenes que ilustran esta nota sobre las versiones de carga del Mini las podemos apreciar gracias a un folleto que me mandó el importador Luconi-Winograd SA hacia finales del año 1980. Este folleto es uno más de los integrantes del archivo de datos e imágenes que diariamente nutre a las notas que aparecen en Archivo de autos, el sitio de los autos viejos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.